Cómo quitar las verrugas en el cuello

Te mostramos algunas formas efectivas de eliminar una verruga en la piel del cuello

Las verrugas en el cuello son lesiones o crecimientos que sobresalen de la piel y que son causadas por el Virus del Papiloma Humano (VPH) principalmente, aunque existen otras causas que pueden provocar su aparición como por ejemplo un nivel alto de insulina. Es por ello que se les conoce como verrugas víricas y prevenir su aparición no resulta fácil.

Las verrugas pueden ser de varias tonalidades y tamaños, a veces tienen apariencia de pequeños granitos con forma de péndulo: generalmente son marrones y pueden ser muy pequeñas con el aspecto de verruguitas (conocidas como cadillos en algunos países) con 3 milímetros de diámetro o llegar a ser muy grandes con alrededor de 5 centímetros de diámetro. Si son grandes se las considera antiestéticas por lo que quienes las padecen normalmente buscan la forma de eliminarlas rápidamente, teniendo también en cuenta que muchas veces se forman por contagio y que incluso pueden generar picor o comezón. En otras ocasiones las verrugas pueden ser malignas y es necesario eliminarlas a través de métodos médicos que aseguren su curación. Pero ¿cuántas clases de verrugas existen? Veámos los distintos tipos de verrugas que podemos encontrar.

    Índice

Clases de verrugas

  • Verruga común: Las verrugas comunes o vulgares se caracterizan porque son muy blandas y su crecimiento no causa dolor además de ser benignas. Pueden ser blancas, grises o marrones, aunque generalmente suelen ser oscuras. Suelen salir en zonas del cuerpo agrietadas. Tienen el aspecto de una coliflor y raramente aparecen negras. Rara vez aparecen en la cabeza, pero su aparición no indican nada malo para la salud.
  • Verruga plana: Las verrugas planas se asemejan a un pequeño bulto en la piel como manchas de color marrón. Son pequeñas, aparecen especialmente en la cara y crecen en varios grupos, no tienen por qué ser malas.
  • Verruga filiforme o pediculada: Las verrugas filiformes son crecimientos largos y delgados en los labios, párpados, cara o cuello con forma de lesiones pendulares.
  • Verruga del pie (verrugal plantar): A las verrugas del pie se les denomina Papiloma, y también se les conoce como verrugas plantares y son ásperas y gruesas, de color marrón o gris. Pueden llegar a ser muy dolorosas ya que tienen la forma de bultos que duelen y si nos fijamos bien podemos observar unos puntos negros que no son más que sangre producida al estar mucho rato de pie o al andar. Esto les da una apariencia de bolitas de apariencia alargada y de tonalidad negruzca.
  • Verruga de agua: Las verrugas de agua son sólidas y lisas. Pueden ser translúcidas o del color de la piel. Aparecen principalmente en la cara y raramente en las palmas de las manos o en los pies. Se asemejan a la forma de los granos.
  • Verruga lisa: Este tipo de verrugas son muy planas y aparecen en la cara o en las manos principalmente.
  • Verruga genital: Las verrugas genitales aparecen en la zona del ano o las ingles así como en los genitales y tienen la forma de una coliflor con tronco, pueden ser rosas o rojas, aunque en ocasiones son de color blancuzco. Es necesario tratarlas y curarlas adecuadamente cuando empiezan a aparecer ya que pueden llegar a ser cancerígenas así como hacerles un seguimiento ya que algunas de ellas incluso después de curarse vuelven a salir.
  • Verruga en mosaico: Las verrugas en mosaico no son más que varias verrugas en racimo.
  • Verruga seborreica: Las verrugas de este tipo nacen con el paso del tiempo y suelen ir aumentando tanto en número como en tamaño. Son lesiones tumorales benignas y pueden ser alargadas o redondeadas. Este tipo de verugas pueden ser hereditarias.

Existen otro tipo de lesiones que se pueden confundir con verrugas y que se conocen como Nevus Rubi o lunares de sangre.

Las verrugas no solo se limitan al cuello, también pueden aparecer verrugas capilares, verrugas que pican en la cara, axilas, en la frente o la espalda, en las manos y pies, en los genitales o en cualquier otra parte del cuerpo ya que al ser contagiosas se propagan fácilmente, constituyéndose como un problema muy común en el mundo de la dermatología tanto en el hombre como en la mujer o los niños. 

Actualmente son alrededor de 70 las cepas del virus que causan las verrugas y hay que tener especial cuidado en saber identificarlas porque cada una de ellas puede presentarse en diversas partes del cuerpo.

Si te has mirado últimamente al espejo y has pensado: "Tengo verrugas en el cuello, y quiero quitarme estas lesiones de forma fácil, ¿cómo puedo hacerlo?" aquí tienes la respuesta: afortunadamente, existe una gran diversidad de tratamientos que eliminan las verrugas naturalmente y las sacan con facilidad, tanto médicos como naturales; sin embargo, si te aparecen verrugas en el cuello es recomendable consultar primeramente con un médico dermatólogo antes de aplicarte cualquier tratamiento casero o natural para remover las lesiones, ya que en algunos casos es necesario recurrir a la medicina y servirnos de productos de farmacia que nos ayudarán a acelerar el proceso.

¿Qué pasa si me arranco una verruga?

En cualquier caso nunca optes por arrancar una verruga incluso cuando sean colgantes o tengan forma pendular (como si fueran pequeños péndulos) ya que podrías ocasionar importantes lesiones. Existen ciertos remedios como por ejemplo colocar cinta sobre la verruga para arrancarla o incluso arrancarse las lesiones con las uñas o estrangularlas con un hilo o un cabello. Estas prácticas además de resultar muy peligrosas podrían dejar importantes lesiones que debemos evitar.

¿Por qué salen las verrugas en el cuello?

Lo primero que hay que mencionar es el motivo por el cual aparecen las verrugas en esta parte del cuerpo. Generalmente las verrugas aparecen a causa del Virus del Papiloma Humano, que puede transmitirse por vía sexual o por contacto con otra verruga u objetos personales infectados (las verrugas se pegan, además se contagian muy fácilmente); pero también hay casos en los que la genética o las bajas defensas influyen en su aparición repentina. En ocasiones las verrugas no son tales, sino que se tratan de fibromas blandos o acrocordones que aparecen por la edad o por otras causas como la diabetes. Para identificarlas puedes acudir a internet dondes encontrarás los diferentes tipos de verrugas que existen a través de fotos e imágenes.

Es importante tener en cuenta que nunca debes intentar cortar o quemar las verrugas pues podrían dejar una marca o cicatriz en la piel de tu cuello e incluso podrían quedar zonas infectadas. Lo mejor es informarse primeramente con un especialista sobre las mejores opciones para ti, que pueden incluir un procedimiento médico de remoción que minimice las marcas y la posibilidad de que se cree una infección, así como la aplicación de productos farmacéuticos.

En cualquier caso siempre puedes recurrir a algunos trucos para tratarlas de forma natural desde casa cuando salgan. En Spoots te mostraremos cómo se quitan las verrugas del cuello en casa de forma rápida y con remedios caseros y pequeñas recetas que evitarán la medicación.

  1. Aplicar vinagre de manzana en la verruga del cuello

    El vinagre de manzana es un remedio natural muy efectivo para quitarse las verrugas del cuello ya que funciona como un antiséptico natural.

    Para ello debes colocar algunas gotas de vinagre de sidra de manzana en un algodón empapándolo parcialmente, a continuación debes de aplicar el algodón sobre la verruga. Fíjalo con una cinta y déjalo actuar durante la noche, cambiando el algodón diariamente. Sigue el tratamiento por 2-3 semanas para mejorar los resultados.

    Puedes leer nuestro artículo de cómo quitar las verrugas con vinagre de manzana si quieres profundizar un poco más en este método.

  2. Ajo para el tratamiento de verrugas en el cuello

    El ajo tiene propiedades antibacterianas y antivirales, siendo un excelente remedio natural para aplicar tópicamente sobre las verrugas en el cuello, ayudando a secarlas y quitarlas.

    Puedes molerlo y formar una pasta o especie de crema a partir de él para luego aplicarla directamente sobre la verruga, teniendo cuidado en que no toque la piel circundante pues podría irritarla. Para esto, puedes ayudarte con una tirita o venda. Es preferible aplicarlo en las noches.

    El ajo es uno de los remedios naturales para las verrugas más utilizados por todas las milagrosas propiedades que posee.

  3. Celidonia mayor para las verrugas

    Haciendo uso de los numerosos beneficios que tienen las plantas medicinales, no podíamos olvidarnos de la celidonea (Chelidonium) sin uno de los mejores remedios actuales para sacar las verrugas en el cuello. Lo que se busca en ella es el látex que se encuentra en su interior pues tiene propiedades antimicóticas y antivirales, siendo ideal para tratar las verrugas en manos y cuello especialmente las verrugas que son de tipo pedicular.

    Con un bastoncito de algodón (cotonete) aplica un poco del látex extraído de la planta y aplícalo sólo sobre la verruga (puedes proteger la piel circundante cuando una gasa). Puedes aplicar este procedimiento un par de veces al día durante varios días. Si cayese látex en la piel, procura limpiarlo muy rápido con agua fría para evitar reacciones cutáneas.

  4. Zumo de limón para secar las verrugas del cuello

    El limón contiene vitamina C y también aporta una buena cantidad de ácido, muy útil para irritar a la verruga, promoviendo su desaparición. Puedes aplicar una cáscara de limón directamente sobre la verruga, para luego fijar con una bandita o cinta.

    También puedes utilizar este remedio aplicando un algodón remojado en jugo de limón sobre la verruga. Debes dejar actuar toda la noche. Después de varios días siguiendo estre tratamiento, la verruga se irá secando hasta que por fín se caiga por sí sola.

  5. Cebolla para eliminar las verrugas del cuello

    Después del ajo, la cebolla viene un poco atrás en lo que a efectividad de quitar las verrugas en el cuello se refiere ya que es un excelente removedor de estas lesiones. Conocida por sus propiedades antibióticas, la cebolla es además antiséptica y antiviral lo que favorece la eliminación del virus que provoca la aparición de las verrugas.

    Corta la cebolla en pequeños cuadraditos y aplícalos directamente sobre la verruga en el cuello, dejando que los jugos de la cebolla hagan el trabajo. Fija la cebolla con una cinta adhesiva o gasa y déjala actuar toda la noche. A la mañana siguiente, retira la cinta y lava la zona. Puedes repetir este proceso todo los días hasta obtener buenos resultados.

  6. Ácido salicílico para sacar las verrugas

    El ácido salicílico también es bastante usado para eliminar las arrugas en el cuello de forma casera, además podemos encontrarlo en forma de gel o parche.

    Primeramente, debes ablandar la verruga mojándola o sumergiéndola en agua. Luego aplica ácido salicílico en las noches sobre la verruga, teniendo cuidado de no aplicarlo sobre la piel circundante. Puedes fijarlo con una cinta adhesiva o tirita. A la mañana siguiente, retira la cinta adhesiva y lava bien la zona antes de repetir el procedimiento la siguiente noche. El tratamiento podría durar algunas semanas, además no causa ningún tipo de dolor.

  7. Tintura de yodo blanco para eliminar el origen de la aparición de verrugas en el cuello

    Otro de los consejos para eliminar las carnosidades o verrugas que aparecen en el cuello es utilizar yodo blanco. El yodo blando es uno de los líquidos más efectivos que al aplicarse para sacarse las verrugas ya que sirve para eliminar el virus que las propaga, de modo que una vez que se caiga no volverá a aparecer.

    Para ello es necesario aplicar una gota de yodo sobre la verruga y tapar con una gasa manteniéndola el máximo tiempo posible. Repetimos el procedimiento cada día hasta que la verruga caiga por sí sola.

  8. Leche de higo, receta casera para tratar las verrugas del cuello

    La leche de higo es otra solución que nos puede ayudar a acabar con estos fibromas cutáneos en poco tiempo. Para ello debes de extraer leche de higo. La leche se obtiene o bien de un tallo o de las ramas de una higuera. Basta con arrancarla para que se desprenda.

    Aplica la leche sobre la verruga o en tantas como tengas como si fuera una crema o una pomada y tápalas con una gasa o una tirita. Déjalas de este modo un mínimo de 8 horas y repite el proceso al menos una semana. Eso sí utiliza siempre leche recién extraída de un nuevo tallo cada vez. A los pocos días las verrugas desaparecerán.

  9. Métodos médicos para eliminar las verrugas del cuello

    A veces estos secretos o recetas caseras no dan resultado y la sverrugas no se caen. Si salieron verrugas en tu cuello y quieres terminar con ellas y sacarlas de forma definitiva. Existen algunos procedimientos que solamente los médicos dermatólogos o un doctor especializado pueden aplicar, como por ejemplo:

    • Crioterapia: Consiste en aplicar nitrógeno líquido (a -196°C) sobre la verruga a través de una máquina o un pequeño aparato, con el fin de “congelarla” o criogenizar la verruga. Mediante la congelación local de la verruga se produce una separación de la piel y hace que aparezca una ampolla alrededor de la verruga, desprendiéndose la necrosis o tejido muerto en una o dos semanas.
    • Láser: El láser permite una eliminación rápida de la verruga con pocos riesgos de dejar cicatrices, lo cual lo hace para muchos la mejor alternativa de tratamiento en casos de verrugas en el cuello
    • Electrocauterización: Método clínico para eliminar verrugas por medio del calor. La electricidad se usa para calentar una aguja o sonda, la cual se aplica directamente a la verruga, previa aplicación de anestesia local. De este modo se queman o se cauteriza  y se curan sin necesidad de medicinas.
    • Bisturí eléctrico: Se trata de un instrumento quirúrgico que a la vez que corta el tejido lo va cauterizando, de este modo evitamos el sangrado.

    Puedes ver más información sobre métodos efectivos en nuestro artículo sobre cómo quitar las verrugas.

Recuerda que además puedes usar algunos remedios naturales como el Áloe Vera (sábila), el aceite de orégano o ricino y el aceite de arbol de té para combatir y curar las verrugas, simplemente colocándolo directamente sobre la piel afectada.

En el caso de que estos remedios no sean efectivos ya que no producen por cualquier motivo el efecto deseado, no dudes en acudir a un profesional en dermatología para recurrir a medicamentos a base de ácido salicílico o ácido láctico pomadas o cremas antiverrugas adecuadas para erradicarlas (generalmente de venta en farmacias, podemos comprar excelentes marcas como las creas Isdin o el extracto de semilla de pomelo de Citrobiotic o Saniskin a un precio muy asequible) Mediante su uso pondremos en marcha el tratamiento adecuado para sanar el problema.

En cualquier caso cuando el tratamiento con medicinas no resulta eficaz es necesario deshacerse de estas lesiones y extirpar la verruga en el caso de que sea necesario por motivos de salud.

¿sabías qué...?

Debido a que tiene una estructura vascular, es normal que las verrugas en el cuello aparezcan más frecuentemente en mujeres después del embarazo (ya que la placenta es como un vaso sanguíneo gigante). La mayoría de las veces desaparecen por sí solas.

comenta y pregunta