10 plantas tóxicas que debes conocer

Descubre los peligros que pueden esconderse detrás de determinadas especies de plantas

¿Cuántos de vosotros ha tenido alguna vez una planta en casa? Seguro que la respuesta es la gran mayoría.

Pero estos seres, que requieren de muchos cuidados y atenciones, a veces pueden ocultar un peligro de cara a sus cuidadores y demás resto de familia; su toxicidad.

Por definición, las plantas tóxicas son aquellas plantas con la capacidad de producir daños a los seres vivos que las ingieren o entran en contacto con ellas. Es la ingesta la vía principal por la que suele producirse la intoxicación ya que al entrar en nuestro organismo, los principios de la propia planta atacan algún órgano o sistema de nuestro cuerpo, produciéndole daños que pueden ser temporales si nuestro cuerpo es capaz de neutralizar el causante de dicho trastorno, o permanentes, dejando secuelas de mayor o menor gravedad.

La otra vía que tiene estas plantas de atacar nuestro cuerpo es por contacto ya que algunas de ellas segregan sustancias que las recubren, las cuales, al entrar en contacto con nuestra piel, que no es hermética, desencadenan las nocivas reacciones. Incluso, muchas de estas plantas cuentan con afiladas agujas que pueden llegar a traspasar nuestra piel inoculando esas sustancias en nuestro cuerpo.

Desde Spoots te contamos cómo puede llegar a afectar esa toxicidad y, además, enumeramos 10 de las plantas más toxicas que existen.

    Índice

¿A qué parte de nuestro cuerpo pueden afectar estas plantas?

Al sistema digestivo. Ya hemos dicho antes que la intoxicación suele ser por la ingesta de estas plantas así que es lógico que sea el sistema digestivo uno de los más afectados. El propio estómago, con sus jugos gástricos que pueden acabar con toda clase de microorganismos, es incapaz de neutralizar las toxinas de estas plantas, dando pie a los síntomas más característicos: náuseas, dolor de estómago, hinchazón…

Si la toxina consigue pasar del estómago y llegar a los intestinos, los síntomas habituales son diarrea, dolor de vientre, etc. E incluso si la misma toxina es absorbida por nuestro organismo a través del intestino, los daños pueden pasar a otros órganos, como el hígado, o los riñones.

Al sistema nervioso: algunas toxinas presentes en ciertas plantas, pueden llegar a paralizar partes del organismo al afectar al sistema nervioso y los estímulos que este produce sobre dichas partes. Temblores, debilidad muscular, sudoración excesiva, arritmias e incluso la muerte son algunos de los posibles resultados de una intoxicación de este tipo.

A la piel: Ya decíamos que otra de las vías por las que puede producirse la intoxicación es por contacto, donde la piel es el primer órgano afectado, bien por un efecto mecánico de la planta (pequeños filamentos que rasgan la piel, por ejemplo) o bien por químicos (componentes químicos que posee la planta de naturaleza abrasiva). Los efectos de este tipo de intoxicación pueden ir de un picor o enrojecimiento hasta una dermatitis o  ampollas.

Al corazón: Ya que el corazón depende del saludable estado de nuestro cuerpo, cualquier daño que sufra este puede acarrearle serios problemas. Pero incluso hay ciertas plantas que poseen sustancias que pueden alterar el ritmo cardíaco o llevar a que se pare por completo.

¿Qué plantas son tóxicas?                            

Y por fin llegamos al punto que da título a este post. A continuación, las 10 plantas tóxicas que debes conocer:

  1. Estramonio

    Planta muy venenosa debido a los alcaloides presentes en ella. Aunque toda la planta es tóxica, la parte que lo es más son las semillas. Los efectos menos graves incluyen la pérdida de sensibilidad. Lo más graves, alucinaciones, delirio, vértigos, y en casos extremos, incluso la muerte.

  2. Acebo

    Este arbusto o árbol pequeño de hoja perenne de color verde y con espinas en el borde presenta una madera muy utilizada en ebanistería. Sus hojas son diuréticas y los frutos purgantes pero estos, en cantidades elevadas, producen vómitos y diarrea. El problema de esta planta son sus llamativos frutos. De color rojizo, representan un verdadero peligro al ser tan llamativos.

     

  3. Adelfa

    Las hojas, flores, ramas y semillas de esta planta arbustiva, son venenosos. Entre 4 y 12 horas después de su ingesta se producen las primeras reacciones: alteraciones gastrointestinales, náuseas, vómitos, vértigo, ataxia… Puede llevar hasta arritmias, taquicardias, fibrilación auricular y bloqueo con parada cardiaca.

  4. Belladona

    Este arbusto, que debe su fama a su uso en el antiguo egipto como narcótico y en la Edad Media gracias a la brujería, es de las plantas más tóxicas que se conocen.

    En dosis pequeñas puede provocar delirios y alucinaciones pero los alcaloides presentes en la ella pueden llevar incluso a un coma o la muerte.

    Está claro que, en este caso, su fama le precede y con razón.

  5. Cicuta

    En realidad se trata de un género de plantas y no una planta en sí, aunque todas ellas son herbáceas perennes. Una de sus toxinas, la coniína, inhibe el funcionamiento del sistema nervioso central con un efecto similar al curare. La ingestión de la planta provoca trastornos digestivos, vértigos, cefaleas, parestesias… hasta llegar a una parálisis ascendente. Los frutos verdes, incluso solo algunos gramos, son suficientes para provocar la muerte a un ser humano.

     

  6. Tomate

    Pues sí, esta hortaliza que no falta en ninguna de nuestras cocinas puede ser perjudicial en caso de ingerir sus pequeñas hojas y el tallo, ya que contienen atropina y otros alcaloides tropánicos.

    En cuanto al fruto, no debéis preocuparos, ya que numerosos estudios han demostrado que pese a las concentraciones de un glicoalcaloide conocido como tomatina, estas son tan bajas que no supondrían riesgo alguno para la salud.

     

  7. Hiedra

    Conocida también como hiedra venenosa, esta planta trepadora muy usada como adorno y extendida por todo el mundo, en contacto con humanos, puede producir dermatitis y erupciones. Y, además, si se ingiere, especialmente los frutos, puede provocar irritación intestinal y embriaguez, si es en pequeñas dosis, o aumentar la temperatura corporal de forma extrema llegando, incluso, al coma, si las dosis son mayores. En mujeres embarazadas puede provocar un aborto.

    Así que mucho cuidado con esta planta cuyo “apellido” parece ser muy indicativo.

  8. Hortensia

    Destacada por la belleza de sus flores, esta planta contiene un compuesto de la familia del cianuro. Si bien es muy difícil que este compuesto se libere del carbohidrato con el que forma el glucósido llamado hidragina, sí se han registrado algunos casos de intoxicación por esta en humanos y animales.

  9. Ortiga

    Seguro que en cada visita al campo habéis visto gran número de esta planta herbácea que crece de forma silvestre en los bordes de los caminos.

    Su toxicidad no es de las más graves, ya que genera una sustancia urticante que solo provoca reacción por contacto, por lo que puede ingerirse sin mayores problemas, siempre que se deje reposar al menos doce horas desde que haya sido arrancada.

     

  10. Salvia divinorum

    Presente en muchos jardines, contiene un alucinógeno muy potente el cual puede llevar incluso a estados psicóticos que pueden convertirse en permanentes. Curiosamente, esta planta es cultivada en algunas partes de EEUU para usar posteriormente este alucinógeno de una manera totalmente legal y controlada.

    Investigadores afirman que algunos estudios en animales no han demostrado toxicidad alguna en su uso, pero que este podría llegar a provocar determinados efectos psiquiátricos y alteraciones en el sistema nervioso central debido a esa propiedad.

Más conocidas, menos peligrosas, de flores bellísimas o aspecto no tan agraciado, estas plantas tóxicas se encuentran a nuestro alrededor y, por ello, es fundamental conocer los posibles riesgos que pueden entrañar a la hora de establecer una relación con ellas y dejar que echen raíces en nuestros hogares.

¿sabías qué...?

El filósofo griego Sócrates fue condenado a morir bebiendo cicuta por haber expresado sus ideas intentando corromper a las jóvenes mentes de Atenas pese a las creencias de los dioses.

comenta y pregunta