Los principales mitos de la píldora anticonceptiva explicados

Aprenderás también cómo tomar la pastilla anticonceptiva correctamente

Las píldoras anticonceptivas tienen un uso transversal en las mujeres, pues llevan varias décadas en el mercado , por lo que su uso ha sido más que comprobado científicamente. Normalmente las pastillas anticonceptivas son combinadas, esto es, contienen las formas artificiales de las hormonas progestágeno y estrógeno, que son producidas de forma natural en los ovarios de la mujer.

Al cambiar los niveles hormonales en la mujer, este método anticeptivo oral hará que no se produzcan las variaciones hormonales típicas del ciclo menstrual, lo cual impedirá que ocurra la ovulación (esto es, que madure y se libere el óvulo desde los ovarios), pero también funcionan haciendo que la mucosa alrededor del cuello uterino (llamada moco cervical), lo cual dificulta la entrada de los espermatozoides al útero, impidiendo que el huevo sea fertilizado.

Existen muchos mitos sobre la píldora que pueden confundir a muchas mujeres sobre cómo actúa esta pastilla y cómo se debe tomar correctamente. El no tener claro estos temas puede hacer que no se esté aprovechando toda la efectividad que ofrece este anticonceptivo hormonal oral, lo cual conlleva aumentar el riesgo de sufrir un embarazo no deseado, además de sufrir mayores síntomas asociados a la menstruación.

    Índice

  1. Al tomar las píldoras placebo tengo mi periodo normal

    Falso. Sabemos que la forma habitual de tomar la pastilla anticonceptiva es hacerlo por 21 días con las pastillas activas (con hormas), seguido de 7 días con las pastillas placebo (sin hormonas). En esos días en que no estás activamente tomando hormonas, el cuerpo inmediatamente notará el cambio y buscará volver a los niveles hormonales normales a los que estaba acostumbrado. Esto traerá como consecuencia que la mujeres experimentarán en esos 7 días lo que se llama como sangrado de abstinencia, el cual podría confundirse con el sangrado menstrual normal, pero no son lo mismo.

    El sangrado de abstinencia es más corto y más leve que el periodo normal, ya que durante todos los 21 días en que has estado tomando las pastillas activas no has tenido ovulación y el endometrio no ha crecido (esa es una de las acciones de los anticonceptivos) o engrosado. Al no haber crecido el endometrio, no habrá mucho que expulsar y por eso el sangrado de abstinencia es más leve.

    Ahora bien, aun cuando sea más leve que la menstruación, muchas mujeres igualmente eligen saltarse el sangrado de abstinencia, y lo hacen tomando consecutivamente varios ciclos de pastillas con hormonas activas. Por ejemplo, una mujer puede tomarse las pastillas activas por 84 días consecutivos (esto es, 4 ciclos de 21 pastillas) y dejarse una semana con pastillas placebo, periodo en el cual sufrirá el sangrado de abstinencia. Si se sigue esta configuración, solo se tendrán 4 periodos al año. Lo mejor es consultar con el doctor para asegurarse que esto no traiga efectos secundarios a tu salud en particular (algunas mujeres toleran mejor las hormonas sintéticas que otras). 

  2. Necesito sangrar cada mes

    Necesito sangrar cada mes

    Falso. Ya vimos que el sangrado de abstinencia, que ocurre en los días en que estás tomando las píldoras sn hormonas activas, puede ser adapatado a tus necesidades, después de consultar la opinión de un médico. No se ha comprobado que las mujeres necesiten tener ese sangrado de abstinencia ni se ha visto que haya efectos dañinos al cuerpo por saltárselos continuamente.

    Por lo tanto, cualquier mujer que quiera obviar esta etapa puede recurrir a esta forma de inhibición menstrual, y las candidatas normalmente son las que sufren más con los síntomas asociados al síndrome premenstrual, las que están por alcanzar la menopausia, mujeres que desarrollan actividades físicas intensas (como ballet o enlistadas en el ejército), etc. Las que prefieran tener este sangrado de abstinencia mensual de forma de tener una comprobación empírica de que no están embarazadas pueden hacerlo libremente.

    Como información adicional, de hecho algunos estudios han concluido que en muchos casos puede ser más perjudicial para la salud de algunas mujeres el reiniciar con frecuencia el consumo de pastillas con hormonas activas, versus las que las consumen de forma continua, sin interrupciones. Las excepciones a la regla pueden ser las mujeres fumadoras, las que tienen más de 35 y las que tienen alta presión arterial.

  3. El periodo más peligroso para olvidar una pastilla es en la mitad de la tableta

    El periodo más peligroso para olvidar una pastilla es en la mitad de la tableta

    Falso. Este mito probablemente viene de la idea de que la ovulación ocurre en la mitad del periodo menstrual, pero más allá de que en las mujeres que ovulan este proceso no siempre se da en la mitad del ciclo, hay que recordar que al estar tomando las píldoras anticonceptivas el proceso de la ovulación no ocurre, pues este proceso es una de las formas de cómo afecta la pildora la menstruación.

    Sabemos que hay 7 días en que la mujer solo toma pastillas placebo, esto es, sin hormonas. Pues bien, si se alarga por descuido este tiempo, entonces ahí sí habrá riesgo de que haya ovulación, y consecuentemente, un posible embarazo. Siendo así, el periodo más seguro para olvidar tomar una píldora anticonceptiva es precisamente a la mitad de la tableta, y por el contrario, el momento más peligroso es al comienzo y al final de la tableta, o sea, los días más cercanos a la "semana placebo".

  4. Tomar la píldora puede causar cáncer

    Tomar la píldora puede causar cáncer

    Medianamente falso. Este es uno de los mitos más difundidos en cuanto a la píldora anticonceptiva, pero la respuesta esta vez no es tan simple. El tomar la pastilla anticonceptiva regularmente puede de hecho ayudar a proteger el cuerpo de la mujer contra algunos tipos de cáncer, como el cáncer de ovarios, y el cáncer endometrial (esto es, el que afecta al recubrimiento interno del útero, sindo el tipo de cáncer más frecuente de los de tipo uterino).

    Lo que sí se ha observado es que podría haber una mayor incidencia de cáncer de senos y cáncer cervical en quienes toman la píldora, pero no se ha establecido una causal científicamente comprobada. En el caso del cáncer de mama, esta mayor prevalencia se ha visto que disminuyó tan pronto se dejó de tomar la pastilla, desapareciendo totalmente luego de 10 años. Hay que notar eso sí que estos resultados eran vistos en las pastillas antiguas, que contenían una mayor dosis de estrógeno. Con las pastillas actuales no se habría verificado una mayor probabilidad de contraer este tipo de cáncer.

    En cuanto al cáncer cervical, una teoría que podría explicar la relación es que las mujeres que toman la píldora tienden a usar menos el preservativo con nuevos compañeros sexuales, lo que podría aumentar las probabilidades de contraer el virus del Papiloma Humano (VPH), uno de los factores que pueden desencadenar la aparición del cáncer cervical. Aún aclarando esto, igualmente podría haber uan relación de un mayor riesgo de contraer este tipo de cáncer, pero, al igual que con el caso del cáncer cervicouterino, esta prevalencia desaparece luego de 10 años de dejar la píldora.

  5. Tomar la píldora anticonceptiva te hace infértil

    Tomar la píldora anticonceptiva te hace infértil

    Falso. Probablemente este mito se deba a que las mujeres que regularmente recurren a este método anticonceptivo posponen su maternidad hasta pasado los 30, momento en el cual la fertilidad de la mujer disminuye naturalmente. Por lo tanto, si hay mujeres que sufren de problemas para quedar embarazadas luego de un largo periodo tomando la pastilla, esto se debe no a la pastilla misma sino a su edad.

    Aun cuando puede tomar algunos meses en algunos casos para que los ciclos menstruales de la mujer se normalicen luego de dejar de tomar la píldora (en otros la fertilidad ya se da al mes siguiente), en caso de que una mujer (o su pareja) tuviese problemas de fertilidad, solo lo sabrá al dejar las pastillas anticonceptivas, porque antes nunca tuvo planes de concebir, lo cual podría causar confusión.

    De hecho, podríamos decir que estar tomando la pastilla podría incluso ayudar a la fertilidad en muchos casos puesto que reduce las probabilidades de que la mujer sufra algunas condiciones que afectan su fertilidad, como la endometriosis o los fibromas uterinos. Este mito refutado también es aplicado a otros métodos anticonceptivos, como el parche, el anillo vaginal y el dispositivo intrauterino (DIU).

    El único método anticonceptivo que podría atrasar la recuperación de fertilidad (en cerca de 10-12 meses promedio) son las inyecciones progestágenas (o de progesterona), ya que tiene una alta dosis hormonal que inhibe  con mayor fuerza a la hipófisis, la glándula encargada de regular el proceso de la ovulación. Sin embargo, esto es meramente un tiempo de aclimitación, pero no una pérdida de fertilidad permanente. 

  6. Tienes que tomarte la píldora a la misma hora todos los días

    Tienes que tomarte la píldora a la misma hora todos los días

    Depende. Esta es una de las creencias más difundidas respecto a la píldora, en relación a que hacerlo de esta forma aumentará su eficacia. Para responder de forma efectiva a esta pregunta que muchas mujeres se hacen, hay que diferenciar primero sobre el tipo de píldora que se está tomando.

    Si estamos hablando de la mini-píldora (la que solo contiene progestina), entonces el mito es cierto, pues desfasarse solo algunas horas respecto a la acostumbrada puede aumentar grandemente las probabilidades de quedar embarazada.  Esto sucede porque la píldora progestínica no impide la ovulación con la misma eficacia que la pastilla combinada. Si bien la mini-píldora igualmente ayuda a espesar el moco cervical e impedir que el endometrio se haga más grueso, esto podría no ser suficiente si la ovulación ha ocurrido.

    En cambio, si estamos analizando el caso del contraceptivo combinado oral (el que combina el estrógeno y la progestina, y que es el más común), entonces su efectividad no aumenta al tomarse a la misma hora. Siendo así, si normalmente tomas la píldora combinada en la mañana, entonces no habrá problemas en que al día siguiente lo hagas por la noche, siempre y cuando no te quedes un día entero sin tomarla.

    A pesar de esto, en nuestros artículos sobre cómo tomar la píldora anticonceptiva siempre recomendamos que, además de tomarse todos los días religiosamente, se haga también a la misma hora, para minimizar los riesgos de olvidarse, pues el hacerlo de forma desordenada en cuanto a horarios se refiere sin duda que aumentará la probabilidad de que algún día te olvides de hacerlo. Si te preguntas qué hacer si se te ha olvidado tomar la píldora, en nuestro artículo sobre el tema te damos indicaciones según el tiempo que haya transcurrido.

Esperamos hayas podido desmitificar algunas creencias respecto a la píldora anticonceptiva, todo lo cual te ayudará a saber cómo se toman las pastillas anticonceptivas correctamente, de forma de minimizar los riesgos de un embarazo no deseado.

¿sabías qué...?

La efectividad de la píldora combianda es de cerca de un 99% mientras que la progestínica es de solo un 96% en promedio.