Qué es la medicina homeopática

Descubre cómo actúan y qué ventajas aportan los remedios homeopáticos para la salud

La medicina homeopática ha comenzado a hacerse cada vez más popular debido a las numerosas ventajas que para muchas personas con dolencias ha tenido su aplicación. Con detractores y seguidores por igual, muchos consideran que la homeopatía es una terapia natural mientras que para otros es un sistemaa de medicina alternativo al tradicional y con muchos beneficios para la salud.

A continuación nos adentramos un poco más en sus usos, sus fundamentos y como su aplicación reporta interesantes ventajas en el tratamiento de dolencias y enfermedades.

¿Qué es la medicina homeopática?

La medicina homeopática parte de una serie de principios, los cuales afirman que las mismas sustancias que provocan la aparición de una enfermedad pueden, en pequeñas dosis, realizar el efecto contrario y servir como método de curación de la misma. Por otro lado, la medicina homeopática defiende que un principio es más efectivo cuanto mayor es su disolución en agua.




Al formar una corriente paralela a la medicina científica, la medicina homeopática ha sido considerada como una pseudociencia, es decir, una disciplina que cuenta con principios muy similares a los de una ciencia, pero que no es considerada como tal.

La homeopatía puede utilizarse en toda clase de personas, desde niños pequeños pasando por adultos y ancianos. Se centra principalmente en ejercer una fuerza estimulante sobre las capacidades curativas del propio organismo, incidiendo en el aspecto físico, mental y emocional.

Cómo se toman los remedios homeopáticos

La forma en la que debe de administrarse la medicina homeopática dependerá del tipo de medicina que demande la persona que sufre determinadas dolencias, siempre certificadas por un médico homeópata profesional.

Sin embargo existen una serie de pautas generales para su administración:

  • Se toman generalmente unos quince minutos antes de las comidas principales.
  • La administración de cada uno de los remedios homeopáticos debe de comenzar por pequeñas dosis que irán incrementándose en función de la reacción que el paciente presente, así como la mejoría experimentada.
  • En ningún caso los remedios homeopáticos deben de ser un sustituto de medicina tradicional, sino que deben de considerarse un complemento más.
  • Los remedios homeopáticos se dejan de tomar una vez que hemos encontrado solución y alivio al problema y se reanudan cuando se presenten recaídas.
  • Existen ciertas sustancias que pueden bloquear los efectos del remedio homeopático tales como la cafeína, los sabores fuertes, el mentol o algunas drogas así como productos de aromaterapia. Es importante tenerlo en cuenta y consultarlo con el médico homeópata para que los remedios surtan efecto.

Formas de presentación de los remedios homeopáticos

Los remedios homeopáticos pueden presentarse en diferentes formatos, siendo los más usuales los siguientes:

  • Gránulos: Es la forma de presentación más frecuente. Se presenta en forma de pequeñas bolitas en tubos. Al tomarlo lo más normal es que se dejen debajo de la frecuente hasta su completa disolución.
  • Glóbulos: Vienen en pequeños envases monodosis, y al igual que los gránulos se colocan bajo la lengua.
  • Gotas: Se presentan en envases de vidrio y se toman solas o bien mezcladas con agua
  • Pomadas o ungüentos: Son menos convencionales y se presentan en tubos como cualquier pomada tradicional.
  • Jarabes: Vienen en tamaños mayores que las gotas, en envases de vidrio.

Ventajas de la medicina homeopática

Existen numerosas ventajas por las cuales la medicina homeopática se ha convertido en una opción a la que cada vez recurren más personas. Entre ellas cabe destacar las siguientes:

  • Se trata de remedios naturales libres de sustancias químicas por lo que no existen efectos secundarios y no hay riesgo de que la persona muestre indicios de adicción a ninguna de las sustancias que los componen.
  • Cada uno de los tratamientos se personaliza según las necesidades y dolencias del paciente
  • La evaluación de cada tratamiento se realiza en seres humanos, no en animales.
  • Muchos de los remedios homeopáticos tienen efectos beneficiosos en determinadas dolencias que no pueden tratarse con medicación tradicional.
  • Fortalecen el sistema inmunológico.
  • No afectan al sistema digestivo ni producen alergias.
  • Son más económicos y accesibles.
  • Ofrecen mejoría a corto plazo y a largo plazo.

Los medicamentos homeopáticos se prepararan a partir de sustancias de origen animal, vegetal, mineral u orgánico que facilitan la estimulación de las defensas naturales del organismo. No son los remedios en sí los que curan, sino la propia activación del sistema de defensa del cuerpo el que se moviliza y actúa combatiendo las dolencias.

Lo ideal es que la medicina homeopática se complemente con la medicina tradicional para suplir las carencias de ambas y ofrecer un tratamiento saludable y efectivo.

¿sabías qué...?

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), entre el 60% y el 80% de la población mundial utiliza o ha utilizado los remedios homeopáticos para solucionar problemas de salud.