Propiedades medicinales y curativas del jengibre

El rizoma tropical maravilloso para tu salud

El jengibre es una planta perenne de la familia de las zingiberáceas que proviene del sur de Asia. Su tallo subterráneo, o rizoma, es también conocido como jengibre y es muy utilizado en la cocina y medicina orientales, y cada vez más en la occidental.

El jengibre siempre ha tenido usos medicinales y curativos, y ya desde la Antiguedad aparece mencionado por médicos como Galeno y Avicena.

Es uno de los remedios de cabecera de la medicina china.

Se cree que muchas de sus propiedades beneficiosas provienen de uno de sus componentes principales, el gingerol, que entre otras cosas mejora el movimiento gastrointestinal. A continuación te mostramos los principales beneficios del jengibre y su uso medicinal.

 

 

    Índice

  1. Eficaz frente a problemas digestivos

    Esta es quizá la principal propiedad del jengibre y es por ello que en la comida asiática se usa como acompañante de multitud de platos (muchos de ellos picantes).

    El jengibre se ha usado de forma tradicional para tratar problemas intestinales, ya que estimula el funcionamiento del páncreas, aumenta la producción de encimas que favorecen la digestión y ayuda a absorber mejor ciertos nutrientes de los alimentos. Además regenera la flora intestinal y es especialmente útil para combatir las úlceras de estómago y duodeno, diarreas, estreñimiento, gases, etc. Su eficacia frente a las úlceras proviene de su capacidad para neutralizar el exceso de ácidos gástricos.

  2. Antibacteriano

    El jengibre funciona como un antibiótico natural y por ejemplo puede ayudar a eliminar la bacteria Helicobacter pylori, responsable de la aparición de úlceras, o la famosa Escherichia coli, responsable de muchos casos de gastroenteritis, que en algunas ocasiones (sobre todo en niños) pueden resultar muy peligrosas para la salud.

  3. Útil para el buen funcionamiento del sistema respiratorio

    Otra de sus propiedades más conocidas es su eficacia para curar problemas respiratorios, catarros y gripes, ya que es un excelente expectorante que ayuda a eliminar mucosidades y a abrir los bronquios.

  4. Favorece la circulación sanguínea

    Gracias a ello tiene la capacidad de disolver trombos y su consumo disminuye las probabilidades de sufrir enfermedades cardíacas. Además es un excelente regenerador de tejidos.

  5. Reduce el colesterol

    Se ha comprobado que el consumo de jengibre reduce de forma significativa el colesterol malo (LDL) y a su vez tiene poderosos antioxidantes que contribuyen en la propagación del colesterol bueno (HDL). Si además lo combinas con cebolla y ajo, estos efectos se potencian.

  6. Analgésico

    El jengibre es un buen remedio contra el dolor. Con este fin, se puede emplear en forma de cremas, emplastos y aceite esencial.

    Es muy eficaz en traumatismos, dolores reumáticos, artrosis o dolores menstruales.

  7. Muy eficaz frente a mareos y vómitos

    Tal vez su beneficio más conocido es su eficacia para tratar mareos y vómitos de todo tipo, tanto los producidos por viajes como por embarazo.

    También es eficaz contra las nauseas producidas por la quimioterapia, evitando con su uso los efectos secundarios de los compuestos químicos que se usan habitualmente.

    Se puede usar en cocimientos, tisanas, infusiones, pero también en jarabes y por supuesto en pequeñas dosis mezclado con otros alimentos.

¿sabías qué...?

Las variedades de jengibre que más se comercializan, se cultivan en China y en Perú; sin embargo las más caras y de mayor calidad provienen de Jamaica, India y Australia.

comenta y pregunta