10 mitos sobre el acné

Te contamos algunos mitos sobre el acné que no no tienen fundamento científico

El acné es una enfermedad inflamatoria que aparece en la piel de gran parte de la población. Dado esto, existen varios mitos sobre la mejor forma de tratarlo, y qué cosas o hábitos evitar para deshacerse de las molestas espinillas y granos. Descubrirás que no todas las cosas que se dicen sobre el acné son ciertas, pues muchas no tienen fundamento científico.

En Spoots te presentaremos algunos de los mitos sobre el acné y te explicaremos si tienen o no fundamento.

    Índice

  1. Tomar leche provoca acné

    Algunos estudios han sugerido que tomar leche podría influenciar la aparición de acné por las bacterias y hormonas que se encuentran presentes en ella, pero los resultados no han sido concluyentes sobre esto, por lo que no implica que necesariamente debas dejar de tomarla para evitar la aparición del acné, si bien tampoco es bueno abusar de su consumo, especialmente las que contienen más grasa.

  2. No uses protector solar pues agrava el acné

    Es cierto, pero a medias. Hay ciertos tipos de protectores solares que pueden afectarte, por lo que debes elegir el correcto en caso de que seas propenso a tener acné. Busca los que tengan óxido de zinc o bien dióxido de titanio.

  3. El acné solo trae problemas estéticos

    Si tienes el mal hábito de tocar tus granos con frecuencia, o peor, intentar sacártelos con la mano, habrá buenas probabilidades de que te quedes con algunas marcas permanentes, además del trauma psicológico que puede conllevar.

  4. Con un buen maquillaje basta

    Con un buen maquillaje basta

    Algunas mujeres creen que el problema se soluciona yendo a una tienda de cosméticos. Sin embargo, algunos maquillajes más espesos pueden agravar el problema al tapar los poros.  En vez de eso, todos los esfuerzos deberían ser puestos en buscar una solución con tu doctor o dermatólogo.

  5. El acné es producido por la falta de limpieza

    dddddUna o 2 lavadas al día es bueno para el rostro, pero con eso basta. Si lo haces más veces, puedes resecar la piel.

  6. Tu dieta no tiene relación con el acné

    Se ha comprobado que una alimentación rica en azúcares, lácteos y grasas conlleva más probabilidades de desarrollar acné. 

  7. El chocolate potencia la aparición de acné

    El chocolate potencia la aparición de acné

    Esto es cierto sólo en parte, puesto que lo que provoca acné no es el cacao en sí, sino los azúcares y lácteos que vienen en el chocolate. Para eso, si quieres comer (de vez en cuando) chocolate, puedes hacerlo pero intenta que el contenido de cacao sea mayor a un 70%.

  8. Si soy adulto, no debo preocuparme

    El acné se da con mayor fuerza en la adolescencia, pero aún existe un alto porcentaje de adultos que aún lo sufren, en este caso especialmente en las mujeres por las hormonas asociadas a la menopausia.  De hecho, en algunos países se ha visto que hasta un cuarto de la población entre 40 y 50 años aún lo desarrolla en ocasiones.  

  9. Mientras mayor concentración en los remedios, mejor

    Los compuestos que más distinguen a las cremas para acné que se compran en las farmacias son el peróxido de benzoílo y el ácido salicídico. El primero se encarga de eliminar las bacterias mientras el segundo se encarga de destapar los poros. Ahora bien, cuando se trata del peróxido, el que la crema tenga mayor concentración de este compuesto no se reflejará en una mejor protección necesariamente.

  10. La exposición al sol ayuda al control del acné

    La exposición al sol ayuda al control del acné

    En el corto plazo, el sol podría tener un buen efecto sobre el acné, al reducir la inflamación de los granos. Pero si la exposición se hace prolongada, existe el riesgo de que los rayos solares reduzcan el colágeno de la piel, afectando la salud de ésta en general.

¿sabías qué...?

El porcentaje de mujeres que sufren de acné aumenta durante el embarazo.