8 remedios caseros para dejar de roncar por las noches

No te quedes sin saber qué puedes hacer para acabar con esta molesta patología

Hay un porcentaje bastante alto de la población que ronca por las noches, incluso es posible que tú mismo te encuentres en esa situación. Lo más normal es no darse cuenta, pero para la persona que duerme a nuestro lado es un auténtico sufrimiento, y nuestros ronquidos le impiden dormir, con el consiguiente mal humor a la mañana siguiente. Si esta situación se mantiene en el tiempo puede incluso desembocar en problemas de pareja.

Los ronquidos pueden ser debidos a varias causas y pueden surgir tanto de la boca como de la nariz, aunque se producen en la garganta y en las partes blandas que unen la nariz con la boca. 

Roncar no es algo que se solucione fácilmente yendo al médico o tomando un medicamento, pero sí es cierto que hay una serie de remedios caseros que te pueden ayudar a mitigar, e incluso eliminar, los molestos ronquidos. Los remedios se dividen entre aquellos que sirven para evitar el ronquido en el momento en el que se produce, y los que intentan ir a la raíz del problema para evitar su aparición.

Si estás buscando ayuda, consulta estos 8 remedios caseros para dejar de roncar por las noches.

    Índice

  1. Dormir de lado

    La mejor posición para no roncar es durmiendo de lado. Este remedio no garantiza acabar con los ronquidos, pero sí los hace menos intensos. La posición de dormir boca arriba hace que la lengua obstruya el paso del aire.

    Para conseguirlo puedes probar a poner una pelota de tenis debado de la sábana bajera, así cuando estés tumbado de lado la pelota no te molestará, pero cuando te gires estando dormido, te hará daño en la espalda y te hará volver a la posición de lado.

  2. Dormir con más almohadas

    Dormir con más almohadas

    Una de las causas de los ronquidos es que el paso del aire no se realiza correctamente cuando estamos dormidos. Si colocas algunas almohadas de más en la cabeza y el cuello, estarás más levantado y se abrirá el conducto del aire, posibilitando su paso y siendo probable que dejes de roncar.

  3. Infusión de ortiga

    Infusión de ortiga

    La ortiga ha demostrado ser una planta eficaz para tratar los ronquidos. Para que sea efectiva debes hacer una infusión de ortiga que dejarás reposar 10 minutos, al cabo de los cuales te la beberás. Es importante que la tomes justo antes de acostarte.

  4. Menta

    Menta

    La menta es una planta que despeja las vías respiratorias. Por eso será eficaz para mitgar los ronquidos producidos cuando se tiene una gripe o un catarro fuerte. 

    Puedes agregar una gota de aceite esencial de menta a un vaso de agua o si no tienes poner directamente una hoja de la planta. Bebe este agua aromatizada con menta y así te refrescarás la garganta y la nariz y el aire pasará mejor, haciendo que ronques menos.

  5. Hacer ejercicios específicos

    Hay una serie de ejercicios llamados ejercicios respiratorios que son muy eficaces para reducir la potencia de los ronquidos e incluso, en muchos casos, acabar con ellos. Estos ejercicios se realizan con la orofaringe (parte posterior de la boca que va desde el paladar blando hasta el hueso hiodes). Su eficacia se da por el fortalecimiento de los músculos de las vías aereas superiores que ayuda a evitar el cierre del paso del aire cuando la persona respira mientras duerme.

    Son una serie de cuatro ejercicios que hay que realizar tres veces al día durante dos minutos.

    1. Primer ejercicio: Coloca la lengua sobre el paladar y después deslízala de delante a atrás todo lo que puedas.
    2. Segundo ejercicio: Empuja la punta de la lengua contra el paladar y después, de nuevo de adelante hacia atrás, deslízala todo lo que puedas.
    3. Tercer ejercicio: Pronunciar en voz alta las 5 vocales exagerando mucho el gesto.

  6. Adelgazar

    Adelgazar

    Hay multitud de estudios que han demostrado la relación entre el sobrepeso y los ronquidos. Esto se explica, entre otras razones, por la acumulación de grasa en la zona de la papada y la garganta que impediría el correcto paso del aire.

    Una buena solución para mitigar o eliminar los ronquidos será por lo tanto adelgazar unos cuantos kilos.

  7. Canta

    Canta

    Cantar ha demostrado ser útil para acabar con los ronquidos porque ejercita las cuerdas vocales haciendo que estén más tonificadas y vibren menos.

  8. Mantén la habitación húmeda

    Es posible que tus ronquidos se deban a una excesiva sequedad ambiental en el cuarto en el que duermes. Si es así puede serte de utilidad poner un humidificador, o bien un recipiente con agua encima del radiador. La humedad en el aire hará que las vías respiratorias no estén tan secas y que ronques menos.

¿sabías qué...?

Los ronquidos pueden llegar a ser insoportables. Su nivel de decibelios puede ir desde los 50 a los 100, que es el volumen de un martillo neumático.