Cómo preparar y consumir semillas de Lino (linaza)

Aprende las múltiples formas de comer Linaza y disfrutar de sus propiedades

Las múltiples propiedades y beneficios que caracterizan a las semillas de lino han conseguido que sean cada vez más utilizadas en la alimentación diaria pudiéndolas encontrar tanto procesadas (previo proceso de molido o triturado) como crudas. Ya no hay excusa para no incluirlas ya sea bien como acompañamiento de bebidas y platos o bien como un suplemento adicional. Junto a la avena, el chía, sésamo, alpiste, entre otras semillas, las semillas del lino (linaza) son las predilectas a la hora de aprovechar sus propiedades alimenticias o para adelgazar, inclusive son buenas para detener la caída del cabello.

Hoy día podemos disfrutar de muchas formas de preparación que harán que las semillas de lino se conviertan en un producto más con el que complementar un estilo de vida saludable. Formas fáciles y muy sencillas de hacer de la linaza un alimento diario sin apenas esfuerzo, acompañado de yogurt, leche o la comida que más te guste. Veremos a continuación algunas de las formas de consumo de las semillas de linaza; las maneras de tomarlas que más se utilizan actualmente.

    Índice

  1. Aceite de semillas de lino

    Una de las formas de preparar y consumir semillas de lino es a través de su aceite, rico en omega 3 así como otros ácidos grasos esenciales beneficiosos para la salud. Para obtener el aceite de linaza directamente en casa tan solo es necesario comprar alrededor de ½ kilo de semillas de lino enteras y aplastarlas con una prensa. Una vez que hemos aplastado bien las semillas extrayendo el aceite puro, debemos de colarlas varias veces para evitar que se filtren trozos.  De este modo habremos conseguido un aceite de semillas de lino de gran pureza que servirá para aderezar cualquier plato dándole un toque muy especial y sobretodo saludable.

  2. Leche de semillas de lino

    La leche de linaza, o leche de semillas de lino es una bebida muy saludable gracias  la cual podremos disfrutar de todas las propiedades de este alimento vegetal.

    Preparar la leche de semillas de lino es muy fácil, tan solo debemos de preparar dos ingredientes que son ¾ de semillas de lino enteras y 3 tazas de agua. Debemos de licuar las semillas de lino junto con el agua durante varios minutos y posteriormente colarlo bien para asegurarnos de que no queda ningún trozo. A continuación guardamos en la nevera, sin olvidarnos de que debemos de consumirlo en un plazo máximo de 4 días para aprovechar todo su sabor. Puedes endulzarlo en el caso de que prefieras un sabor más dulce y beberla como sustituto de otro tipo de leches como por ejemplo la leche de almendras.

  3. Semillas de lino maceradas

    Las semillas de lino maceradas son un excelente remedio muy utilizado especialmente en el caso de aquellas personas que sufren de estreñimiento ya que aportan mucha cantidad de fibra.

    La forma adecuada de macerar las semillas de lino es colocando una cucharada en un mortero y machacándolas para hacer que desprendan el máximo aceite posible. A continuación añadimos una taza de agua y las dejamos reposar un mínimo de 8 horas. Moler es otra forma efectiva de utilizar este método.

    La forma de tomarlas es ingiriendo una pequeña cucharada cada mañana 30 minutos antes de desayunar (en ayunas), y otra cucharada antes de ir a dormir. De este modo y tomándolas de forma regular conseguiremos evitar los problemas de estreñimiento y mejorar el tránsito intestinal.

     

  4. Infusión de semillas de lino

    La infusión de semillas de lino es una receta muy fácil de preparar que nos permite disfrutar en pocos minutos de una bebida llena de beneficios para la salud.

    La forma de preparar la infusión de semillas de lino consiste en colocar en un cazo 1 litro de agua al que añadiremos una cucharada de semillas de lino. Dejamos que llegue al punto d ebullición hirviendo un total de 5 minutos.

    A continuación apagamos el fuego, tapamos y dejamos que repose 5 minutos más. Colamos y servimos. Podemos añadir miel u otro tipo de endulzante.

    Bastará con tomar una taza de infusión de semillas de lino al día para comenzar a notar importantes efectos beneficiosos a la hora de depurar los riñones, mejorar los problemas relacionados con la retención de líquidos así como los cálculos renales e infecciones urinarias.

  5. Pan de semillas de lino

    El pan de semillas de lino es un alimento muy bueno que sirve de perfecto sustituto para el pan elaborado con harina normal, y que además nos aportará todas las propiedades que caracterizan a las semillas de lino incluyendo un importante aporte de fibra, proteínas, omega 3 y nutrientes esenciales para garantizar un buen estado de salud, es ideal inclusive en las etapas de embarazo para darle al futuro bebé los nutrientes que necesita.

    Para elaborar este sencillo pan debemos colocar aproximadamente 3 cucharadas de semillas de lino en el vaso de la batidora y batir hasta obtener una masa marrón. Aparte batimos un huevo junto con un pellizco de sal y orégano al que añadiremos las semillas de lino molidas. La masa quedará muy espesa por lo que añadimos un poco de agua. Untamos de aceite un molde adecuado para hacer pan y dejamos en el microondas aproximadamente 4 minutos. Desmoldamos y dejamos que se enfríe.

    Tendremos un saludable alimento que podremos utilizar para hacer tostadas, sándwiches o como acompañamiento de otros platos.

Gracias a las múltiples formas en las que podemos disfrutar de las semillas de lino podremos elegir aquellas que mejor nos agrade y comenzar a beneficiarnos de todas sus propiedades nutricionales muchas de las cuales constribuirán a mejorar nuestra salud, ayudándonos a sentirnos mejor por dentro y por fuera.

¿sabías qué...?

El tallo de la planta de las semillas de lino es utilizado para fabricar tela.

comenta y pregunta