Cómo quitar los ácaros de la cama

Qué son los ácaros y cómo eliminarlos de mi colchón

Los ácaros (o corucos) son parásitos microscópicos de la familia de los arácnidos cuyo nombre científico es dermatophagoides pteronyssinus

Hay muchísimos tipos, pero los domésticos miden entre 0,2 y 0,5 mm. Los ácaros viven en absolutamente todos los ambientes (piel humana, plantas, rocas, tierra, textiles, animales, maderas, cultivos). Puedes recurrir a internet para identificarlos a través de imágenes y fotos ya que a simple vista no se pueden ver.

    Índice

¿Dónde se encuentran los ácaros?

Los que nos interesan son los ácaros del polvo, que se suelen encontrar en todas las casas. Los ácaros son dermatófagos, eso quiere decir que se alimentan de las células muertas de la piel de nuestro cuerpo, es por eso que una buena higiene corporal, de las ropas de cama, toallas y del hogar en general son fundamentales, ya que los ácaros muertos y sus excrementos producen alergias, problemas de dermatitis (acarosis) a menudo provocado por picaduras y asma pudiendo ser muy perjudiciales para la salud tanto en adultos como en niños. De ahí la importancia de matar a estos pequeños insectos que habitan en los lugares en los que hay polvo.

Pero ¿cómo puedo saber si hay ácaros en mi cama? A pesar de que no podemos observarlos y son dificiles de detectar, lo cierto es que hay indicios que nos alertan de su existencia, como por ejemplo síntomas de alergia o resfriado e incluso picor corporal. Hay que tener en cuenta que los ácaros pican a las personas, por lo que las picadas pueden ocasionar la aparición de ronchas que provocan comezón o picazón en la piel. Es importante curar esta dolencia e ir a la raíz del problema que es erradicar a los ácaros de las camas y las habitaciones y combatirlos con eficacia para evitar alergias y otro tipo de infecciones y enfermedades producidas por estos bichitos.

Hoy te damos algunos tips para la eliminación de los ácaros de la cama y otros muebles de la casa. Siguiendo una serie de pasos conseguiráa combatir su presencia y matarlos de forma definitiva. Además siguiendo cada consejo, los ácaros se quitan a la vez que contribuimos a limpiar y desinfectar la estancia.

  1. Proteger la ropa de cama y colchones de los ácaros

    Proteger la ropa de cama y colchones de los ácaros

    Los ácaros suelen vivir en los colchones y almohadas. Cambiar la ropa de cama una vez a la semana ayuda, pero no elimina el problema. Es importante usar protectores de colchón y fundas de almohadas que sean anti ácaros. Eso eliminará parte del problema, pero no olvides que los protectores deben limpiarse también a menudo especialmente en el caso de los alérgicos.

    Si tu colchón tiene más de diez años, sería conveniente pensar en uno nuevo. Recuerda también voltear el colchón una vez a la semana.

  2. Asolear la ropa de cama y colchones

    Asolear la ropa de cama y colchones

    El sol es un gran desinfectante. Es importante que el colchón, las almohadas, las cobijas, mantas y edredones reciban luz solar por lo menos una vez a la semana. Recuerda además, que el sol elimina los rastros de humedad que pueden irse depositando en estos textiles.

    Si no tienes posibilidad de ponerlos al sol, revisa las instrucciones de lavado de sábanas, duvet, edredón, cobijas y almohadas. Quizás haya posibilidad de ponerlos a alta temperatura en la secadora de ropa, lo que también eliminará ácaros.

  3. Airear habitaciones y ropa de cama

    Airear habitaciones y ropa de cama

    Otra de las soluciones para deshacerse de los ácaros es tratar de que las habitaciones se aireen todos los días. Es bueno e importante que el aire fresco circule y reemplace el viejo. El aire acondicionado es importante en algunos climas, pero también lo es abrir bien las ventanas para que el aire penetre y elimine lo acumulado, de este modo ayudamos a sacar los ácaros.

    Si tienes alergias, revisa la humedad de la habitación. La humedad relativa siempre debe estar por debajo del 50%. Un ambiente con mucha humedad y con aire viciado, favorece la reproducción de los ácaros.

  4. Limpiar bien el dormitorio para eliminar ácaros

    Limpiar bien el dormitorio para eliminar ácaros

    Tu rutina matinal debería ser sencilla y constante. Al levantarte, abre las ventanas, mueve bien las sábanas antes de hacer la cama. Posteriormente limpia bien el polvo, sobre todo usando un trapo húmedo, que atrapará el polvo y no lo levantará en el aire. Después pasa la aspiradora a la habitación y luego la mopa. De esa manera eliminarás los depósitos de suciedad y dificultarás el hábitat de ácaros y sus huevos.

    Las aspiradoras son sin duda la herramienta más útil para asegurarnos de exterminar a los peligrosos ácaros de toda la habitación y prevenir las afecciones causadas por estos bichos.

  5. Eliminar telas que acumulen ácaros

    Eliminar telas que acumulen ácaros

    Si tienes alergias causados por ácaros, tu habitación debe simplificarse. Elimina las alfombras, recuerda que es malo mantenerlas en casa ya que siempre acumulan polvo, y deja el suelo liso, que además es más fácil de limpiar.

    Elimina también las cortinas, sobre todo las grandes y pesadas y sustitúyelas por persianas o estores, más ligeros y fáciles de limpiar. Si no quieres renunciar a este tipo de accesorios recuerda que hay telas especiales que actúan como repelente de estos molestos microorganismos.

    Tampoco es conveniente tener tapices, ni la cama llena de almohadones, ni tener muñecas de trapo o peluches. Todos esos elementos atrapan polvo y hacen que se conviertan en un medio ideal para los ácaros.

  6. Usar productos eficaces contra los ácaros

    Usar productos eficaces contra los ácaros

    Los acaricidas (Lysoform) son productos, generalmente en spray, que matan los ácaros sin afectar la salud de los seres humanosSi el problema de los ácaros es tan grave que los spray antiácaros o cualquier otro insecticida no resuelven el problema, quizás es el momento de una fumigación profesional y específica.

    Además existen otro tipo de remedios caseros y naturales como por ejemplo el alcohol, el tomillo, la lavanda o el bicarbonato de sodio o el cloro, que aplicados con aceites esenciales o gotas de líquido desinfectante a modo de spray, como los insecticidas, sobre el colchón, combaten y eliminan los ácaros del colchón y de las sábanas, ya que este tipo de sustancias suponen un auténtico veneno para ellos.

    Considera la opción de renovar colchones, cojines, cortinas, y todo tipo de muebles o materiales de tela que utilices hace mucho tiempo.

Acabar con estos bichos y eliminarlos no es fácil ya que los ácaros viven siempre con nosotros  aunque no sean visibles ya que se reproducen fácilmente a la vez que mueren. La cuestión es controlarlos con limpieza, aire y sol. Ponte a ello para evitar serios problemas en tus vías respiratorias.

¿sabías qué...?

La sarna es producida por un ácaro parásito llamado Sarcoptes Scabiei, o arador de la sarna. La sarna aparece en todos los países, y afecta a gente de todas las clases sociales y etarias.

La sarna es muy contagiosa y sus síntomas son una dermatosis muy molesta e irritante. Una vez que aparece la enfermedad, hay que ir al médico para que aplique un tratamiento inmediato. La sarna no se quita sola, la manera de prevenirla es el baño diario.