Omega 3: Propiedades y beneficios

Conoce las razones por las que este ácido graso puede mejorar tu calidad de vida

El Omega-3, o ácido linoleico, es un ácido graso esencial que no es sintetizado por el cuerpo de forma natural. Por lo tanto, para incorporarlo al organismo tenemos que consumirlo a través de la dieta o de complementos alimenticios.

En concreto, el Omega-3, junto con el Omega-6, es un ácido graso polinsaturado. A su vez se divide en los Omega-3 de cadena corta que podemos encontrar sobre todo en algunos aceites vegetales (ácido alfa-linolénico o ALA) y los Omega-3 de cadena larga (EPA y DHA), que se encuentran en el pescado azul, su principal fuente junto con las nueces. Lo ideal es priorizar la ingesta de Omega-3 con procedencia animal, ya que es mejor asimilado por el cuerpo.

Es recomendable consumir entre 3-4 raciones de alimentos que contengan Omega-3 a la semana para poder beneficiarnos lo más posible de sus propiedades. Seguir una dieta mediterránea es una gran idea ya que contiene muchos alimentos ricos en esta sustancia lipídica.

Estas son las principales propiedades y beneficios del Omega-3:

    Índice

  1. Ayuda a los órganos a desarrollar correctamente sus funciones

    Esta es sin duda la principal propiedad del Omega-3. Este ácido actúa a nivel celular dando fluidez y permeabilidad a las membranas celulares y permite el intercambio de moléculas, lo que hace que los diferentes órganos funcionen correctamente.

  2. Protector frente a enfermedades cardiovasculares

    Los ácidos grasos Omega-3 protegen al organismo frente a la trombosis y las enfermedades cardiovasculares gracias a sus efectos vasodilatadores. También aumentan la elasticidad de las arterias y esto hace que regulen mejor la presión arterial. Un estudio italiano hecho sobre personas que habían sobrevivido a ataques al corazón concluyó que quienes comían frecuentemente pescados grasos una o más veces a la semana tenían menos de la mitad de probabilidad de sufrir un nuevo ataque al corazón.  

  3. Disminuye los niveles de triglicéridos y regula el colesterol

    Esta propiedad, que está relacionada con su efecto protector del sistema cardiovascular, hace que consumir alimentos ricos en Omega-3 sea muy beneficioso para las arterias y el corazón, además de prevenir enfermedades relacionadas con altos niveles de colesterol y triglicéridos. Esto porque el Omega-3 reduce la actividad de la enzima que fomenta el metabolismo de la grasa por parte del hígado.

  4. Beneficioso para el feto

    El Omega-3 ayuda a la formación y desarrollo cerebral del ser humano, por eso es tan recomendable que las mujeres embarazadas consuman algún tipo de suplemento de Omega-3 durante el embarazo, ya que favorecerá al desarrollo cerebral del feto, sobre todo en los primeros meses.

  5. Antidepresivo natural

    El ácido graso Omega-3 también están recomendado como antidepresivo natural en caso de sufrir algunos tipos de depresiones, como la depresión estacional o los cambios de humor que no responden a una causa específica concreta.

    Un estudio en Noruega concluyó al observar a 22,00 pacientes que los que incluían Omega-3 frecuentemente en sus dietas tenían un 30% menos probabilidad de sufrir síntomas asociados a la depresión que los que no lo incluían. Además, se concluyó en un estudio irlandés que quienes ya padecían de depresión, a pesar de estar tomando antidepresivos, tenían sus síntomas reducidos.

  6. Útil frente a los procesos que cursan con inflamación

    Los ácidos grasos Omega3 también han demostrado ser antiinflamatorios; por eso están recomendados en aquellas enfermedades y dolencias que impliquen una inflamación, por ejemplo, la artritis, la gastritis, la periodontitis, la enfermedad de Crohn y la neumonía bacteriana y viral, entre otros.

  7. Propiedades anticancerígenas

    Varios estudios han demostrado que consumir alimentos ricos en ácidos Omega-3 puede ser útil para prevenir la aparición de algunos tipos de cáncer, como por ejemplo, el cáncer de colon, el de próstata y sobre todo el de mama. Este último en concreto porque los Omega-3 inhiben la acción de los estrógenos.

¿sabías qué...?

En la dieta de los japoneses hay muchos alimentos que contienen ácidos grasos Omega-3 y varios estudios han demostrado que ese es uno de los principales motivos de la baja incidencia de enfermedades cardiovasculares entre su población.

comenta y pregunta