Propiedades y beneficios de la manzanilla para la salud

Descubre todas las bondades de una de las plantas más conocidas de la medicina natural

La manzanilla (también conocida como camomila) ha sido una hierba utilizada desde la antigüedad debido a sus numerosas virtudes. En un principio la manzanilla era utilizada sobretodo para tratar problemas relacionados con trastornos ginecológicos, aunque más adelantes se descubrieron muchísimas más bondades que la han convertido en una de las medicinas naturales más efectivas de las que disponemos.

La manzanilla puede tomarse, bien en infusión para tratar problemas internos, o de forma tópica para otro tipo de problemas relacionados con la salud de la piel o con la aparición de heridas. A continuación vamos a comprobar cuáles son sus propiedades y cómo hacer un uso saludable de la manzanilla.

    Índice

  1. La manzanilla es sedante

    Una de las principales virtudes por las que es conocida la manzanilla es por su capacidad para calmar la ansiedad, mejorar los estados de nerviosismo y estrés así como su eficacia para aliviar problemas relacionados con el insomnio, ya que su efecto sedante induce a un sueño muy reparador.

    Tomar un té de manzanilla antes de dormir será muy benefioso para inducir a un estado de relajación y calma muy necesario tras afrontar las tareas del día a día. También puede ser muy útil tomarlo durante el día para evitar el estrés.

  2. La manzanilla es un relajante muscular

    Otra de las propiedades por las que se conoce a la manzanilla es por ser un excelente relajante muscular. La manzanilla ayuda a relajar los músculos que se encuentran en tensión y que provocan dolor y malestar, de igual modo actúa como un desinflamante natural, y dadas sus propiedades relajantes resulta muy útil para ayudar a descansar cuando el dolor resulta molesto.

    La manzanilla es por tanto un interesante relajante muscular natural que resulta muy útil para aliviar las contracturas, los calambres y el dolor.

  3. La manzanilla ayuda a combatir dolores menstruales

    La manzanilla es un excelente remedio paa tartar diversos problemas relacionados con la menstruación. Por un lado la manzanilla ejerce un efecto vasodilatador que resulta muy favorecedora para aquellas mujeres que suelen sufrir retrasos debido a irregularidades en su ciclo ya que hace que la regla llegue antes.

    Por otro lado, no hay que olvidarse de sus propiedades antiinflamatorias y calmantes que ayudan a mitigar los dolores propios de la menstruación tanto en el momento de la llegada como los días previos en los que la mujer atraviesa el período premenstrual.

  4. La manzanilla rebaja los niveles de colesterol

    El colesterol malo es uno de los grandes enemigos para la salud. La acumulación de placas de colesterol en las paredes de las arterias puede conducir a serios problemas circulatorios que afortunadamente podemos llegar a contrarrestar con ayuda de hierbas tan beneficiosas como por ejemplo la manzanilla. 

    La mazanilla contiene un compuesto conocido con el nombre de colina que influye en la eliminación de la acumulación de grasa en la sangre, disminuyendo de este modo los niveles elevados de colesterol en sangre.

  5. La manzanilla es un excelente tratamiento de belleza

    La manzanilla también es conocida por sus interesantes propiedades en el cuidado de la piel y del cabello siendo uno de los tratamientos más suaves y efectivos para mantener un aspecto joven y renovado.

    Por un lado, la manzanilla ayuda a combatir el problema de la caspa, la sequedad y la irritación que provoca picores en el cuero cabelludo. Además aporta un extra de luminosidad que hace que el cabello luzca lleno de vida. Para ello se utiliza la infusión de manzanilla a modo de loción.

    En cuanto a la piel, la manzanilla actúa relajando y calmando el cutis irritado, y es muy adecuado en el caso de aparición de eczema, especialmente en aquellas pieles más secas y sensibles.

  6. La manzanilla combate problemas digestivos

    Probablemente sea esta propiedad una por las que la manzanilla es más conocida y consumida en todo el mundo, sus propiedades digestivas: mala digestión, naúseas, meteorismo, gastritis, úlceras, cólicos... la manzanilla es sin duda uno de los remedios naturales más efectivos para encontrar mejoría y aliviar el dolor y los síntomas asociados a la mayor parte de estas dolencias.

    La manzailla desinflama el estómago y calma el dolor, alivia la sensación de pesadez. Además ayuda a preservar la salud del hígado y estimula la secreción de bilis. Perfecta para tomar tras la comida.

  7. La manzanilla tiene propiedades antiinflamatorias y antisépticas

    Finalmente podemos enoglobar muchas de las propiedades de la manzanilla en dos características muy importantes como son las antiinflamatorias y antisépticas. 

    Por un lado, la manzanilla es un excelente antiinflamatorio natural que actúa tanto por dentro como por fuera. Calma la piel irritada y la suaviza, además ayuda a calmar los dolores musculares y articulares provocados por enfermedades antiinflamatorias.

    Por otro lado, la manzanilla es conocida por su poder antiséptico que ayuda a combatir microorganismos causantes de infecciones. Es ideal para enjuagar la boca cuando aparecen llagas o problemas de garganta, para acelerar la curación de lesiones en la piel y acelerar la cicatrización entre otras muchas aplicaciones.

A pesar de que la manzanilla es una de las plantas más saludables que existen, también deben de tomarse ciertas precauciones en su consumo para evitar efectos adversos. Debe de evitarse por pzrte de mujeres embarazadas, personas epilépticas y en el caso de sobredosis hay que tener en cuenta que puede provocar malestar y vómitos.

¿sabías qué...?

Restos de manzanilla fueron encontrados en la tumba del que se considera el mayor y más importante faraón del antiguo Egipto, Ramsés II. Se cree que ya en aquella época la manzanilla era un símbolo de paz y fuerza para entrar en la otra vida después de la muerte.

comenta y pregunta