10 preguntas sobre los corticoides

Te contamos todo sobre los medicamentos corticoides, sus efectos y mecanismo de acción, entre otros.

Los corticoides o corticosteroides son prescritos para varias condiciones, pero aún así muchos solo los conocen de nombre, sin saber bien qué tipos de ellos existen y para qué sirven. Digamos que el cuerpo los produce naturalmente, pero en ciertos casos podrían ser necesario un dosis extra de ellos para el tratamiento de ciertas condiciones, sean de tipo reumático, oftalmológicas, respiratorias, renales, lesiones musculares o para el trasplante de órganos. A pesar de su utilidad, es considerado un medicamento fuerte por lo que igualmente se deben tener algunas precauciones en su uso. En este artículo de Spoots presentaremos 10 preguntas sobre los corticoides e intentaremos responderlas breve, pero claramente.

¿Qué son los corticoides?

Los corticoides (o corticosteroides) son una variedad de hormonas del grupo de los esteroides, que es producida por las glándulas suprarrenales. Por lo tanto, el cuerpo produce corticoides naturalmente, por lo que cuando hay una deficiencia de ellos es cuando se prescriben en su versión sintética (sustancias corticoides exógenas), teniendo los medicamentos corticoides varias aplicaciones terapéuticas dado que tienen propiedades inmunosupresoras y antiinflamatorias.

En resumen, en lo que se refiere a su mecanismo de acción, actúan directamente en el ámbito de las células y sus membranas inhibiendo la liberación de sustancias que manifiestan en nuestro cuerpo los síntomas de la inflamación, como la hinchazón, enrojecimiento y dolor. Asimismo, impiden que nuevas células lleguen al foco de la inflamación, para que esta no sea más prolongada de lo necesario. Más información, entérate en nuestro artículo sobre qué son los corticoides.




¿Para qué sirven los corticoides?

Los corticoides endógenos (producidos por el cuerpo) son muy importantes para el organismo pues tienen una serie de funciones. En sus dosis correctas, pueden tratar los síntomas de la inflamación (pues vimos que tienen propiedades antiinflamatorias) así como logran atenuar las respuestas de los tejidos a estos procesos inflamatorios. También son secretados para lidiar con situaciones de estrés en la persona, participan en el metabolismo de los hidratos de carbono, mantienen el equilibrio electrolítico, ayudan a mantener la presión arterial y la fuerza en los músculos.

¿Para qué condiciones o enfermedades se prescriben?

Debido a sus acciones antiinflamatorios e inmunosupresoras, se prescriben para una gran variedad de condiciones destacando las enfermedades autinmunes, procesos inflamatorios y reacciones alérgicas, entre otros. Algunos ejemplos de ellas son las alergias, lupus eritematoso sistémico, asma, artritis reumatoide, enfermedad de Addison, hepatitis crónica activa, leucemia linfocítica aguda, linfomas, dermatitis de contacto, escleritis, insuficiencia suprarrenal aguda, psoriasis, esclerodermia, vasculitis, pomialgia reumática, colitis ulcerativa, trasplante de órganos (al ser inmunosupresores), tendinitis y otras lesiones inflamatorias musculares, conjuntivitis alérgica, etc.

¿Cuáles son los tipos de corticoides?

Existen básicamente 3 tipos de corticoides naturales:

  • Glucocorticoides: Entre ellos destacamos el cortisol (hidrocortisona), la corticosterona y la cortisona, y su mecanismo de acción es contrario a la insulina en la sangre, también participando en el metabolismo intermedio de las proteínas y grasas. Los glucocorticoides, por otra parte, participan en el desarrollo de los huesos y influyen en la mayoría de las células del cuerpo. Pueden prescribirse para varias aplicaciones, por ejemplo inhibición de vómitos y náuseas después de la quimioterapia, tratamiento de choque séptico o para tratar lesiones de la médula espinal, entre otros.
  • Mineralocorticoides: Estas hormonas esteroideas son secretados por la zona glumerulosa de la glándula suprarrenal y su principal función es controlar la retención de sodio y potasio en los riñones, pues cuando faltan en el organismo, lo que tenemos entonces es pérdida de agua. El principal mineralocorticoide es la aldosterona.
  • Corticotropinas: Estas estimulan la glándula pitutaria para que la cortisona sea liberada.

¿En qué presentaciones podemos encontrar a los corticoides?

Según su indicación, podemos encontrar varias presentaciones diferentes para los cortosteroides:

  • Spray nasal
  • Inhaladores (polvo seco y aerosol)
  • Tópico (gotas oftálmicas, pomadas, cremas)
  • Inyectables (vía intramuscular y vía intravenosa)
  • Oral (cápsulas, jarabe, gotas y comprimidos)

¿Cuáles son sus principales efectos adversos?

Al ser considerado un medicamento fuerte, hay algunos efectos secundarios que podrían presentarse, especialmente cuando se trata de dosis alta y/o tratamientos prolongados. Por lo tanto, cuando se siguen tratamientos breves y con dosis acotadas, los efectos adversos debieran ser leves y/o amainar con el tiempo. Algunos de los más frecuentes en algunas personas son:

  • Ansiedad
  • Aumento del apetito
  • Cambios de humor
  • Retención de líquidos
  • Presión arterial alta
  • Lentitud para cicatrización de heridas
  • Alteraciones de la menstruación
  • Indigestión
  • Aparición de vellos
  • Insomnio
  • Empeorar la diabetes
  • Cataratas
  • Estrías en la piel
  • Nerviosismo

Cuando hablamos de tratamientos largos, la piel puede verse adelgazada y en el caso de los inhaladores, como por ejemplo, para el asma, podría causar mayor cantidad de hongos en la cavidad bucal (infección micótica en la boca y garganta), lo cual requiere un cuidadoso enjuague después para evitar estas complicaciones, además del uso de aerocámara. Sin embargo, se sabe que los efectos secundarios asociados a los inhaladdores son menores al de los corticoides orales, pues el primero solo actúa en los tejidos afectados, como el pulmónen el caso del asma.

Otro punto a tener en cuenta es que cuando tomamos corticoides por largo tiempo, el cuerpo se acostumbra a esto y deja de producir cada vez más los corticoides naturales (endógenos), por lo que si dejamos de golpe de tomar los corticoides sintéticos esto nos podría traer varios efectos adversos. En general, se sabe que los efectos secundarios de los corticoides pueden ser bastante abarcantes, afectando varias funciones o sistemas del organismo. De hecho, se puede clasificar los efectos secundarios en varios tipos: dermatológicos, oculares, cardiovasculares, neuropsiquiátricos, endocrino-metabólicos, gastrointestinales, músculo-esqulétios, del sistema defensivo, etc.

Se ha visto que el límite de aparición de los efectos secundarios se produce cuando tenemos dosis mayores a 7,5-10 mg/día, por períodos superiores a 7 días. Estos efectos secundarios pueden prevenirse o controlarse debidamente, y se ha visto que la mejor medida es disminuir la dosis bajo el límite de 7,5 mg/día (que es el considerado seguro), o bien alternar los días en que se tomen (una dosis cada 48 horas).

¿Engordan los corticoides?

Esta es una de las aseveraciones que quizás hayas escuchado por ahí, pero en realidad hay que hacer algunas aclaraciones. Lo que realmente hacen los corticoides en muchos pacientes es retener líquidos, razón por la cual muchas personas sienten una hinchazón en su cuerpo, recuperndo su figura normal una vez que se acaba el tratamiento. Además , pueden aumentar la sensación de hambre, lo cual también puede contribuir a un aumento de peso. Pero sí se ha observado en muchos casos que un tratamiento prolongado de corticoides orales se ha relacionado a un aumento de peso en una cantidad considerable de pacientes. Si quieres mantener la figura lo más posible, entonces es importante tener una dieta rica en potasio, intentando evitar las grasas y la sal, y procurando que sea rica en legumbres, frutas y verduras.

Cuando los corticoides son usados de forma abusiva, sin control médico ni un programa rigurosos de las dosis, entonces no es de extrañar que ocasionen en muchas personas algunos desbalances corporales. No hay que olvidar que los corticosteroides son anabolizantes, siendo sus hormonas parecidas a los andrógenos (hormonas sexuales masculinas). Estos últimos, sabemos, son responsables de los cambios de masa muscular tanto en hombres como en mujeres; de ahí las precauciones que se deben tener en el consumo de corticoides.

¿Detienen el crecimiento de los niños los corticoides inhalados?

Para muchos casos, especialmente cuando se trata del asma moderado a crónico, los corticoides inhalados son el tratamiento más eficaz y seguro cuando otros tratamientos no han respondido, pudiendo reducir la gravedad de la enfermedad y controlar de buena forma sus efectos adversos. Sin ellos, es probable que la condición de muchos niños empeore, necesitándose de más fármacos en el futuro. Entra aquí a nuestro artículo titulado: cómo prevenir el asma en niños.

Sin embargo, mucho se ha dicho de que los corticoides inhalados podrían hacer que el niño crezca menos que otros pares. Esto no es totalmente falso por un lado, pues se ha visto que en varios casos los corticoides inhalados podrían demorar o disminuir el crecimiento, pero esto se ha visto que sucede básicamente solo en los 6 primeros meses de utilización del medicamento, alcanzando después la mayoría de los niños su altura prevista.

¿Cómo se deben tomar?

Lo más importante aquí es que el tratamiento sea prescrito por un especialista y que no lo hagas por cuenta propia, pues los corticoides son considerados medicamente fuertes, y no seguir una pauta clínica puede traer desastrosas consecuencias...A menos que el médico diga lo contrario, en general los corticoides deben tomarse entre las 8-9 de la mañana, después de un desayuno moderado, y la razón de ello es que el cuerpo produce estas hormonas en ese periodo.

Si bien hay varias presentaciones para los corticoides, como vimos, lo más normal es que sea ingeridos vía oral (prednisolona, deflazacort, prednisona). No se debe interrumpir bruscamente la ingesta de corticoides, pues son del tipo de medicamentos que provocan efectos adversos graves como consecuencia de la supresión crónica del eje hipotalamo-hipofisario-suprarrenal. Si los tomamos prolongadamente, estas hormonas aumentarán en el torrente sanguíneo, y al dejar de tomarlas repentinamente puede aparecer la insuficiencia suprarrenal, que lleva consigo vómitos, fatiga, bajada de tensión, etc.

¿Puede cualquier persona tomar corticoides?

En primera instancia, no. Están contraindicados para pacientes que tengan alguna infección viral o bacteriana severa, como la herpes, así como para quienes tengan úlcera gástrica o duodenal activa con sangramiento. Quienes sean hipertensos, diabéticos o que tengan osteoporosis, glaucoma o tuberculosis deben también tener cuidado con la ingesta de corticoides a largo plazo. Es importante poder informar al doctor cualquier condición previa que se tenga para poder disminuir el riesgo de algun efecto indeseado en la salud.

 

 

 

comenta y pregunta