Parkinson - Causas y factores de riesgo

Cómo saber si yo o algún familiar puede estar desarrollando Parkinson

Numerosas enfermedades han "aparecido" en las últimas décadas, muchas de ellas debido al cambio en estilo de vida y alimentación, el cual es difícil que se pueda cambiar de la noche a la mañana y sin un estímulo que nos ayude a realizarlo. Sin embargo, estas enfermedades que han aparecido, se han vuelto una gran causa de invalidez en la población, ya sea física o intelectual y desafortunadamente en muchas de ellas, no se han encontrado formas de evitarlas o curarlas. 

Un ejemplo es la enfermedad de Parkinson, que si bien se realizan un gran número de estudios al respecto, no se ha logrado encontrar un medicamento o acción que pueda curar la enfermedad. Es la segunda enfermedad neurodegenerativa en frecuencia. Las personas que pueden sufrir la enfermedad en un momento determinado, es del 0.3% de la población, aumentado al 1-2% a partir de los 60 años de edad, pues la edad es un factor de riesgo para la enfermedad.

Conociendo la Enfermedad de Parkinson

La enfermedad de Parkinson es un trastorno neurodegenerativo caracterizado por síntomas motores como temblor en reposo, bradicinesia, rigidez y alteraciones en la marcha. Esto es causado por un mecanismo de daño y posterior degeneración de las neuronas ubicadas en una región del cerebro llamada sustancia negra. Estas neuronas se encargan de producir dopamina, una sustancia química que es fundamental para que el movimiento del cuerpo se realice correctamente. Cuando el cerebro no dispone de la dopamina suficiente para mantener un buen control del movimiento, los mensajes de cómo y cuándo moverse se transmiten de forma errónea, apareciendo de forma gradual los síntomas motores que son muy típicos de la enfermedad.




También se ha visto que hay otras neuronas afectadas en esta enfermedad y por tanto otros neurotransmisores como la serotonina, noradrenalina y acetilcolina, lo que nos va a explicar otros síntomas no motores de la enfermedad.

Aún cuando es un trastorno neurodegenerativo, la expectativa de vida promedio de un paciente con párkinson generalmente es la misma que las personas que no la padecen.

¿Cuáles son las causas de la enfermedad de Parkinson?

Aún cuando se sigue sin conocer la causa que produce la pérdida neuronal en esta enfermedad, la combinación de factores genéticos y medioambientales que pueden variar de una persona a otra, pero los principales factores implicados son:

  • Envejecimiento: La edad se ha demostrado como un claro factor de riesgo de la EP, siendo la edad media de diagnóstico en torno a los 55-60 años. De este modo la prevalencia de la enfermedad aumenta exponencialmente a partir de la sexta década de la vida.
  • Factores genéticos: La herencia familiar juega un factor muy importante. Se estima que entre el 15 y 25% de las personas con Parkinson tiene algún pariente con la enfermedad. 
  • Factores ambientales: Determinadas sustancias químicas tóxicas como pesticidas pueden producir síntomas parkinsonianos, factores físicos como el traumatismo craneal también se han relacionado con el riesgo de desarrollar Parkinson en edades avanzadas. La idea general es que el desarrollo de la enfermedad se debe a la interacción de diferentes factores del entorno en pacientes genéticamente predispuestos.

¿Qué síntomas podemos esperar?

El diagnóstico del Parkinson es clínico, y para que las manifestaciones clínicas típicas se presenten, es necesario que se produzca una pérdida de dopamina en el cerebro por encima del 70%, hasta este momento, puede haber manifestaciones sutiles, dentro de un periodo llamado periodo premotor.

Este periodo premotor puede presentar síntomas como depresión, pérdida del olfato, estreñimiento o alteraciones del sueño consistentes en sueños muy vividos, sudoración, dermatitis, dolor en hombro, pérdida de la expresividad facial del paciente, lentitud en el caminar, pasos cortos y un brazo sin balancear.

Existen diferentes factores que podemos presentar y que nos pueden predisponer para presentar enfermedad de Parkinson, así como síntomas que pueden orientarnos para buscar ayuda, si bien no para curar (en este momento), sí para tratar de retrasar todas las secuelas y daño que pueda causar.

¿sabías qué...?

Tal vez el primero que se refirió al Parkinson en forma directa, fue Leonardo da Vinci (1452-1519), ya que al estar fascinado por la forma en que funcionaba cuerpo humano, advirtió que algunas personas experimentaban simultáneamente movimientos anormales involuntarios y dificultad en realizar acciones volitivas. Relataba “aparece claramente en paralíticos cuyos miembros se mueven sin consentimiento de la voluntad y esta voluntad, con todo su poder no puede impedir que las extremidades tiemblen”.