Qué es la ortodoncia

La ortodoncia resuelve muchos problemas

Se llama ortodoncia a la especialidad de la odontología que estudia, previene, diagnostica y trata las alteraciones de posición de los dientes. Más sencillamente, corrige los dientes que tienen una posición incorrecta.

Los tratamientos ortodóncicos debe hacerlos un odontólogo que haya realizado la especialización específica de ortodoncia, que suele durar unos tres años.

La ortodoncia no es un asunto estético únicamente. Los dientes apiñados y con problemas de colocación, generan desalineación en la mordida, que a su vez conlleva serios problemas respiratorios.

Muchas disneas, asmas, ronquidos, poco desarrollo pulmonar, respiración bucal dislalia, deglución atípica, por ejemplo, mejoran sustancialmente con un tratamiento de ortodoncia.

A continuación veremos algunos de los problemas más comunes que se pueden resolver con ortodoncia, y cuáles son los tratamientos ortodóncicos más utilizados en la actualidad.

    Índice

  1. Dientes adelantados o retrasados

    Dientes adelantados o retrasados

    Algunos de los problemas que se resuelven con la ortodoncia son el prognatismo o sobremordida, que es cuando los dientes se ven salidos. La mordida abierta, que es cuando al tratar de apretar las mandíbulas queda un espacio entre la superior y la inferior. El retrognatismo es cuando los dientes están en posición retrasada, en algunos casos, los dientes inferiores pueden incluso cubrir los superiores.

  2. Problemas de mordida

    Problemas de mordida

    Algunos de los problemas vinculados a la mordida se resuelven también con ortodoncia, por ejemplo la mordida cruzada, la mordida abierta, la línea media desplazada. Todos estos problemas implican que los dientes superiores no caen suavemente un poquito más adelante que los inferiores, sino que hay espacios irregulares entre los lados derecho e izquierdo. Este tipo de problemas puede provocar un desgaste de los dientes y traer mayores problemas a largo plazo si no se soluciona.

  3. Otros problemas

    Otros problemas

    La ortodoncia también resuelve problemas como el espaciamiento (la separación entre los dientes por mala posición de estos o piezas faltantes), el apiñamiento (dientes montados unos sobre otros por no tener suficiente espacio en la mandíbula para contenerlos). El apiñamiento, por ejemplo, puede llevar a otros problemas de salud, ya que al estar los dientes tan apretados es imposible una buena limpieza bucal y eso puede generar graves problemas en las encías.

  4. Aparatos fijos

    Aparatos fijos

    La ortodoncia utiliza diferentes tipos de aparatos para llevar a cabo un tratamiento. Esto es, sistemas de bandas, alambres y brackets que ejercen presión sobre los dientes y van moviéndolos de manera muy gradual hasta que estos se colocan en la posición correcta. Las bandas se fijan alrededor de algunos dientes. Los brackets se colocan sobre los dientes con un cemento especial. Los alambres, que suelen ser de niquel y titanio, se pasan entre los brackets y se ajustan a las bandas. De esta forma los dientes se van movilizando muy progresivamente y poco a poco. Este tratamiento de ortodoncia suele durar entre 1 y 4 años, dependiendo del caso a resolver.

  5. Aparatos movibles

    Aparatos movibles

    El tratamiento puede ser con aparatos fijos solamente o con una combinación de aparatos fijos y movibles. Los aparatos movibles pueden ser retirados por el paciente para comer o para limpiarse adecuadamente la dentadura. Consisten en una base acrílica con ramas de alambre que se coloca ajustando los dientes, suelen tener un tornillo de expansión, que permite ajustarlo. Por lo general, se usan después del tratamiento como mantenedores. Hay ciertos tratamientos a largo plazo que utiliza solamente aparatos movibles, por ejemplo, para corregir la forma del paladar. Son tratamientos que suelen llevar no menos de 5 años, ya que el aparato movible no genera tanta presión como los fijos.

  6. Tratamientos posteriores

    Tratamientos posteriores

    La duración del tratamiento de ortodoncia varía según la problemática del paciente. Mejora sustancialmente todos los problemas anteriormente mencionados. Al principio puede ser molesto, no doloroso. Después que termina el tratamiento, se recomienda el uso de mantenedores nocturnos, de manera de no perder el tratamiento. Una vez que termina el tratamiento, también suele realizarse una limpieza profunda de dientes y encías.

Los tratamientos de ortodoncia son una de las maravillas del siglo XX. Permiten tener una sonrisa hermosa y una mejor salud bucal y general. Antes de ponerte en manos de un especialista, consulta que sea el adecuado.

¿sabías qué...?

La periodoncia es la rama de la odontología que se ocupa de prevenir, diagnosticar y tratar las enfermedades de los tejidos que soportan los dientes: encía, ligamento periodontal, cemento radicular y hueso alveolar. Las enfermedades periodontales más comunes son periodontitis y gingivitis.