Cuáles son los medicamentos para dejar de fumar

Te ayudamos a que cumplas tu propósito de dejar de fumar

El tabaquismo es una enfermedad adictiva y crónica, que se caracteriza por la presencia de recaídas a lo largo de su evolución. Es la primera causa evitable de muerte en el mundo. Por ello, es importante que si necesitamos ayuda, acudamos con profesionales, quienes están obligados (junto con nosotros como pacientes), a informarnos sobre los efectos del cigarro, y ha orientarnos para que nos ayuden a dejar de ser fumadores.

Para los fumadores, mantenerse sin fumar es algo que se aprende, y por ello es posible fracasar en algunos intentos hasta que finalmente se consigue. Muchos fumadores no se plantean dejar de fumar por el miedo a las recaídas, por ello, creen que el esfuerzo será inútil y que finalmente volverán a fumar. 

Para los fumadores, fumar un cigarrillo es una importante fuente de gratificación. Por ello, en los primeros momentos del abandono es frecuente que aparezca la sensación de haber perdido algo importante, pero es importante que entendamos que a medida que transcurran los días, esta sensación desaparecerá. 

Según el Director General de Salud Pública de Estados Unidos, dejar de fumar representa el paso más importante que los fumadores pueden dar para vivir más tiempo y mejorar la calidad de sus vidas.




¿Por qué es tan fuerte la adicción al cigarro?

Uno de los componentes principales del cigarro es la nicotina, la cual es una droga que se encuentra naturalmente en el tabaco, es tan adictiva como la heroína o la cocaína. Con el paso del tiempo, una persona se vuelve dependiente físicamente y adicto emocionalmente a la nicotina. Esta dependencia física causa síntomas de abstinencia desagradables cuando se trata de abandonarla.

Por ello, te presentamos algunas terapias y medicamentos que puedes utilizar para ayudarte en tu propósito de dejar de fumar, recuerda lo que dijo Mark Twain: "Dejar de fumar es fácil, yo lo he hecho mil veces",así que se conciente que vas a tener éxitos y fracasos, pero lo importante es cambiar el hábito del cigarro, por el hábito de no fumar.

Terapias para dejar de fumar 

Terapia de reemplazo de nicotina

Como se indicó anteriormente, la nicotina que contienen los cigarrillos hace que surja una dependencia física, esto causa síntomas desagradables de abstinencia cuando una persona trata de abandonar el hábito. La terapia de reemplazo de nicotina NRT proporciona la nicotina, en forma de gomas de mascar, parches, aerosol, inhaladores o pastillas de nicotina para chupar, sin los otros químicos dañinos del tabaco. Muchos estudios han demostrado que usar la terapia de reemplazo de nicotina puede casi duplicar las probabilidades de dejar de fumar exitosamente.

Esta terapia es segura para casi todos los fumadores, excepto para las embarazadas, pacientes que padecen enfermedades del corazón o del sistema circulatorio.

Una vez que estamos usando los parches de nicotina, o que pensamos usarlos, es importante saber cuáles son los efectos de una sobredosis de nicotina: dolor de cabeza, náusea, vómito, dolor en abdomen, diarrea, agitación, nerviosismo, palpitaciones aceleradas o irregulares, sudor frío, piel y boca pálida, debilidad, temblores, confusión, problemas con la visión y la audición, alta presión, convulsiones, entre otros.

Brupopión

El brupopión es un antidepresivo de acción prolongada que se adquiere con receta médica y que reduce los síntomas de abstinencia de nicotina. No contiene nicotina. El brupopión funciona mejor si se comienza una o dos semanas antes de dejar de fumar. La dosis normal es de 1 a 2 tabletas de 150mg por día. 

Vareniclina

Es un medicamento que requiere receta. Funciona al interferir con los receptores de nicotina en el cerebro, esto significa que tiene dos efectos: reduce el placer que una persona experimenta al fumar, y reduce los síntomas de abstinencia de nicotina. La vareniclina se debe comenzar una semana antes de la fecha que fijó para dejar de fumar.

Se ingiere en forma de pastilla y se toma después de las comidas con un vaso completo de agua. La dosis diaria aumenta por los primeros 8 días, comenzando con una pastilla de 0.5mg al día por los primeros 3 días y luego una pastilla de 0.5mg dos veces al día por los próximos 4 días. Algunos estudios descubrieron que funciona mejor que el ibupropión, al menos al corto plazo.

Medicamentos recetados no autorizados por la FDA

  • Nortriptilina

Es un medicamento antidepresivo que lleva mucho tiempo usándose. Se ha encontrado que duplica las probabilidades de dejar de fumar con éxito en comparación con los fumadores que no toman ninguna medicina. Se comienza de 10 a 28 días antes de que la persona deje de fumar.

  • Clonidina

Es otro medicamento que lleva algo de tiempo usándose y que ha sido aprobado para el tratamiento de la presión arterial. Cuando se usa para dejar de fumar, se puede administrar en forma de pastilla dos veces al día o como un parche de piel una vez a la semana. Puede comenzarse hasta 3 días antes de dejar de fumar, pero también puede iniciarse el día que deja de fumar. No debe suspenderse repentinamente.

Dejar de fumar es una decisión que necesita de mucha fuerza de voluntad para poder conseguirlo, por ello, tratamos de ofrecerte información para que no sientas que tienes que hacerlo solo. Recuerda, estos medicamentos deben de ser controlados por un médico, para monitorizar efectos, complicaciones, etc. 

¿sabías qué...?

Los cigarrillos contienen arsénico, formaldehído, plomo, cianuro de hidrógeno, óxido de nitrógeno, monóxido de carbono, amoníaco y otros 43 sustancias cancerígenas. Así que animémonos a dejar de fumar y mejorar nuestra calidad de vida.