Las picaduras de animales más peligrosas del mundo

Descubre cuáles son los animales más peligrosos y venenosos del mundo

La madre naturaleza es rica tanto en flora como en fauna, y dentro de este último grupo podemos encontrar animales tan bellos y fascinantes como agresivos y especialmente peligrosos, e incluso mortales para el ser humano. Muchos de ellos se caracterizan por la peligrosidad de las picaduras, algunas de ellas mortales, y por ser muy venenosos para el hombre. 

Si quieres saber qué animales debes de mantener alejados recuerda que en internet podrás encontrar numerosas fotos, imágenes y videos que te ayudarán a diferenciarlos e identificarlos correctamente.

En Spoots te ayudamos a conocer cuáles son las picaduras de animales más peligrosas del mundo así como los nombres de estas criaturas "maléficas".

    Índice

  1. Abeja gigante asiática o avispa asiática

    Famosa por su monumental tamaño de hasta 10 cm y por su movilización en grupos de 20 o 30 abejas, la picadura de la abeja gigante asiatica es una de las más venenosas que existen ya que es totalmente letal, no solo para aquellas personas alérgicas sino para cualquier persona, pues las abejas gigantes inyectan veneno que puede disolver tejido humano.

    Por otro lado la picadura de estos bichos provoca una altísima concentración de dolor por la presencia de un químico llamado Acetylcholine. A diferencia de las abejas tradicionales, la abeja o avispón gigante asiático puede picar varias veces seguidas sin perder el aguijón y por eso algunos prefieren llamarla avispa asiática, ya que las avispas, al contrario que la abeja común, no pierden el aguijón al realizar piquetes.

  2. Hormiga Africana o Siafu

    La Hormiga Africana es temida por su capacidad de destruirlo todo a su paso. Una sola colonia puede acabar con campos enteros, además su mordida es dolorosísima y casi imposible de evitar. Aunque la mordida no es fatal, es prácticamente imposible quitar a la hormiga una vez que ha mordido la piel.

    Es por esto que en algunos lugares de África se utilizan estas hormigas en caso de no tener hilo, para cerrar una herida como técnica de primeros auxilios. Se coloca a la hormiga en la posición correcta, esperan a que esta cierre sus garras y la herida se mantendrá cerrada por días.

    Cerca de 50 personas mueren cada año a consecuencia de la asfixia causada por los ataques en masa de las hormigas africanas.

  3. Estridos (Oestridae)

    Se trata de un insecto parecido a una mosca, aunque más redondo y en algunos casos peludo, que al picar deja sus larvas depositadas dentro del cuerpo del animal o humano al que ha picado. A los pocos días la persona puede comenzar a sentir cómo esta larva se mueve y crece en su interior. Si no se quita a tiempo puede producir una enfermedad infecciosa conocida como miasis, que puede provocar la muerte si no es detectada a tiempo.

    Se reproducen en lugares cálidos y tropicales, y la acumulación de basura también hace propicia su aparición. Se han encontrado gran número de casos de picaduras de estridos en lugares selváticos de Latinoamérica.

  4. Mosquito

    Aunque probablemente te hayan picado miles de mosquitos a lo largo de tu vida, una picada de mosquito puede ser mortal. De hecho, el mosquito es el animal que más seres humanos ha asesinado en la historia, sobrepasando por mucho los temidos leones y tiburones. 

    Cada año mueren cerca de un millón de personas a causa de enfermedades transmitidas por mosquitos, tales como la malaria (causada por el mosquito Anopheles), la fiebre amarilla o el dengue (causadas por la especie Aedes) o el Chikungunya (Aedes Aegypti y Aedes Albopictus). 

  5. Avispa

    A pesar de que el objetivo principal de las avispas no es el de picar a los humanos lo cierto es que ante determinadas situaciones en las que puedan sentirse atacadas,se defenderán a través de la picadura. En un principio las picaduras de avispas no son problemáticas aunque pueden resultar molestas, sin embargo el problema más grave se da cuando la persona que resulta atacada es alérgica a la picadura de avispas.

    Hay que tener en cuenta que las avispas pueden llegar a picar hasta 20 veces seguidas, y las personas alérgicas pueden entrar en shock anafiláctico hasta con una sola picada, lo cual se traduce en un alto riesgo de muerte.

  6. Mosca Tse Tse

    No te dejes convencer por el pequeñísimo tamaño de este bicho invertebrado. La mosca Tse Tse mata alrededor de 300 mil personas al año únicamente en el continente africano. Se alimenta de la sangre de animales vertebrados e incluso de la de humanos, por lo que se convierte en un enemigo potencialmente peligroso.

    A pesar de que puede transmitir numerosas enfermedades la más conocida de todas es la enfermedad del sueño, cuyos síntomas más frecuentes son los siguientes:

    • Dolor muscular generalizado.
    • Dolor de cabeza.
    • Picor.
    • Inflamación en los ganglios.
    • Sensación de cansancio extremo y debilidad.

    Más tarde los síntomas van empeorando y aparece: anemia, edemas por retención de líquidos, taquicardias y pérdida de peso. El cansancio es cada vez más extremo, hasta que finalmente la víctima entra en coma y fallece.

    Esta mosca se distingue de la moscas caseras o comunes por la presencia de un abdomen abultado y una tonalidad grisácea.

  7. Pulgas

    Aunque son bastante comunes, especialmente si tienes a una adorada mascota viviendo contigo, las pulgas son uno de los insectos más molestos y especialmente temidos, sobretodo si tenemos en cuenta que fueron las responsables de exterminar a casi un tercio del continente europeo con la peste bubónica.

    Las pulgas pueden transmitir numerosos parásitos, tanto a animales como a humanos. Por otro lado, son sumamente molestas y sus picaduras dejan pequeñas marcas rojas que pueden ser fácilmente infectadas, lo cual da lugar a la aparición de fiebre e incluso anemia. Además pueden ser causantes de la infección de algunas enfermedades como por ejemplo la tenia o el tifus murino.

  8. Avispa de mar

    La avispa de mar, también conocida con el nombre de medusa de caja, es una especie de medusa cuya picadura puede llegar a ser potencialmente peligrosa. A diferencia de otros tipos de medusas, la avispa de mar es capaz de moverse de un lado a otro y se caracteriza por poseer uno de los venenos más letales del mundo. Es de un color azulado, y posee alrededor de 15 tentáculos de aproximadamente 3 metros de largo cada uno. Es una especie muy común en las aguas del norte de Australia.

    Cuando la víctima es atacada por el simple roce de sus tentáculos, será necesario que reciba asistencia médica de inmediato, pues el veneno de la avispa de mar causa severos daños en el sistema nervioso, en las células de la piel e incluso en el corazón. El dolor que provoca el veneno de esta especie marina es tan fuerte, que la víctima puede incluso sufrir un shock o un fallo cardíaco al instante.

  9. Rana dardo

    La rana dardo, también conocida con el nombre de rana punta de flecha es uno de los animales más letales del mundo que podemos encontrar en las zonas selváticas de Brasil y del sur de Surinam. Posee una tonalidad azulada que advierte de su toxicidad a otros animales, así como unas manchas negras que son diferentes en cada una de las ranas de esta especie siendo uno de los 120 anfibios más venenosos del mundo.

    El veneno de esta especie de rana se encuentra en las glándulas de la piel, y el tóxico era muy utilizado por los nativos de la zona para impregnar sus puntas de flecha. Son extremadamente territoriales y muy agresivas y se dice que una gota del veneno de una sola de estas ranas podría llegar a matar a diez hombres adultos.

  10. Cobra real

    La cobra real asiática es uno de los más potentes reptiles y una de las serpientes más venenosas del mundo, probablemente la más mortal de todas. Conocida también con el nombre de cobra india se distingue por la forma en la que despliegan una especie de capucha situada sobre la cabeza cuando se sienten amenzadas.

    El veneno que contienen en los colmillos, contiene una neurotoxina que actúa de forma letal sobre el sistema nervioso. Algunas de estas cobras son capaces incluso de escupir el veneno sin necesidad de picar, por lo que si el veneno entra en contacto con los ojos, puede provocar una ceguera permanente. Afortunadamente existe un antídoto eficaz para tratar su picadura, aunque sigue siendo la causa de un gran número de muertes en la India.

  11. Pulpo de anillos azules

    De todos los pulpos que existen en el mundo, el pulpo de anillos azules es uno de los animales marinos más peligrosos, raros y letales del planeta. Llama la atención teniendo en cuenta su falsa apariencia dócil y su pequeño tamaño, y es que apenas alcanza los 20 centímetros.

    Sin embargo este pequeño pulpo es poseedor de una neurotoxina de carácter mortífero de la que tan solo hace falta un simple milígramo para acabar con una persona en poco tiempo. Para transmitir este veneno neurotóxico, el pulpo de anillos azules muerde a través del pico y la segrega mediante la saliva, suficiente para causar una parálisis motora y una insuficiencia respiratoria.

    Pueden encontrarse en arrecifes de coral y medios acuáticos del Pacífico e Índico, desde Japón hasta Australia.

  12. Caracol cono de mármol

    Nadie diría que un simple caracol podría llegar a convertirse en una de las criaturas más letales del planeta, pero curiosamente esto es lo que ocurre con el caracol cono de mármol, una especie perteneciente a los caracoles Conus cuyas especies más grandes pueden resultar más peligrosas para el ser humano.

    Este tipo de caracoles son carnívoros y depredadores, y su veneno es segregado a través de un arpón venenoso que constituye un diente con púas que pueden lanzar a una distancia considerable para agarrar a sus presas. Los primeros síntomas pueden incluir vómitos, hormigueo, dolor e hinchazón, pero en casos más graves puede provocar parálisis muscular, alteraciones visuales e insuficiencia respiratoria.

    Los caracoles cono pueden encontrarse especialmente en aguas tropicales y terrenos arenosos.

  13. Pez globo

    El pez globo, también conocido como puercoespín de mar, es uno de los peces más peligrosos y venenosos del mundo que utiliza su capacidad para inflarse y llenar su cuerpo de púas venenosas para defenderse de posibles ataques.

    El veneno que el pez segrega es conocido con el nombre de tetardotoxina, y tan solo hace falta un miligramo para matar a una persona adulta. Este veneno actúa sobre los nervios que controlan los músculos responsables de la respiración, paralizándolos y provocando la muerte por asfixia.

    En muchos restaurantes japoneses, su carne es muy apreciada, sin embargo si no es tratado y cocinado por cocineros expertos se corre el riesgo de sufrir una severa intoxicación que cada año provoca alrededor de 200 muertes.

  14. Escorpión dorado

    En las zona de África y Oriente Medio, podemos encontrar otra de las especies de escorpiones o alacranes más venenosos del mundo, el escorpión dorado, o escorpión dorado israelí. Agresivos, veloces y tremendamente escurridizos, este tipo de escorpión se distingue por su coloración dorado amarillenta.

    Es una especie que habita principalmente en la zona del desierto y que resulta muy hostil. En su aguijón contiene un veneno capaz de causar desde un fuerte dolor y episodios febriles, hasta convulsiones, estado de coma y muerte. Son muy territoriales y a pesar de que no ataca al ser humano de forma frecuente supone un peligro real provocarle o invadir su espacio.

  15. Pez piedra

    En las aguas tropicales de los océanos Índico y Pacífico se encuentra otro de los peces más venenosos del mundo, se trata del pez piedra. Tal y como su nombre indica, presenta un aspecto muy similar al de una roca o una piedra, lo cual le permite camuflarse perfectamente, provocando que pueda ser fácilmente pisado.

    El pez piedra es poseedor en su superficie, de una serie de espinas que contienen un veneno potencialmente mortal capaz de causar un intenso y lacerante dolor que puede llegar a causar desde arritmias y parálisis musculares hasta el coma y la muerte causada por una parada cardiorrespiratoria.

En algunos casos como por ejemplo en el de las picaduras de mosquitos comunes o de pulgas, podemos recurrir a tratamientos con remedios caseros  para favorecer la curación y aliviar los síntomas de picaduras leves que suelen producirse en casa. En cualquier caso es importante prevenir las picaduras domésticas de cualquier insecto tanto en adultos como en niños a través de la aplicación de cremas y repelentes.

¿sabías qué...?

Según datos científicos, en el planeta habitan alrededor de 750.000 especies de insectos diferentes.

comenta y pregunta