Cómo quitar las verrugas con Aloe vera

Te mostramos como utilizar el Aloe vera para eliminar una verruga

El Aloe vera es muy conocido en el mundo de la dermatología por las numerosos beneficios que brinda. La mayoría de los productos cosméticos que se venden en tiendas poseen en mayor o menor medida el milagroso Aloe vera o también llamado sábila. Si bien se conocen más de 250 variedades de la planta del Aloe, se sabe que solamente alrededor de tres de ellas tienen propiedades medicinales, siendo la más potente la especie Aloe Vera. Hoy hablaremos sobre las propiedades que tiene esta planta como cura para las molestas y antiestéticas verrugas.

Las verrugas son protuberancias que aparecen en la piel con un fuerte componente antiestético, resultando incómodas para quien las tiene. La verruga es causada por el Virus del Papiloma Humano (VPH), virus que hace que el cuerpo empiece a replicar células de forma anormal en algunas partes del cuerpo como la cara, el cuello, los genitales, las manos o los pies, provocando la aparición estas incómodas protuberancias que son más bien pequeños tumores benignos

Afortunadamente, existen diversos remedios naturales para quitar las verrugas, y entre ellos es bueno mencionar al Aloe vera, una planta muy conocida para tratar problemas dermatológicos, como quemaduras o cortes en parte gracias a su contenido en lisina, que favorece la producción de colágeno y elastina.

A continuación te contaremos cómo quitar las verrugas naturalmente con aloe vera.

    Índice

  1. Consigue una hoja de Aloe Vera

    Consigue una hoja de Aloe Vera

    Para eliminar las verrugas con Aloe vera lo primero que necesitas es conseguir una planta de algún vivero o tiendas similares. Si ya tienes tu propia planta en tu jardín, selecciona una planta de Aloe vera y corta alguna de sus hojas. Si la planta es muy joven evita arrancarle las hojas, podría afectar su crecimiento en el futuro.

    No es necesario extraer un trozo demasiado grande; procura cortar la hoja de alguna rama de la parte inferior de la planta de Aloe, puesto que son las más viejas y tienen mayores propiedades. Es posible refrigerar el gel o pulpa de Aloe vera en caso de que lo quieras utilizar luego.

  2. Extrae la pulpa del Aloe Vera

    Extrae la pulpa del Aloe Vera

    Una vez escogida la hoja, procede a extraer la pulpa de Aloe vera de su interior y deposítalo en un pequeño recipiente; ten cuidado con las espinas, a ser posible sácalas antes de todo el proceso. A continuación, aplica suavemente la pulpa del Aloe por la verruga, cuidando la higiene previa de la misma.

    También puedes exprimir la hoja del Aloe de modo a extraer el jugo, de este modo será mucho más práctico el procedimiento.

  3. Cubre la verruga con una venda

    Cubre la verruga con una venda

    Puedes optar por dejar la pulpa del Aloe sobre la verruga, pero para ello deberás utilizar vendas o un apósito. Procede a cubrir la verruga con una venda o cinta adhesiva con el fin fijar el gel de Aloe vera.

    El gel del Aloe vera es refrescante y dará alivio inmediato a la zona afectada, especialmente si tienes la sensación de picor o comezón. La sensación refrescante de alivio aumentará si el gel ha sido refrigerado antes.

  4. Aplíca el Aloe Vera durante la noche

    Aplíca el Aloe Vera durante la noche

    Como el gel de Aloe vera es un poco pegajoso, convendría aplicarlo durante la noche para que tenga un efecto más duradero mientras duermes, al estar menos sujeto a movimientos contínuos.

    También sirve aplicar Aloe vera en el caso de verrugas genitales dada su suavidad, ayuda a eliminar células muertas y es un excelente regenerador de la piel, por lo que las propiedades del Aloe vera se multiplican a través de su aplicación.

  5. Retira la cinta

    Retira la cinta

    A la mañana siguiente tan solo es necesario retiras la cinta adhesiva o vendaje y lavar la zona. Puedes repetir el procedimiento diariamente tantas veces como desees, y también puedes exprimir directamente el Aloe vera para extraer su jugo.

    Sin embargo debes de tener en cuenta que de este modo, el Aloe vera podría ser menos efectivo, por lo que lo ideal es seguir los pasos anteriormente descritos con el fin de acelerar el proceso de curación.

Usar aloe vera para quitar verrugas es una manera fácil, sencilla y económica de acabar con este molestoso mal, aunque no es un método muy rápido; de todas formas ten en cuenta que hay varios métodos que te servirán a la hora de eliminar verrugas rápidamente

En cuanto a los métodos naturales, además del aloe vera, tienes a tu disposición muchos otros remedios naturales para quitar las verrugas, y lo importante es que puedas tener paciencia al probarlos porque eliminar las verrugas no es algo que se logra de la noche para la mañana.

Una vez que hayas logrado curar completamente la verruga de tu cuerpo, es importante que refuerces tu sistema inmunológico para que el virus se debilite; además de mejorar tus hábitos de higiene personal.

¿sabías qué...?
  • El aloe vera contiene los 8 aminoácidos esenciales: valina, metionina, leucina, triptófano, treonina, isoleucina y fenilalanina y lisina.
  • También se puede remover las verrugas con vinagre de manzana, otro excelente remedio natural con muchos otros usos.