Cómo quitar las verrugas con vinagre de manzana

Beneficios del vinagre de manzana para combatir las verrugas

El vinagre de manzana es conocido por sus múltiples propiedades medicinales además de ser famoso por su consumo en el mundo de la cocina. Se crea gracias a la fermentación de manzanas frescas y maduras, que en el proceso se transforman en ácido málico y ácido acético; al dejar envejecer un tiempo se obtiene el vinagre de manzana, un líquido de color marrón que ayudará a curar las verrugas entre otros usos y bondades. Y es que el vinagre tiene propiedades antisépticas, antibióticas, digestivas y antiinflamatorias, además de ser excelente para limpiar el cabello, siendo uno de los remedios caseros con más virtudes.

Las verrugas son crecimientos en la piel que pueden aparecer en distintas zonas del cuerpo, especialmente en las manos, pies, rostro, cuello y en los genitales. Son causados por el Virus del Papiloma Humano (VPH) y su color puede ir desde tonalidades claras hasta las más oscuras. Si bien existen diversos procedimientos clínicos para combatir las verrugas, también puedes echar mano de algunos remedios naturales, los cuales tienen la ventaja de tener un costo mucho menor, además de no tener contraindicaciones.

En Spoots ahora hablaremos sobre el vinagre de manzana y su aplicación correcta para quitar las verrugas.

    Índice

  1. Lava bien las manos

    Lava bien las manos

    El primer paso que debes hacer antes de cualquier limpieza es lavarte bien las manos para impedir que las bacterias que traigas en ellas puedan infectar las verrugas aún más.

    Dejando de lado este procedimiento en particular, este es un buen hábito que deberías incorporar diariamente para mejorar tu propia higiene corporal e incluso prevenir contagios de todo tipo.

  2. Remoja un algodón en vinagre de manzana

    Remoja un algodón en vinagre de manzana

    El siguiente paso es poder remojar un algodón en vinagre de sidra de manzana hasta que quede totalmente empapado, intentando que tus manos toquen lo menos posible la parte mojada.

    De ser posible utiliza un trozo pequeño de algodón para poder fijarlo en el área a tratar con mayor comodidad, y para que el vinagre de manzana actúe de forma localizada.

  3. Aplica el algodón sobre la verruga

    Aplica el algodón sobre la verruga

    Ahora debes aplicar el algodón empapado en vinagre de manzana sobre la o las verrugas que quieras tratar con sumo cuidado. Puedes hacer esto antes de irte a dormir o bien temprano por la mañana.

    Finalmente, aplica una cinta adhesiva sobre el algodón para fijarlo en la verruga, y deja actuar por la noche, o bien durante el día en el caso de que lo hayas aplicado durante la mañana.

  4. Retira el algodón aplicado sobre la verruga

    Retira el algodón aplicado sobre la verruga

    Temprano por la mañana, o bien al finalizar el día (según el horario en el cual te hayas puesto el algodón), retira la cinta adhesiva, luego el algodón, y tíralo a la basura para evitar contagios accidentales a otras personas.

    No olvides lavar el área tratada con agua y jabón con el fin de retirar los restos de vinagre y cualquier resto adhesivo de la cinta utilizada para fijar el algodón.

  5. Repite la aplicación del vinagre de manzana

    Repite la aplicación del vinagre de manzana

    Es necesario realizar este mismo procedimiento diariamente por una semana, esperando que los resultados puedan ser satisfactorios. Con el tiempo, deberías ver que la verruga va perdiendo fuerza, pero igualmente sería necesario ver a un dermatólogo en el caso de que la verruga no haya podido ser totalmente eliminada.

    De igual manera puedes seguir otros consejos para quitar las verrugas que encontrarás en Spoots.

El vinagre de manzana podría servir para las verrugas genitales, pero ten precaución: el vinagre es un tanto ácido para una zona sensible como la genital. En su lugar podrías ver otros remedios naturales para quitar verrugas que no sean irritantes.

Si el proceso para eliminar verrugas con vinagre de manzana no te ha convencido o has detectado posibles efectos secundarios, afortunadamente hay varios métodos adicionales que puedes probar para combatir este mal. Por ejemplo, quitar verrugas con aloe vera es otro método muy bueno un excelente remedio natural, ya que es una planta que tiene muchas propiedades curativas y muy beneficiosas para la piel ya que sirve como tónico e incluso a modo de crema, aportando numerosos beneficios para la piel de la cara y del cuerpo en general; no tengas miedo de probarla. 

Si has conseguido curar tus verrugas, es importante que mejores tus hábitos tanto de higiene como de alimentación, para así evitar un rebrote de este molestoso mal.

¿sabías qué...?
  • Las verrugas genitales, también llamadas condilomas, son el tipo de infección viral de transmisión sexual más común.
  • Quitar verrugas con cinta adhesiva es un método muy curioso, pero que funciona e incluso tiene aval de médicos.