Cómo perder peso con infusiones de hierbas naturales

Te enseñamos las mejores infusiones para adelgazar naturalmente

La obesidad o sobrepeso por acumulación de líquidos o grasas en diferentes zonas del cuerpo es un problema recurrente tanto en hombres como en mujeres, y en muchos casos se debe a malos hábitos alimenticios o a una vida demasiado sedentaria que hacen que la grasa se acumule.

En otras ocasiones el aumento de peso puede producirse por otro tipo de situaciones como por ejemplo la llegada de la menopausia o los kilos que quedan tras el parto. En cualquier caso y más allá de una cuestión estética, los médicos y especialistas aseguran que no es bueno tener sobrepeso ya que conlleva muchos problemas de salud. 

Además de una rutina de ejercicios y una dieta saludable, también existen alternativas complementarias para bajar de peso y quemar grasa rápido, como algunas hierbas naturales y medicinales que ayudan sobre todo a acabar con la retención de líquidos y a que nuestro metabolismo funcione mejor. En definitiva se trata de infusiones de hierbas que sirven para bajar de peso rápidamente (es posible comenzar a ver los resultados desde la primera semana), siempre que las acompañemos con una correcta dieta. ¿Cuáles son las hierbas más efectivas? A continuación te enseñamos las más habituales.

    Índice

  1. Estigmas o barbas de maíz

    Se trata de esos finos pelillos que recubren el maíz en las mazorcas, cuando se corta de la planta. Eso que cualquiera echaría al bote de basura, es uno de los diuréticos y depuradores más potentes para nuestro cuerpo, ya que ayuda a eliminar las toxinas que se acumulan en el organismo y evita la retención de líquidos causantes de hinchazón provocando una pérdida de volumen de grasa.

    Para poder aprovechar todos sus beneficios debemos prepararlo en infusión. Se calcula un puñado de barbas de maíz en un litro de agua, se deja hervir y reposar y se pueden beber hasta 5 vasos al día de esta infusión adelgazante.

  2. Fucus

    Es un alga marina con un elevado contenido de minerales, yodo, calcio y hierro. Su consumo es muy recomendado para combatir la obesidad, debido a que estimula la glándula tiroides haciendo que el metabolismo celular de nuestro cuerpo aumente positivamente.

    Además el fucus tiene un suave efecto laxante por lo que es muy buena para el estreñimiento y da sensación de saciedad, muy efectivo para quienes les cuesta controlar el apetito excesivo. Puedes preparar una infusión de fucus para bajar de peso, colocando 15 gramos de algas en un litro de agua y dejando que hierva 5 minutos. Puedes tomar 2 o 3 tazas diarias, la primera de ellas más caragada y en ayunas.

  3. Té rojo

    No es algo nuevo que el té rojo tiene propiedades adelgazantes y depurativas. Junto con el té verde (cuya mezcla es otra opción muy interesante pues ambos tés combinan sus propiedades de forma muy efectiva), son los dos tipos de té que ayudan a adelgazar.

    En el caso del té rojo ayuda a eliminar las grasas excesivas de los alimentos que comemos, ya que acelera el metabolismo del hígado, que es el encargado de favorecer la rápida eliminación de lípidos y por tanto bajar el colesterol, es por eso que se recomienda tomar una taza antes y después de las comidas.

  4. Té verde

    El té verde es otro de los grandes aliados para la pérdida de peso, gracias a dos de sus principales principios activos: las catequinas, con importantes propiedades antiinflamatorias y antioxidantes que actúan acelerando la eliminación de las grasas sobrantes, y la teína que al igual que la cafeína ayuda a acelerar el metabolismo.

    Por otro lado el té verde actúa preservando la salud del corazón y protegiendo al organismo de determinados tipos de cáncer. Lo ideal es consumir una taza de té verde media hora después de cada comida. Se puede mezclar con té rojo para que ambos sean más efectivos.

  5. Cola de caballo

    La cola de caballo es la hierba diurética por excelencia, y una de las mejores alternativas para bajar de peso de forma natural, ya que posee la capacidad de aumentar la micción hasta en un 30%, lo cual resulta especialmente indicado para las personas que padecen de retención de líquidos. Esto se debe principalmente a la presencia de potasio y equisetonina que favorecen además la eliminación de toxinas y la depuración del organismo.

    Para preparar una infusión de cola de caballo simplemente añade un puñado de esta hierba en un litro de agUa, deja en el fuego 10 minutos y a continuación espera que repose un cuarto de hora. Cuela y sirve. Puedes tomar entre dos y tres tazas al día.

  6. Abedul

    El abedul es otro de los grandes remedios para adelgazar en forma de infusión, y es que por un lado las hojas de abedul cuentan con excelentes propiedades para combatir la retención de líquidos siendo una de las infusiones diuréticas con mejor fama para limpiar el organismo. Sin embargo existen aún más propiedades en esta planta, y es que si utilizamos su corteza para hacer infusión también favoreceremos la digestión de las grasas evitando que sean absorbidas en el intestino.

    Para preparar el té de hojas o corteza de abedul para adelgazar, coloca 35 gramos de hojas o corteza seca en 1 litro de agua. Deja hervir por 10 minutos y reposa por otros 10 minutos. Cuela y sirve. Puedes beber hasta tres tazas al día.

  7. Agracejo

    El agracejo es otra de las hierbas medicinales, saludables y caseras más efectivas para ayudar a eliminar grasa, ya que ejerce un interesante efecto a la hora de quitar el apetito y disminuye la ansiedad por comer gracias a sus propiedades saciantes. Además actúa favoreciendo la digestión cuando nuestro estómago está muy lleno.

    Para preparar un té de agracejo, necesitarás una cucharadita de la corteza de la raíz de agracejo y una taza de agua. Hierve el agua y en el momento en que llegué al punto de ebullición, añade la cucharadita de agracejo. Deja hirviendo a fuego lento 15 minutos. Apaga el fuego y dejar en reposo. Puedes tomar entre dos y tres tazas al día

  8. Yerba mate

    La yerba mate es una tipo de hierba muy conocida especialmente en países de Sudamérica donde se consume con frecuencia. Entre sus múltiples propiedades, la yerba mate nos ayuda de forma muy eficaz en la pérdida de peso, gracias a un componente esencial en su composición, la mateína.

    La mateína actúa acelerando el metabolismo, lo cual favorece la quema de grasa sobretodo en la zona del abdomen y el aumento de la energía. Por otro lado hace que el vaciado gástrico se produzca de forma más lenta, lo cual provoca que tengamos una sensación de estar llenos.

    Para preparar un té de yerba mate debemos de seguir los siguientes pasos:

    • El agua debe calentarse sin que llegue a hervir pero tampoco debe estar muy tibia; hay que encontrar un punto medio.
    • Poner dentro del mate (el recipiente) la yerba mate. Debe llenarse las tres cuartas partes y agregamos un endulzante.
    • Removemos la yerba dentro del mate y dejamos un espacio libre, sin poner el agua aún.
    • Ahora colocamos de forma suave el agua, la idea de que no esté hirviendo es evitar que la yerba se queme y pierda el gusto.
  9. Hierbabuena

    La hierbabuena es una de las plantas aromáticas más conocidas por sus propiedades para combatir el problema del mal aliento así como por su capacidad para estimular las funciones gástricas acelerando el metabolismo y favoreciendo por tanto la quema de grasas. Por otro lado el té de hierbabuena o té de menta es muy útil para tratar procesos catarrales o mejorar la concentración.

    Para preparar un té de hierbabuena pon 5 gramos de hojas de hierbabuena en una taza y añade agua hirviendo. Deja reposar unos minutos, cuela y listo. Puedes endulzar con un poco de miel o añadir unas gotas de limón.

  10. Menta poleo

    A pesar de ser una de las hierbas más conocidas, especialmente para los amantes de las infusiones, muchos desconcen que además de contar con numerosas propiedades la infusión de menta poleo es una hierba excelente para adelgazar. 

    Por un lado ayuda a eliminar los gases que se acumulan en el abdomen y que provocan la sensación de hinchazón, y por otro lado elimina el exceso de líquido y facilita la digestión evitando la acumulación de toxinas.

    Para preparar la infusión de menta poleo tan solo debemos de poner a hervir la cantidad equivalente a un vaso de agua, y añadiremos una pequeña cucharada de poleo menta, o una de las bolsitas que podemos encontrar en los supermercados. Dejaremos que hierva durante cinco minutos y posteriormente reposará otros cinco minutos. Cuela y añade miel para endulzar. Se puede tomar uan taza de esta infusión después de cada comida.

  11. Diente de león

    El diente de león se caracteriza especialmente por sus propiedades diuréticas, y es que esta planta tiene un interesante poder para estimular tanto la función digestiva como renal favoreciendo de este modo la eliminación de desechos y además la limpieza del hígado.

    La forma de preparación de esta infusión es muy similar a la que se sigue con otras hierbas. Para ello ponemos a hervir una taza con agua y añadimos las hojas secas del diente de león. Dejamos que hierva aproximadamente 3 minutos y posteriormente dejamos 5 minutos de reposo. Colamos y listo para tomar. Se recomienda tomarla al menos media hora antes de las tres comidas del día.

  12. Té rooibos

    El rooibos ha ido adquiriendo cierta popularidad desde hace algunos años, y no es para menos teniendo en cuenta que esta infusión natural procedente de Sudáfrica contiene numerosas propiedades entre las que se encuentra su capacidad para reducir alguna talla de las que nos sobran.

    Una de sus principales cualidades es su acción termogénica, la cual actúa acelerando el metabolismo y favoreciendo por tanto la quema de calorías a lo largo del día. 

    Prepararlo es tan sencillo como poner a hervir la cantidad de una taza de agua y añadir una bolsita de té rooibos. Dejar hervir unos minutos y retirar para que repose. Podemos endulzar con miel e incluso tomarlo frío.

  13. Té de manzanilla

    La manzanilla es otra interesante opción a la hora de consumir hierbas para adelgazar, por un lado porque su ingesta tiene un poderoso efecto a la hora de saciar el hambre que hace que desaparezca el apetito, y por otro lado cuenta con interesantes propiedades diuréticas que quitan la hinchazón provocada por los líquidos retenidos además de ser una de las infusiones más digestivas que existen.

    Para aprovechar sus interesantes efectos, debemos dejar una bolsita de infusión de manzanilla en agua muy caliente durante al menos 10 minutos. Pasado este tiempo ya se puede ingerir. Se recomienda tomarla al menos media hora antes de las comidas. También resulta interesante tomar una taza de infusión de manzanilla por la noche antes de ir a dormir, ya que tiene propiedades relajantes que evitan el estrés, a menudo un factor causante del aumento de peso.

Existen otro tipo de infusiones igualmente eficaces que no están hechas necesariamente de hierbas y que también contribuyen a quemar grasa como por ejemplo la alcachofa o el jengibre, el laurel y la canela. Tmbién podemos encontrar ciertas hierbas chinas como el astrágalo o el ginseng, las hierbas mapuches como el pirkun o el pelluf, así como otro tipo de hierbas laxantes que también ejercen un efecto muy interesante quemagrasas, especialmente en la zona abdominal o la barriga que es una de las zonas más susceptibles de acumulación de grasas. Y todo ello sin necesidad de recurrir a pastillas para adelgazar rápido (a menudo con numerosas contraindicaciones y efectos secundarios)

Recuerda que cualquiera de las dietas o métodos para adelgazar aunque sea seguro, para ser efectivo debe ir acompañado de ejercicio y una muy buena hidratación con el fin de evitar el temido "efecto rebote".

Si quieres profundizar más acerca de este tipo de remedios caseros o aguas naturales buenas para adelgazar, no dudes en visitar la web de Herbalife o Innatia donde encontrarás asesoramiento e informacion acerca de multitud de productos y bebidas naturistas al igual que en cualquier herbolario.

¿sabías qué...?

Existe un remedio muy curioso y con interesantes características entre otras cosas para perder peso, se trata de las conocidas como hierbas suecas, con propiedades casi "milagrosas" y que consiste en un extracto de hierbas amargas, digestivo y depurativo, cuyo uso se remonta a la Edad Media

comenta y pregunta