Narcolepsia: Todo lo que debes saber

Toda la información para que no te quedes dormido

Aún cuando algunos autores habían descrito previamente casos de somnolencia excesiva o cataplejía, fue hasta 1880 cuando Genileau acuñó el término narcolepsia a los pacientes con somnolencia excesiva, ataques de sueño y episodios de debilidad muscular, los cuales eran desencadenados por emociones (atasia). En 1916 se introdujo el término cataplejía para estos episodios y en 1957 se añadieron la parálisis del sueño y las alucinaciones, es aquí donde se constituye la tétrada clásica.

Ya adentrándonos en la materia, vamos a explicar qué es la narcolepsia y los datos que son importantes que conozcamos.

La narcolepsia es una enfermedad crónica caracterizada por una somnolencia diurna excesiva y episodios de debilidad muscular provocados por emociones (cataplejía), junto con otros síntomas menos frecuentes, como parálisis del sueño, alucinaciones y sueño nocturno alterado. Existe un tipo de narcolepsia sin cataplejía, en la que la hipersomnia se asocia a alteraciones electrofisiológicas similares a las de la narcolepsia con cataplejía, pero sin que se pueda alteración muscular.

La narcolepsia tiene una prevalencia aproximada de un caso entre cada 2000 - 4000 individuos, cifras cercanas a las de otras enfermedades neurológicas como la esclerosis múltiple o la enfermedad de Parkinson. Probablemente está infradiagnosticada, sobre todo en casos leves, en formas incompletas o cuando se asocia a otros trastornos del sueño como el síndrome de apnea obstructiva del sueño. Puede llegar a ser invalidante en los pacientes no tratados.




La gran mayoría de los casos son de presentación esporádica, y la incidencia en gemelos es de un 25% aproximadamente, con esto, podemos entender que no es suficiente la carga genética y son necesario otros factores de índole ambiental.

La narcolepsia con cataplejía es un trastorno que dura toda la vida, por lo que la mayoría de pacientes son adultos. Pero, muchas veces, los primeros síntomas ocurren en la adolescencia (40-50%) y muy pocas veces antes de la pubertad (2-5%)

¿Qué lo causa?

Se ha encontrado una pérdida de neuronas productoras de hipocretina en el hipotálamo de animales de experimentación, sin haber estudiado esta relación en humanos. El hipotálamo cuenta con dos núcleos principales que se encargan de la regulación del sueño y la alerta. Aún cuando se ha relacionado la pérdida de estas neuronas, se desconoce, que puede causar la pérdida, aunque se han propuesto varias hipótesis, como que puede ser de origen autoinmune, alteraciones genéticas, infecciones estreptocócicas influenza, entro otros.

¿Cómo se manifiesta?

Una de las características principales de la narcolepsia es la imposibilidad de mantener la vigilia en situaciones pasivas, causando excesiva somnolencia y episodio de sueño habitualmente breves, y, según la intensidad del problema, también en situaciones moderadamente activas, por ejemplo: hablando con alguien, conduciendo, en trabajos rutinarios, etc.

Otro de los síntomas es la cataplejía, que se define como la aparición súbita de debilidad muscular desencadenada por emociones, generalmente risa intensa, al resolver favorablemente una situación o al encontrarse inesperadamente con alguien. Puede afectar todo el cuerpo, las rodillas o predominar en la cara y cuello, teniendo una duración > 1-2 minutos generalmente. Es menos frecuente que se desencadene por emociones negativas

La parálisis del sueño y las alucinaciones son síntomas que los pacientes con narcolepsia llegan a presentar, esto es, episodios de parálisis muscular asociados o no con alucinaciones, lo que se considera intromisiones anormales del sueño REM. Suelen ser episodios de corta duración, fácilmente revertidos por estímulos externos como tocar al paciente. 

También pueden presentar sueño fragmentado, pues al igual que la vigilia, estos pacientes no pueden mantener largos períodos de sueño.

El diagnóstico se da cuando un paciente con excesiva somnolencia diurna, asocia periodos de cataplejía. También se realizan pruebas de polisomnografía y test de latencias múltiples de sueño.

El tratamiento se puede manejar con medicamentos como metilfenidato, clomipramina, modafinilo, oxibato sódico, con los que muchos pacientes experimentan mejoría importante.

Otros pequeños cambios que podemos hacer son:

• Mantén un horario normal de sueño – vigilia. 

• Evita pérdida de sueño intencional, como quedarse despierto tarde durante los fines de semana. 

• Evita el alcohol y otros depresores del sistema nervioso central. 

• Si es posible, modifica tus horarios de trabajo y escuela, como evitando clases temprano a la mañana. 

• Toma siestas cortas (20-30 minutos) según las necesites para evitar ataques de sueño no intencionados. 

• Usa cantidades moderadas de cafeína. 

• Opera vehículos de motor y maquinaria pesada con cuidado extremo y solo si tu médico lo aprueba. 

Como vemos, la narcolepsia es una enfermedad poco frecuente, de dificil diagnóstico dadas las características de su presentación y sin una clara causa. Pero se ha estado estudiando pues puede ser incapacitante para los pacientes.

¿sabías qué...?

La paralabra narcolepsia se deriva del griego NARKE significa adormecimiento LEPSIS ataque.

comenta y pregunta