Medicamentos naturales para dormir bien

Descubre los remedios naturales más eficaces para conciliar el sueño

Pasamos aproximadamente un tercio de nuestra vida durmiendo, cantidad que no llegamos a valorar como significativa si la relacionamos con nuestra calidad de sueño y su repercusión en nuestro ritmo diario. Dormir bien es fundamental si queremos aprovechar al máximo nuestros días. La llamada higiene del sueño se ha ido tomando cada vez más en serio por su importancia global, haciendo que exista una auténtica investigación por parte de profesionales para mejorar nuestras sesiones nocturnas.

Con todo, el estrés constante en el que vivimos hace muy difícil que podamos cuidar nuestra forma de dormir. Es por ello que plantearse medicamentos naturales para dormir bien puede ser la respuesta a nuestros problemas. No significa que dichas sustancias vayan a hacer que automáticamente conciliemos el sueño, son complementos a un cambio comportamental en los casos más duros junto a un interés real por querer dormir mejor.

    Índice

  1. Leche caliente

    Leche caliente

    El clásico consejo de nuestras abuelas sigue siendo tan efectivo como siempre. La leche contiene melatonina, un componente relacionado con el sueño profundo. Tomarla caliente no influye en sus componentes pero el calor beneficia al sueño preparando nuestro cuerpo para el letargo.

  2. Valeriana

    Valeriana

    El producto más solicitado en herbolarios, entre los múltiples beneficios que aporta se encuentra su influencia para conciliar el sueño como para mantenernos dormidos profundamente. Es importante no abusar diariamente de ella ya que nos acostumbraremos a dormir con su ayuda haciendo que sea mucho más complicado conseguirlo en el futuro cuando no dispongamos de ella.

  3. Nuez moscada

    Nuez moscada

    Bien triturada mezclándola con alguna bebida que no sea excitante (como por ejemplo un refresco) hará que nos acostemos mucho más relajados, consiguiendo conciliar el sueño más rápido. Es mejor tomarla justo antes de dormir, si la tomamos espaciada a lo largo del día solo conseguiremos sentirnos cansados sin llegar cómodamente al momento de dormir.

  4. Manzanilla

    Manzanilla

    La clásica manzanilla no solo nos ayudará como relajante para que durmamos mejor, asentará el estómago favoreciendo el descanso. Si no somos muy aficionados a las infusiones podemos echar un poco de azúcar para darle más sabor, sin excedernos ya que el azúcar nos activará más de lo necesario.

  5. Lechuga de cena

    Lechuga de cena

    Por sorprendente que parezca la lechuga tiene propiedades que nos ayudan a conciliar el sueño. Influye también la importancia de cenar ligero para evitar digestiones pesadas dificultando nuestro paso por la cama. Cenar una ensalada nos ayudará y si lo complementamos con una infusión de lechuga tendremos el efecto completo. Es cierto que no es de los preparados más cómodos en cuanto a su sabor pero podemos endulzarlo con un poco de azúcar o incluso de miel.

  6. Lavanda

    Lavanda

    Producto que ha ido perdiendo cierta popularidad pero que se sigue recomendando para tratar el insomnio. En este caso no la consumiremos, dejando actuar a la lavanda a través de un baño relajante con productos que la incluyen. Jabones o cremas son los más habituales y si le sumamos el efecto relajante del propio baño nocturno conseguiremos dormirnos en apenas segundos.

  7. Menta

    Menta

    Ya sea como infusión o mascando las propias hojas, la menta tiene numerosas propiedades sedantes que nos ayudarán a conciliar el sueño. La forma más recomendable es prepararnos una infusión justo antes de dormir, siendo importante no excedernos en la cantidad de menta que utilicemos para que no se nos haga pesada la bebida.

¿sabías qué...?

Un remedio natural que funciona a la perfección es un abrazo antes de dormir de alguien que nos quiera de verdad. Puede parecer una broma pero no hay remedio natural más eficaz que acostarnos con la sensación de ser queridos.