Primeros auxilios en accidentes por inmersión

Cómo socorrer a una víctima del casi ahogo en el agua

Cuando un niño o adulta sufre un accidente por inmersión en una piscina o en el mar, actuar a tiempo es crucial para salvar la vida o para evitar secuelas permanente en la víctima. Esto sucede porque si no le llega aire al cerebro de la víctima, bastan algunos minutos para que el cuerpo sufra secuelas irreversibles. Este artículo se refiere a cómo socorrer a una víctima por inmersión que tenga más de 12 años. 

Lo esencial para prevenir el ahogamiento es estar de ojo en los niños que juegan en el agua o están cerca de una fuente de agua en todo momento, porque bastan 20 segundos para que un niño pueda ahogarse si no está bien custodiado.

En Spoots te mostramos cómo dar primeros auxilios a víctimas por inmersión.

    Índice

  1. Sacar a la víctima del agua

    Lo primero que debe hacerse sin mayor demora es retirar la víctima del agua, cuidando que trague más agua en el proceso, por lo que es esencial mantener la calma dentro de lo posible mientras se efectúa la evacuación. 

    Si tienes a mano un dispositivo de salvavidas, como un chaleco flotador, póntelo antes de socorrer a la víctima.

  2. Chequear signos vitales y solicitar ayuda médica profesional

    La primera observación que debe hacerse en el accidentado o víctima es chequear sus signos vitales, para saber si hay pulso respiratorio. Para esto, puedes colocar tu oreja en la boca del afectado para sentir si hay respiración, mientras pides a alguien que busque ayuda médica, en caso de que estés acompañado. También puedes chequear el pulso colocando 2 dedos en la manzana de Adán de la víctima, y espera 5-6 segundos por el pulso.

    Si hay respiración, se debe colocar a la víctima de costado para que pueda botar el agua que se pueda haber tragado y llamar al número de emergencias de cada región. En España y la Unión Europea, así como México, se debe marcar el número único 112.

  3. Coloca la víctima en un lugar apropiado

    Asegúrate de que la víctima no tenga objetos extraños que puedan impedir un correcto flujo respiratorio. Si la víctima no está respirando, ponerla barriga hacia arriba en una superficie plana y dura y mover su cabeza hacia atrás para poder liberar la vía respiratoria de la lengua.

  4. Realizar resucitación cardiopulmonar

    Si no hay pulso, será necesario que hagas la resucitación cardiopulmonar pinchando en la nariz de la víctima y respirando 4 veces en su boca de forma enérgica. Esta entrada de aire permitirá que puedan desbloquearse posibles bolsones de agua que hayan quedado bloqueados en las vías respiratorias hacia los pulmones.

    Luego de esto chequea sus signos vitales, y repite el proceso 5 veces.

  5. Aplica presión en el pecho

    Una vez repetida 5 veces la entrada de aire por la boca, localiza el centro del pecho de la víctima, para luego colocar tus manos sobre la zona. Échate para atrás y comienza a dar 30 compresiones de pecho presionándolo de forma firme pero controlada con tus manos (hasta 1/3 de la profundida del pecho). 

    Luego repite el proceso de dar respiración boca a boca, pero esta vez sólo 2 veces. Una vez concluido esto, procede a aplicar nuevamente 30 compresiones de pecho, repitiendo este último ciclo hasta que llegue la ayuda.

¿sabías qué...?

Cada día ocurren 10 muertes por ahogamiento inintencional en los Estados Unidos.

comenta y pregunta