Las mejores infusiones para dormir bien

Te enseñamos las hierbas más recomendables para dormir profundamente

Disfrutar de un sueño apacible y reparador, es una de las más importantes rutinas diarias que el cuerpo necesita para recargar energías y rendir al 100% cada día. Sin embargo diversos factores pueden incidir en la aparición del insomnio, uno de los más temidos problemas de la población actual pues una persona que no duerme adecuadamente puede sufrir importante problemas de salud, especialmente cuando se trata de un problema de insomnio crónico que impide entre otras cosas prepararse para afrontar tareas y actividades.

¿Cómo puedo disfrutar de un sueño reparador sin necesidad de recurrir a fármacos? Afortunadamente, existen técnicas, formas y diversos métodos y remedios naturales y caseros muy efectivos que nos pueden ayudar a curar el insomnio naturalmente, como por ejemplo las infusiones o tisanas a base de plantas e hierbas, muy buenas para tratar numerosas dolencias entre ellas los problemas para dormir (con especial cuidado durante el embarazo).

Grandes aliadas en ayudarnos a descansar y en favorecer un estado de relajación, descubre cuáles son las clases de infusiones contra el insomnio más apropiadas para conseguir un sueño profundo y agradable especialmente en el caso de los adultos.

    Índice

  1. Tila

    La infusión de tila, está compuesta por las flores secas de árbol del tilo, siendo uno de los remedios naturales más aconsejables para tratar temas relacionados con nerviosismo de tipo neurótico, ya que ayuda a relajarse, así como propiedades antiespasmódicas que producen un efecto relajante en los músculos del cuerpo de la persona que la toma con cierta regularidad.

    Los principales compuestos de la tila para tratar este problema son el ácido cafeico, el eugenol, el alfapineno y el limoneno, cuya combinación resulta muy aconsejable para tratar el insomnio de tipo nervioso.

    Para beneficiarnos de sus efectos relajantes y poder inducir el sueño profundamente es aconsejable tomar una taza compuesta de una cucharadita pequeña de tila en un vaso de agua al menos entre media hora y una hora antes de dormir, colar e ingerir. Uno de los consejos que puedes seguir en el caso de problemas más graves de insomnio se puede aumentar la ingesta durante el día hasta cuatro tazas de tila.

  2. Valeriana

    La valeriana es una de las más conocidas infusiones para combatir el insomnio. La parte de la planta que se utiliza para hacer infusiones son las raíces, las cuales concentran la mayor parte de sus propiedades que se centran en combatir la excitación nerviosa principalmente. Además la valeriana es uno de los mejores relajantes musculares que existen.

    El principal compuesto presente en la valeriana son los valepotriatos, quienes actúan sobre un neurotransmisor específico, el ácido gamma aminobutírico, consiguiendo un importante efecto sedante que sirve para una eficaz inducción a un sueño profundo, rápido y muy reparador. 

    La mejor forma de aprovechar los efectos de la valeriana para combatir el insomnio, es agregando entre 1 gramo y 3 gramos de raíz de valeriana en un vaso de agua, dejarla reposar al menos 15 minutos y colarla antes de beber. Pueden tomarse hasta tres tazas diarias. Uno de los trucos para disfrutar de sus efectos es tomarse a media tarde o bien media hora antes de ir a dormir para que los efectos de la valeriana sean efectivos. También puede encontrarse la valeriana en gotas como alternativa a las personas a las que no les gusta la infusión, que sirven de la misma forma.

  3. Melisa

    La melisa es una de las plantas que mejor ayuda a combatir los problemas de insomnio. Se utilizan tanto las flores como las hojas secas, y sus propiedades principales se centran en combatir los episodios de nerviosismo, induciendo a un sueño tranquilo y efectivo.

    Los principios activos de la melisa o el toronjil, como también es conocido este somnífero casero, son el ácido cafeico y oleanólico y terpenos, a los cuales se les asocia efectos de tipo narcótico. 

    Para tomar la infusión de melisa de forma adecuada, hay que mezclar una cucharadita de infusión en un vaso de agua y dejar reposar al menos 15 minutos, colar y beber. Se recomienda ingerirla media hora antes de ir a dormir.

  4. Hierba luisa

    La hierba luisa es uno de las plantas somníferas más aconsejables para ayudar a inducir el sueño, dadas sus importantes propiedades para combatir episodios acusados de estrés. Se deben usar las hojas y los tallos de la planta, los cuáles una vez secos, concentran todos sus principios activos como son el aceite esencial, linalol, cineol y terpenos.

    La planta hierba luisa se puede utilizar de forma externa, añadiendo una taza de infusión al agua de la bañera para producir un efecto relajante y calmante, o bien mediante su ingesta añadiendo una cucharadita de infusión en un vaso de agua, dejarla reposar 15 minutos, colarla e ingerir. Debemos tomarla media hora antes de dormir para aprovechar sus efectos relajantes e inductores del sueño.

  5. Pasiflora

    La pasiflora es una de las plantas medicinales más apreciada por sus efectos relajantes y sedantes, los cuales actúan especialmente sobre el sistema nervioso. Para ello se hace uso principalmente de las hojas de la planta, que una vez secas se utilizan para prepararl a infusión.

    Los principios activos de la passiflora son fundamentalmente los flavonoides, los cuáles resultan muy útiles a la hora de tratar acusados problemas relacionados con el estrés, la tensión o la ansiedad, problemas que se convierten en la causa principal cuando aparecen los problemas que evitan la conciliación efectiva del sueño. Además, esta planta somnífera no causa dependencia ni produce somnolencia e incluso se recomienda para su administración en bebés y niños gracias a sus efectos tranquilizantes.

    La forma recomendable de preparación, para tomar la infusión de pasiflora en casos de ansiedad importante, es añadiendo una cucharada de hojas secas en una taza de agua hirviendo. Dejar reposar 10 minutos, colar y beber. Esto te permitirá estar mucho más relajado.

  6. Amapola

    La amapola es muy utilizada para tratar problemas graves de insomnio, para los cuales se utilizan principalmente los pétalos de la flor. Uno de los componentes principales presentes en la flor de la amapola son los alcaloides isoquinolínicos, que se distinguen por tener importantes efectos sedantes siento uno de los somníferos más potentes.

    La infusión de amapola además de mejorar la inducción del sueño ayuda a reducir los problemas de ansiedad y nerviosismo, lo cual la convierte en una de las más completas infusiones para mejorar el descanso.

    Es suficiente en casos esporádicos de insomnio, añadir un pequeño puñado de pétalos de amapola secos en un vaso de agua hirviendo, dejar infusionar 10 minutos, colar y beber antes de ir a la cama. En casos más severos se pueden tomar hasta tres tazas diarias repartidas durante el día.

  7. Manzanilla

    La manzanilla es una de las plantas más conocidas por sus múltiples propiedades, una de las más importantes la de inducir a un sueño relajante, calmar los estados de nerviosismo e inducir a ese estado de somnolencia y tranquilidad que preceden a una sueño agradable y reparador siendo uno de los ansiolíticos naturales más utilizados. Por otro lado la manzanilla es un excelente relajante muscular que ayuda a combatir muchos de los dolores que nos pueden impedir descansar.

    Una de las principales particularidades de la manzanilla frente a otros remedios es que permanece en el organismo durante un tiempo más prolongado, por lo que tomándola de forma regular podremos disfrurtar de sus efectos durante un período más largo.

    Para preparar la infusión de manzanilla debemos de añadir a un litro de agua un puñado de flores de manzanilla, dejamos que llegue al punto de ebullición y retiramos del fuego (es bueno que no llegue a hervir demasiado). Debe de reposar cinco minutos antes de colar. Toma una infusión de manzanilla una hora antes de dormir acompañada de una cucharada de miel u otro endulzante natural para descansar toda la noche de forma ininterrumpida. Verás como es una de las maneras más efectivas para ir a la cama y dormir en pocas horas.

  8. Rooibos

    El rooibos es una planta medicinal con numerosas propiedades siendo una de las que mejor ayudan, entre otras cosas a favorecer un sueño relajante y muy reparador. Uno de los secretos del rooibos es la presencia de aspalathin, un antioxidante natural que podría ayudar a combatir numerosas enfermedades.

    El rooibos es uno de los productos naturales que mejor funciona a la hora de mejorar los problemas de insomnio. No contiene teína, es relajante y su sabor es suave y agradable a diferencia de otros tés más fuertes. Además es rico en magnesio, un mineral muy apreciado por sus propiedades como relajante muscular, por lo que estamos hablando de uno de los tratamientos naturales más saludables que existen.

    Para disfrutar de tu té de rooibos pon a hervir una cucharadita de hojas secas por taza de agua. Retira del fuego cuando llegue al punto de ebullición y deja reposar al menos 5 minutos. Toma una taza de té de rooibos antes de dormir para disfrutar de noches plácidas y relajantes y lo más importante, descansar correctamente.

  9. Lavanda

    La lavanda es una de las plantas aromáticas más conocidas y utilizada hoy día para llenar de buen olor los hogares, hacer aceites esenciales entre otros muchos usos. Y uno de sus usos es el de inducir al sueño y a la relajación, contando entre sus múltiples beneficios con la capacidad de disminuir la frecuencia cardíaca para conseguir un estado de relajación, gracias a sus más de 20 principios sedantes.

    Sin embargo hay que tener cuidado a la hora de ingerirla, ya que dosis muy altas de infusión de lavanda podrían rsutlar contraproducentes para la salud.

    Para preparar un té de lavanda debes de introducir una cucharada de flores secas en una taza de agua a la que verteremos agua hirviendo. Dejamos que infusione al menos diez minutos para que la lavadna suelte lo aceites que contienen las propiedades relajantes. En pocos minutos tendrás preparado un delicioso té con propiedades calmantes que te ayudarán a lograr un sueño lo suficientemente profundo para descansar plácidamente.

El uso de estos tipos de infusiones para combatir el insomnio es uno de los más saludables soluciones y remedios en forma de bebidas que podemos encontrar en el mercado para dormirse casi al instante. Además de que evitan que hagamos uso de medicamentos en forma de pastillas u otros fármacos, evitan además la dependencia y resultan saludables y efectivas, siempre y cuando se tomen en las dosis recomendadas.

Cuidado con la ingesta de té que puede llevar a confusión respecto a las infusiones, como por ejemplo el té verde o rojo o el té de jazmín, ya que contienen teína, un compuesto que actúa de forma más potente como la caféina evitando que la persona pueda conciliar el sueño. Tomar muchas cantidades puedeocasionar el efecto contrario.

En el caso de mujeres embarazadas o en período de lactancia es importante consultar previamente con un especialista, pues no todas las infusiones son recomendables dados los posibles efectos secundarios o contraindicaciones que pueden tener un efecto malo para el bebé. En estos casos es necesario recurrir a algo más específico.

¿sabías qué...?

La valeriana es conocida en algunos lugares como la Hierba de los Gatos, dado que el olor de las raices de esta planta resulta muy atrayente para estos animales a quienes les encanta arrancarla y masticarla.

comenta y pregunta