Cómo quitar una verruga con cinta adhesiva

Te mostramos cómo usar la cinta de embalaje para eliminar las verrugas eficazmente

La cinta adhesiva para eliminar verrugas es un método cada vez más extendido entre los que padecen de esta condición. Según estudios realizados, algo tan simple como cubrir la verruga con una cinta de embalaje gris (del tipo americano) puede dar resultados mejores que la crioterapia inclusive. Pero... ¿por qué? Algunos médicos sostienen que la cinta adhesiva produce una irritación localizada en la zona de la verruga, permitiendo que el sistema inmunitario de la persona reaccione y cure la verruga.

Las verrugas son protuberancias de la piel con una apariencia antiestética, que puede incomodarnos en nuestra vida diaria. Son causadas por diferentes ceptas del Virus del Papiloma Humano o VPH (Human Papillomavirus, HPV en inglés) que se puede contagiar debido a un sistema inmune débil, relaciones sexuales con una persona afectada o el contacto con otra verruga, entre otras causas. Los casos más comunes son las verrugas en la cara, verrugas en el cuello, en las manos o en los pies o en los genitales, dividiéndose en varios tipos según su localización plantares, planas, verrugas filiformes, entre otros.

Si bien existen varios remedios caseros y procedimientos clínicos para quitar las verrugas, como la crioterapia con nitrógeno y el tratamiento por láser, también es posible echar mano con algunas cosas que puedas tener en tu casa, como la cinta de embalaje común que sólo usabas para tareas del hogar. Se ha demostrado que esta cinta gris de embalaje es más efectiva para curar las verrugas que la cinta transparente normal.

A continuación, en Spoots hablaremos acerca de cómo usar la cinta de embalaje para eliminar las verrugas y deshacerte rápidamente de este mal.

    Índice

  1. Limpia bien la zona de la verruga

    Lo primero que debes hacer es limpiar la zona de la verruga que deseas quitar ya que ella quedará cubierta con la cinta por varios días. Ten especial cuidado en remover algunas suciedades u otros detritos que puedan causan irritación en la piel circundante a la verruga. 

  2. Seca la piel

    Es importante eliminar las suciedades y el polvo acumulado en la piel circuandante a la verruga, pero también es relevante que el área quede totalmente seca antes de aplicar la cinta, sin presencia de humedad. Sabemos que la humedad, cuando confinada y sin ventilación, puede llevar a la aparición de hongos, o en la mayoría de los casos, a irritaciones en la piel. Además, la humedad podrá hacer que la cinta no se adhiera completamente bien a tu piel, lo cual debe evitarse.

  3. Cubre la verruga con cinta

    Corta un pequeño cuadradito de cinta de embalaje y cubre con ella la verruga completamente, pero sin que sobre cinta en la piel.

    Al aplicar la cinta a la verruga, presiona suavemente sobre la piel para asegurar un mejor pegado y adherencia.

  4. Deja la cinta actuar por 6 días

    Deja la cinta de embalaje actuar por 6 días, para luego reemplazarla por otra y así repetir el procedimiento por varias semanas hasta ver mejorías en la verruga.

    Procura no mojar la cinta para que de esta forma pueda actuar más eficientemente. Puedes aplicar una protección en la zona cuando te duches por las mañanas.

  5. Remueve la cinta al sexto

    Al sexto día, remueve la cinta adhesiva. Ahora bien, la verruga se debería ver más debilitada después de todo este tiempo cubierta con cinta, pero si en vez de eso ves una irritación local o bien que su condición se ha empeorado, lo mejor es remover la cinta y visitar un dermatólogo.

  6. Lava con agua tibia

    Una vez removida al cinta, lo que se debe hacer ahora es lavar la verruga con agua tibia-caliente. Puedes remojar la verruga con una suave tela o bien sumerjerla en agua en el lavatorio u otro recipiente. El agua caliente ayudará a suavizar la piel y la verruga antes del siguiente paso.

  7. Lima la verruga

    Raspa la verruga con algo áspero, como un lima uñas o piedra pómez, para ayudar a eliminar las células muertas, lo que se llama desbridamiento. Ciertamente, el haber remojado la verruga y la piel circundante en agua tibia o caliente ayudará a facilitar el desbridamiento.

  8. Esteriliza tus instrumentos

    Las células muertas de verruga que se hayan desprendido en el proceso de desbridamiento aun pueden contener el virus del Papiloma Humano (VPH) por lo que será esencial que limpies o esterilices el instrumento que hayas usado para limar la verruga, sea la piedra pómez o la lima. Puedes remojar tus instrumentos en agua con lejía.

  9. Deja la verruga expuesta en el sexto día

    Como ya sabemos, en el sexto día se supone que se debe retirar la cinta adhesiva, pero en vez de colocar la nueva cinta inmediatamente después del lavado y desbridamiento, deja la verruga sin cubrir durante la noche del sexto día, de forma de que la piel pueda respirar y secarse bien.

    Obviamente, procura no tocarte la verruga en este período par ano transmitirla a otros o bien a otras zonas de tu piel. Sólo aplica la nueva cinta en el día siguiente si la verruga no ha empeorado su condición, en caso contrario deberás ver a un dermatólogo.

  10. Repite el proceso

    Realiza todos estos pasos nuevamente cada 6 días, removiendo la cinta, lavando, limando y dejando la verruga sin cubrir por una noche. Para combatir las verrugas lo esencial es tener paciencia, por lo que intenta este procedimiento por varias semanas (se recomienda hacerlo por  2 meses), si ves que la verruga se va debilitando con el tiempo. Si no has tenido éxito existen otros métodos para eliminar verrugas de forma eficaz.

Existe variedad de remedios naturales para quitar las verrugas, los cuales incluyen a la cáscaro de plátano, limón, el ajo, aloe vera y otros. Sé paciente y persevera hasta encontrar el que sea más efectivo para ti.

Y recuerda que nada es mejor que una buena prevención para no volver a contagiarte de verrugas, teniendo cuidado en los elementos de aseo personal que utilizas (trata de no compartirlos), manteniendo hábitos de alimentación y dieta saludable para que el sistema inmune no se debilite y una correcta protección a la hora del acto sexual.

¿sabías qué...?

Se cree que la cinta de embalaje ayuda a quitar las verrugas ya que irritaría la piel de ella, provocando una respuesta inmunológica del organismo, el cual atacaría involuntariamente al virus del Papiloma Humano (VPH), que es el causante de la aparición de estas verrugas.