Cómo recordar fácilmente tus sueños

Algunos trucos para recordar lo que soñaste anoche

El cerebro es una poderosa máquina que puede reprimir nuestros sueños y deseos más profundos en cuestión de pocos segundos. Es por eso que muchas personas olvidan lo que acaban de soñar mientras se lavan los dientes o se cambian de ropa ¿Por qué ocurre esto?

Según el psicoanálisis, durante el sueño los pensamientos alojados en el inconscientes y censurados por la consciencia, buscan la manera de filtrarse a través de la formación de imágenes y recuerdos que construimos.

Por eso nuestros sueños tienen muchas incoherencias y superan los límites del tiempo-espacio. Cuando nos levantamos de la cama, la consciencia es tan poderosa que logra volver a censurar todo lo que teníamos en mente hace pocos minutos.

Por suerte, hay maneras muy creativas de volver a recordar fácilmente tus sueños e intentar hallar el significado que se esconde detrás de éstos. Veamos:




Trucos para recordar lo que soñaste

No tienes que tener una memoria de elefante para recordar las cosas que soñaste durante la noche. Eso sí, asegúrate de tener en mano estos instrumentos:

  • Papel y lápiz: ideal para anotar los sueños que tuviste al poco tiempo de abrir los ojos ¡No pierdas ni un segundo!
  • Grabadora: si no quieres perder minutos valiosos, coloca una grabadora debajo de la almohada para contar tu experiencia
  • Evita distracciones: intenta levantarte sin usar el despertador o una alarma. Los ruidos estruendosos pueden distraerte rápido
  • No usar dispositivos electrónicos: olvídate de dormir al costado del smartphone o la computadora portátil. Tampoco envíes mensajes o respondas correos antes de acostarte, eso sólo acumulará tu cabeza de ideas innecesarias.

Antes de acostarte intenta mentalizarte en recordar tu sueño para que sea más fácil hacer memoria de las cosas que ocurrieron en tu cabeza ¡Buena suerte!

¿sabías qué...?

Según Sigmund Freud, padre del psicoanálisis, todo sueño es un deseo sexual infantil reprimido.