¿Qué es el Reiki?

Aprende las claves más importantes para aprovechar los beneficios del reiki

El reiki tiene su origen en Japón, y se basa principalmente en el movimiento de la energía de una persona a lo largo de su cuerpo. Así, este sistema de relajación japonés actúa sobre el cuerpo del individuo posando sus manos para comenzar a hacer fluir esta energía, propiciando así la apertura de los chakras.

Esta práctica, trata acerca del equilibrio y canalización de la energía procedente del universo, la cual actúa de forma beneficiosa sobre el cuerpo humano, mejorando su estado físico y mental. Descubre todos sus beneficios y cómo el reiki ejerce una influencia positiva tanto por dentro como por fuera.

    Índice

  1. ¿Para que sirve el reiki?

    Principalmente, el reiki se utiliza para crear un equilibrio en los diferentes niveles que conforman el estado físico y emocional de una persona. Este equilibrio se produce mediante la imposición de manos del terapeuta sobre la persona con el fin de transmitir la energía universal. Así el reiki actúa principalmente sobre cuatro niveles:

    • Nivel físico: mejora problemas de salud de tipo físico, tales como dolencias en ciertos órganos, cambios en el metabolismo etc.
    • Nivel emocional: actúa sobre los sentimientos principalmente, tales como frustración, tristeza, agresividad, o problemas de tipo sentimental.
    • Nivel mental: en este nivel, el reiki actúa sobre problemas que impiden a la persona llevar una vida normal como por ejemplo depresión, insomnio, o estados de ansiedad entre otros.
    • Nivel espiritual: actúa mejorando la armonía, y la paz interior.

  2. Los chakras

    Los chakras

    Los chakras son de gran importancia en el reiki. Constituyen los principales centros energéticos del cuerpo humano, encargados de recibir la energía exterior y canalizarla hacia los diferentes órganos vitales.

    Los chakras guardan una estrecha relación con el sistema endocrino, y este a su vez sobre los estados mentales de la persona, de modo que cuando se detecta algún problema en este sistema se produce un bloqueo de los chakras. El reiki resulta muy útil para desbloquearlos y devolverles su energía. 

    Existen 7 chakras, cada uno de los cuales se corresponde con una zona del cuerpo humano:

    • Chakra de la raíz, o base
    • Chakra del ombligo, o sacro
    • Chakra del plexo solar
    • Chakra del corazón
    • Chakra de la garganta
    • Chakra del tercer ojo
    • Chakra de la corona


    El terapeuta será el encargado de detectar el bloqueo de los chakras y distribuir la energía de forma uniforme, procediendo a su equilibrio y por tanto al bienestar de la persona.

  3. Canalizando la energía por primera vez

    Canalizando la energía por primera vez

    Para iniciarse por primera vez en el reiki, es necesario realizar una apertura de los siete chakras, que se corresponden con los principales centros de energía del cuerpo. Durante esta primera fase, conocida con el nombre de "Shoden" es importante aprender a canalizar la energía de forma correcta mediante la imposición de manos.

    Mediante la apertura del canal, la cual se realiza una sola vez en la vida, la persona está preparada para aprovechar la energía procedente del universo, y comenzar de esta forma la práctica de sanación que le permitirá mejorar dolencias físicas y mentales.

  4. Una sesión de reiki

    Una sesión de reiki

    Una sesión de reiki puede durar aproximadamente 45 minutos. En ella la persona que acude a recibir la terapia deberá de tumbarse en una camilla y relajarse. El terapeuta de reiki, irá posando sus manos a lo largo del cuerpo, comenzando por la cabeza y terminando en la planta de los pies, moviendo la energía y parándose en aquellas zonas o "chakras" que se encuentran afectados.

    Durante el tiempo que se realiza la terapia, la persona experimenta un agradable estado de paz y relajación. Es posible incluso que en algún momento sienta frío o calor, así como un ligero cosquilleo o movimientos musculares, señal de que la energía se está desplazando.

    Una vez finalizada la sesión de reiki, es importante prestar especial atención a las señales que se vayan produciendo en el cuerpo humano para comprobar la efectividad de esta terapia.

  5. Crisis de sanación

    Crisis de sanación

    La crisis de sanación, es una de las consecuencias más habituales en personas que han recibida una o varias sesiones de reiki. Estas crisis pueden reflejarse en el día a día en forma de sensación de cansancio, irritabilidad, tristeza o nerviosismo. Este tipo de síntomas son normales, y necesarios para eliminar todas las toxinas acumulas en el organismo y en la mente.

    Es necesario pasar por este proceso de purificación interno para comenzar a notar los efectos del reiki. Una vez que se liberan las malas energías, comenzaremos a experimentar todos los beneficios de la terapia.

Los beneficios del reiki han hecho que se convierta en una práctica cada vez más extendida a la que muchas personas acuden con el fin de mejorar estados físicos y mentales y disfrutar de un equilibrio necesario que les hará sentirse con nuevas energías.

¿sabías qué...?

El significado de la palabra Reiki está en "Rei" (universal, sin límites) y "Ki" (energía vital).