Cómo prevenir las infecciones vaginales

Te ayudamos para que no pases más molestias vaginales por hongos e infecciones

Una infección vaginal, es la presencia de microorganismos no normales o normales en mayor cantidad en la mucosa vaginal, lo que puede causar: olor, picor, ardor, dolor o irritación al orinal o tener relaciones sexuales, secreción diferente a la normal, entre otro irritantes síntomas.

Esta infección vaginal, causará una inflamación, la cual es denominada vaginitis. Esta vaginitis es la causante de todos los molestos síntomas que enumeramos anteriormente. 

La vaginitis puede ser causada por diferentes microorganismos como: bacterias, hongos, virus, etc., los cuales pueden ser contraídos por diferentes causas, aquí te enlistaremos algunas medidas que puedes tomar para evitar contraer o desarrollar una infección de este tipo.

¿Viven bacterias y hongos en mi vagina?




La respuesta es SI, sin embargo, como se mencionó en la primer parte de artículo, mientras estén de forma controlada, ayudan al buen funcionamiento de la mucosa vaginal, para esto, es importante que contemos con un pH ácido que las mantenga a raya. Si por algún motivo, este pH (y por ende el habitat de estos microorganismos) cambia, se generan condiciones adecuadas para el crecimiento rápido y excesivo de microbios, y con ello las molestas infecciones.

Este cambio en el ambiente vaginal, puede darse por diferentes razones, algunas de las cuales son: deficiente higiene íntima, contacto sexual sin protección, cambios hormonales, administración de anticonceptivos o tratamientos prolongados con antibióticos (los cuales barren con nuestra flora vaginal normal, y recordemos que esta, es necesaria para el equilibrio del hábitat), también puede influir el incremento de la temperatura ambiental, aumento de la humedad, entre otros.

Ahora que ya sabemos por qué pueden desarrollarse las infecciones vaginales, vamos a darles unos consejos para que eviten esas situaciones que ponen en riesgo el equilibrio vaginal.

Antes que nada, una buena alimentación y una ingesta adecuada de líquidos, va a ayudar a nuestro organismo a que tenga un sistema inmunológico fuerte que va a actuar frentes a estas infecciones regresando al estado zen vaginal. 

Recomendaciones para evitar hongos vaginales

  • Usar ropa interior de algodón (esto ayuda a mantener seca la zona genital)
  • No utilizar prendas tan ajustadas (igual que el anterior, ayuda a que exista una mayor, mejor y adecuada ventilación de nuestra zona genital)
  • No dejar por mucho tiempo prendas íntimas húmedas.
  • Secar perfectamente la zona genital después del baño.
  • Evitar lavados vaginales. 
  • Aprender la forma correcta de limpieza después de orinar. (Siempre de adelante hacia atrás en una sola dirección, esto ayudará a evitar la diseminación de bacterias del ano a la vagina. 
  • Utilizar preservativo al tener relaciones sexuales. (Más al tener varias parejas sexuales o tener una nueva pareja sexual)
  • En la medida, evitar el uso de protectores diarios, toallas o tampones por periodos muy prolongados. (Esto aumenta la humedad de la zona vaginal y el mayor tiempo de contacto de algún microorganismo que esté presente en estos productos, con la mucosa vaginal).

Estas son algunas recomendaciones para mantener nuestra zona vaginal seca y sin riesgo de desarrollar infecciones, existen algunas otras recomendaciones que van más encaminadas al reforzamiento de nuestro sistema inmunológico, como:

  • Ingesta de yogurt (Lactobacilos que ayudan al incremento de flora vaginal normal)
  • Disminuir niveles de estrés (la tensión nerviosa debilita nuestro sistema inmunológico y nos quedamos sin defensas contra estos microorganismos)

Existen muchas formas de evitar desarrollar infecciones vaginales, pero lo más importante también, es evitar la relaciones sexuales de riesgo, ya que podemos adquirir infecciones muy delicadas que nada tienen que ver con la flora y ambiente vaginal, por ello, siempre que tengamos duda de nuestra pareja, sea estable o no, debemos utilizar preservativo.

¿sabías qué...?

Cada año, una de cada 20 adolescentes contrae una infección bacteriana por contacto sexual, a edades cada vez más tempranas. Así que ojo, hay que ser responsables de nuestra salud y cuidarnos.

comenta y pregunta