10 remedios caseros para evitar las náuseas en el embarazo

Descubre los remedios más efectivos para reducir las náuseas y vómitos del embarazo

Las náuseas en el embarazo, especialmente durante los tres primeros meses,  son uno de los trastornos más frecuentes que se sufren durante esta etapa. Además de ser muy molestas, en ocasiones pueden llegar incluso a afectar a las actividades cotidianas, impidiendo llevar una vida normal.

Afortunadamente existen diferentes remedios naturales que podemos preparar o practicar en casa, y que serán de gran ayuda a la hora de mitigar los efectos de las náuseas en el embarazo, permitiendo disfrutar de esta bonita etapa sin molestias.

    Índice

  1. Practicar la aromaterapia en casa

    La aromaterapia es una excelente técnica para aliviar las molestias causadas por las náuseas. Un olor que resulte agradable puede servir para mitigar en gran medida los síntomas. Para conseguir el efecto deseado es importante elegir aromas que resulten realmente efectivo, o por el contrario podríamos agravar el problema.

    Los aromas más recomendables son: los aceites esenciales de jengibre, menta, limón, así como aromas cítricos y afrutados. En cualquier caso no todos los aromas ejercerán los mismos efectos, por lo que conviene ir probando hasta dar con olor adecuado que nos permita eliminar las molestias y provocarnos bienestar.

  2. Tomar jengibre

    El jengibre es uno de los remedios más efectivos para combatir las naúseas, especialmente las del embarazo. La parte del jengibre que se utiliza para tratar este trastorno es la raíz, la cual se puede tomar de varias formas.

    La forma más efectiva de tomar el jengibre es mediante una infusión. Para ello prepararemos una pieza de raíz de jengibre fresco pelada y rallada, piel de naranja rallada, y cuatro tazas de agua hirviendo. Dejamos reposar y endulzamos con miel, estevia o sirope de ágave.

     El té de jengibre está indicado durante en el embarazo aunque siempre tomado bajo control médico.

  3. Tomar pequeños snacks salados

    Los snacks salados son muy efectivos para controlar las nauseas en el embarazo, se suelen tomar entre horas y ayudan a reducir notablemente los primeros síntomas.

    Existen muchos tipos de snacks salados que podemos introducir en nuestra dieta, los más saludables son los frutos secos, los cuales además nos aportarán otra serie de nutrientes muy beneficiosos para el embarazo ya que aportan una buna cantidad de ácidos grasos poliinsaturados.

    Por otro lado, también podemos recurrir a los “crudités”, o bastones de verdura crudos, biscotes integrales, o palitos de trigo.

  4. Beber agua con gas

    Beber agua con gas durante el embarazo ayuda a eliminar la sensación que produce tener náuseas.

    El dióxido de carbono presente en las burbujas del agua con gas ejerce un efecto en el estomago que hace que la sensación de angustia desparezca. Lo ideal es beberla a  lo largo del día en pequeños sorbos para evitar que el estómago se llene de gas, y provoquemos el efecto contrario. Podemos agregar una rodaja de limón para darle más sabor.

  5. Tomar menta

    Para muchas mujeres resulta muy beneficios tomar menta como forma de eliminar las náuseas. Esto se debe a que es una de las plantas más efectivas para aliviar las molestias estomacales y por tanto resulta muy efectiva para controlar las náuseas e incluso eliminarlas.

    A pesar de ser efectiva, conviene controlar las dosis que se ingieren, ya que una sobredosis de menta puede provocar contracciones uterinas. En cualquier caso resultará muy beneficiosa tanto como condimento alimentario, masticada o en forma de té.

  6. Saborear limón

    El limón es un cítrico con multitud de propiedades para la salud que además se convertirá en un importante aliado para tratar las náuseas del embarazo.

    La mejor y más rápida forma de empezar a notar sus efectos beneficiosos es chupando un trozo de limón. Las sustancias que contiene el limón, ayudan a que la digestión, la cual se ralentiza durante el embarazo, se active mejorando en gran medida el funcionamiento estomacal.

  7. Evitar los movimientos bruscos

    Los movimientos bruscos, especialmente a primera hora de la mañana o al levantarnos de la cama, provoca malestar, y puede acentuar el problema de las náuseas.

    Para reducir esta sensación, es indispensable hacer reposo y evitar cualquier tipo de movimiento que pueda causar un desequilibrio. Para ello es importante hacer movimientos suaves y aumentar las horas de descanso, de modo que el cuerpo recupere energías para sentirnos bien durante el día.

  8. Aumentar la ingesta de proteínas

    La ingesta habitual de alimentos ricos en proteínas es uno de los remedios más eficaces para prevenir la parición de las náuseas durante el embarazo.

    Al comer pequeña cantidades de alimentos con un alto contenido en proteínas, ya que si por algo se caracterizan es por su fácil digestión, y por el bajo índice de grasa que aportan. Además cuentan con numerosos nutrientes cómo ácidos grasos y omega 3, muy beneficiosos para la salud.

  9. Masticar hielo

    Masticar cubitos de hielo, es una de las téncias más originales y sin embargo más eficaces para eliminar las náuseas durante el embarazo. La ventaja de masticar hielo está en que favorece la hidratación y hace que desparezcan las ganas de vomitar de forma instantánea. 

    El hecho de masticar hielo hace que se disuelvan los ácidos que originan las náuseas y por tanto provoca bienestar, ya quqe se produce una mejro conducción de los nutrientes alimenticios hacia el feto y hacia el resto del organismo.

  10. Beber infusión de tomillo

    La infusión de tomillo es una solución muy útil para reducir las molestas náuseas del embarazo. Además resulta muy interesante ya que paorta numerosas vitaminas y minerales tales como hierro, calcio, fibra o manganeso. por otro lado es una excelente fuente de antioxidantes y su elaboración desprende un agradable aroma que también ayuda a reducir las náuseas provocadas por ciertos olores.

    Para preparar la infusión de romero, bastará con poner un par de cucharads de tomillo fresco o tomillo seco en agua hirviendo, colar y dejar reposar. Unas gotas de limón le darán un sabor aún más agradable.

Siguiendo estos prácticos y sencillos remedios caseros para la prevención de las náuseas, disfrutaremos de una primera etapa del embarazo mucho menos molesta y más llevadera, que nos harán vivir la emoción de esta nueva etapa al 100% de energía.

¿sabías qué...?

En el embarazo se agudiza el sentido del olfato de manera intensa. Esto podría deberse al instinto de protección de la madre para eliminar la exposición del feto a toxinas y sustancias nocivas como el tabaco, el alcohol o la cafeína.

comenta y pregunta