Masturbación masculina - Cómo masturbarse por primera vez

Te mostramos las claves y qué necesitas para una masturbación placentera

Los chicos alguna vez se han hecho la siguiente pregunta: ¿cómo masturbarme? Muchos no saben cómo abordar la masturbación porque en muchos lugares y ambientes familiares es un tema tabú pero muchos expertos sostienen que ella es benéfica para la salud sexual del hombre. Por lo tanto, más allá de algunas visiones de tipo religioso, en la práctica no habría nada de malo con la masturbación. En cuanto al manejo con el pene, muchos hombres creen que conocen muy bien su órgano genital pero la verdad es que no todos logran descubrir todo su potencial al no tener claro cómo masturbarse correctamente

No hay una edad fija para iniciar la masturbación. La mayoría de los chicos puede comenzar a hacerlo entre los 14-16 años, pero también los hay quienes incursionan en ello más jóvenes o bien más entrados hacia los 18 años. Sin embargo, el mundo de hoy es muy diferente del que vivían nuestros padres en términos de placer sexual, en parte porque la forma en que la mayoría de los hombres se masturba ha cambiado, y esto puede deberse por la aparición de la pornografía, accesible a todos que tengan Internet, así como al adelantamiento de la iniciación sexual en los jóvenes.

Si has empezado a masturbarte hace poco o bien quieres saber cómo masturbarte por primera vez, lee el siguiente artículo para que vayas conociendo buenas técnicas para hacerlo, al mismo tiempo que despejas algunas dudas sobre cómo opera tu órgano sexual y tu deseo sexual en general. También te puede interesar cómo masturbarse por primera vez (chicas), para saber qué las excita a ellas.

    Índice

Beneficios de masturbarse

Probablemente hayas escuchado que la masturbación no trae problemas de salud asociados, pero quizás no hayas escuchado por qué la masturbación podría ser considerada benéfica para el organismo. Antes de mostrarte cómo masturbarte, te mostramos a continuación los principales beneficios de la masturbación:

  1. Ayuda a prevenir el cáncer de próstata: Un estudio australiano hace poco más de una década concluyó que quienes eyaculan al menos 5 veces a la semana eran un 30% menos propensos a desarrollar cáncer de próstata. En el tracto urogenital se van juntando toxinas que pueden causar enfermedades, pudiendo la eyaculación deshacerse de muchas de ellas.
  2. Ayuda a que el pene se mantenga más duro: Con la edad el tono muscular puede disminuir, y eso también incluye al pene. La buena noticia es que el sexo regular o bien la masturbación ejercita los músculos pélvicos todo lo cual ayuda a prevenir de mejor forma la disfunción eréctil que afecta a tantos hombres adultos. La idea es que poder tener 4-5 eyaculaciones semanales para mejores resultados en este sentido.
  3. Te ayuda a durar más: La práctica hace al maestro, dicen por ahí. Bueno, con la masturbación no es diferente. Intenta recordar cuánto tiempo te toma llegar al orgasmo. Si te tomó 3 minutos la primera vez, trata de que la próxima te tome un minuto más, y así sucesivamente. También puedes contar la cantidad de movimientos con la mano que necesitas para llegar al orgasmo, tratando de aumentarlo progresivamente con el tiempo. Esto te ayudará a controlar la eyaculación por un tiempo más largo, y un dato curioso antes de pasar al siguiente beneficio, es que las mujeres comienzan la .
  4. Ayuda a reducir el estrés y la depresión: Se podría decir que quienes eyaculan frecuentemente tienen menor ansiedad durante el día. Esto se debe a que la eyaculación libera unas hormonas llamada oxitocinas, las cuales se asocian al bienestar general del cuerpo, lo cual también ayuda a lidiar mejor con la depresión, que en la adolescencia puede afectar a un procentaje no menor de jóvenes.
  5. Fortalece el sistema inmunológico: El sistema inmunológico es el que nos defiende de las enfermedades causadas por bacterias o virus que ingresan a nuestro cuerpo. Mientras más fuerte esté nuestro sistema inmunológico, más rápidamente responderán los anticuerpos en nuestra sangre. Se ha descubierto que la eyaculación mejora los niveles de la hormona cortisol. En dosis controladas, esta hormona no es dañina, sino que ayuda a fortalecer el sistema inmunológico.

 

Ahora que ya vimos que la masturbación es algo natural y que ayuda a una mejor salud sexual, entonces vamos a mostrarte a continuación los pasos para poder masturbarte correctamente, sea la primera vez o no.

  1. Lava tus manos

    Lava tus manos

    Antes de pensar en dónde masturbarte o en cómo hacerlo, primeramente lava tus manos. En la masturbación estarás en contacto con una de las zonas externas más delicadas de tu cuerpo, sino la más. Siendo así, no querrás llevar a tu pene las bacterias de todos las hombres a las que le diste la mano en el día (¡mejor no imaginarse qué cosas habrán tocado ellos!). 

    Lo idea es lavarse las manos un par de veces en caso de que estén muy sucias y, si es posible, aplica crema humectante en ellas, para luego dejar que tus manos la absorban. Esto ayudará a prevenir las infecciones en el área genital, que pueden ser muy molestas. Por último, recuerda tener a mano un trozo de papel confort, pues lo necesitarás al momento de eyacular, pues imaginamos no querrás ensuciar nada.

  2. Asegúrate de que nadie te moleste

    Muchos hombres se han acostumbrado a masturbarse en situaciones en las cuales es posible que alguien aparezca y los sorprenda, y nadie quiere eso. Pero este patrón de masturbación no es totalmente correcto pues el hombre se va acostumbrando a tener eyaculaciones bajo ansiedad y, seamos sinceros, esto no ayuda nada a que pueda durar más su erección cuando finalmente esté con una mujer. De hecho, se sabe que años de masturbarse de forma rápida y con preocupaciones de ser sorprendido puede ser una de las causas de la eyaculación precoz, esto es, de eyacular rápidamente cuando se está con una mujer.

    Siendo así, en caso de que no estés solo en casa entonces lo mejor es trancar la puerta y decirle a tu madre o compañero de piso que te tomarás una siesta, y que no quieres expresamente que nadie te moleste. Una vez resuelto este problema, será mucho más fácil poder abstraerse y enfocarte en tu cuerpo más que en eventos externos que distraen tu atención. Si bien muchos optan por el baño, creemos que la habitación es un mejor lugar. A final de cuentas, si vives con otra persona, alguien podría querer usar el baño, en caso de que sea compartido. Por cierto, asegúrate de apagar tu teléfono.

  3. Relájate lo que más puedas

    Ahora que estás en el ambiente adecuado, es hora de relajarte y disfrutar explorando tu cuerpo. La relajación es muy importante pues querrás estar lo más desestresado posible, pues el estrés es el enemigo número 1 de una erección duradera y placentera. El estar tranquilo te ayudará a excitarte con más facilidad y por más tiempo, que es lo que todos buscamos antes del orgasmo. Por lo tanto, no hagas las cosas con prisa, sino que date todo el tiempo del mundo para estar a gusto, pues solo una vez relajado podrás enfocarte en masturbarte.

  4. Conoce tus zonas erógenas

    Conoce tus zonas erógenas

    Es cierto, las mujeres tienen zonas erógenas mucho más repartidas por todo el cuerpo, mientras que las nuestras están bastante más agrupadas en la zona pélvica. Sin embargo, esto no quiere decir que el pene sea el único lugar erógeno, como muchos creen.

    También puedes ir probando con una estimulación de los testículos, pues ellos no son solo un depósito de almacenamiento que queda sobrando en tu cuerpo. Algunas formas de estimularlo pueden ser jalándolos un poco hacia abajo mientras te masturbas. También puedes acariciarlos o hacerles cosquillas, viendo en esa experimentación cómo responden tus sentidos.

    Otro lugar erógeno para el hombre pueden ser sus pezones, así como la parte interna del muslo o bien la zona del vientre. Si descubres que alguno de estos lugares o varios de ellos igualmente te producen placer al tacto, entonces no tengas miedo a explorarlos con tus manos.

    Finalmente, debemos mencionar al perineo (o periné), que es el área entre el ano y los testículos. Es un área acolchada y suave que resulta ser sensible al tacto, por lo que puedes intentar acariciar esta zona, y la mejor forma de hacerlo será simplemente la que te cause más placer. 

  5. Comienza a excitarte (imaginación, foto o video)

    Para poder tener una erección lo suficientemente buena para poder masturbarte, entonces debes predisponer tu imaginación para excitarte. Ya vimos que el primer paso es estar relajado y en un ambiente que no tenga interrupciones de ningún tipo. Para poder excitarse muchos hombres recurren a un estímulo visual, que puede ser una foto, revista o videos donde se vea a una mujer desnuda o teniendo sexo. En youtube (o google) hay varios de tipo erótico, que se pueden buscar (como por ejemplos, los relacionados con el kamasutra o posiciones para hacer el amor con la pareja)

    Si no quieres recurrir a la pornografía (pues con el tiempo tiende a afectar negativamente la forma cómo nos excitamos), probablemente te ayude pensar en esa mujer que te gusta y cómo te la imaginarías desnuda, para ayudar a estimular tu pene. En tus pensamientos imagina cómo tus manos recorrerían su cuerpo hasta sentir cómo sería tener relaciones sexuales con ella. El misterio de imaginar cómo se vería desnuda una mujer que nos parece atractiva y cómo disfrutaría con el sexo contigo es una de las mejores formas de excitación en hombres.

  6. Frota el pene con tu mano diestra para conseguir excitación

    Frota el pene con tu mano diestra para conseguir excitación

    Ahora viene la mejor parte, que es aplicar tus manos de la mejor forma para poder sentir placer. Siendo así, es importante que puedas quitarte el pantalón y ropa interior, porque el tenerlos puestos no permitirá que el pene esté libre para que lo puedas manipular libremente, y la idea es que pueda estar bien erecto porque si algo (como la ropa) impide que el pene esté bien erguido, será más difícil tener un mejor control del pene para llegar al clímax cuando tú lo desees. 

    Una vez que el pene esté erecto, empieza por acariciarlo con tu mano más diestra, como si fuera el cuello de una botella, esto es, con tus dedos abajo y tu pulgar encima. Luego comienza a frotar tu mano por el pene, especialmente en su mitad superior, sin presionar muy fuerte el pene ni mover la mano muy rápido. Este primer contacto ayudará a que el pene comience a sensibilizarse al tacto, y con los segundos descubrirás la velocidad y presión de los dedos adecuada para estimularte mejor.

    Si así lo deseas, también puedes suavemente frotar la cabeza del pene con tus dedos, pues esta es una de las zonas más erógenas de todo el cuerpo, sino la más.  

  7. Sé imaginativo con tus manos

    Si bien es más cómodo usar la mano más diestra que se tiene para frotar el pene, también puedes innovar en este sentido. Una forma de hacerlo es probar con tu otra mano, haciendo el mismo tipo de movimientos hacia la punta y base del pene repetidamente. Otros intentan la masturbación con ambas manos al mismo tiempo, ya sea colocando una mano sobre la otra a lo largo del pene (si su largo lo permite) o bien sosteniendo el pene entre las 2 palmas apretadas entre ellas.

    Si estamos hablando de usar las 2 manos activamente, también se nos ocurre sugerirte usar la mano diestra para hacer el movimiento vertical normal de frotación a lo largo del pene mientras la otra mano "juega" con la cabeza del pene, que vimos que es un buen punto de sensibilidad. 

    Una forma que no muchos usan pero que puede ser igualmente válida es usar solo los dedos pulgar e índice para frotar el pene, en caso de que al usar todos los dedos sea demasiado estimulante con el riesgo de eyacular tempranamente. Por último, estrujar el pene (como quien estruja una camisa para botar el exceso de agua), con ambas manos girando en sentido contrario, es otra novedosa forma de estimularlo, pero aclarando que si bien la técnica puede ser la misma, el movimiento debe ser mucho más suave para no dañar el músculo.

  8. Cambia de posiciones

    Así como vimos recién que se pueden variar mucho los movimientos de la mano para dar diferentes grados de placer, así como combinar ambas manos de distintas formas para lograr el mismo efecto, también se puede ser creativo con las posiciones. La forma clásica de masturbación que podríamos haber visto (de forma indirecta) en algunas películas o que nos han contado es estar parado mientras estimulamos el pene.

    Sin embargo, quizás sea más relajante estar acostado de espalda, con la erección del pene en forma vertical respecto al suelo. Esto permite a muchos estar más a gusto para sentir placer, pero hay más...Otra posición corporal para masturbarse es arrodillarse mientras se frota el pene con las manos, y por último se puede hacerlo incluso sin las manos. Basta con acostarse sobre el vientre y hacer los movimientos pélvicos contra la sábana, como si estuvieses sobre la mujer. En esta posición deberás tener algún papel confort a mano porque cuando eyacules no querrás hacerlo sobre la ropa de cama.

    Durante la masturbación, puedes cambiarte entre todas estas posiciones o alguna otra que se te haya ocurrido, para dar mayor variedad a tu experiencia. ¡La idea es que sea divertido!

  9. Puedes probar con una simulación de vagina

    Puedes probar con una simulación de vagina

    Si bien el masturbarse nos prepara para un día poder estar más preparados para un encuentro sexual, no se puede negar que no es lo mismo estar acostumbrado a frotarse el pene en comparación con la sensación que se tiene en el contacto entre el pene y la vagina femenina.

    Con el objetivo de ayudar a los jóvenes (y adultos) a habituarse a la sensación de penetración en la vagina (y "sobrevivir" el mayor tiempo posible en el intento), entonces debes saber que hay algunos juguetes o dispositivos que nos pueden ayudar en esa experiencia. Muchos los consideran como la forma más placentera de masturbación, y ciertamente que la práctica en su uso podrá aumentar la confianza de muchos al momento de encarar sus primeros encuentros sexuales con mujeres, o bien los que tengan por el futuro.

    Si te interesa averiguar sobre el tema, nosotros te recomendamos el Fleshlight, el cual tiene la forma alargada del pene y en la entrada simula los labios vaginales, siendo su carcaza de un polímero de plástico resistente. Por el lado reverso de donde se introduce el pene existe una abertura que regula la entrada de aire al artefacto. El polímero interno es muy suave para no irritar tu pene, y la entrada del dispositivo puede variar su forma, pudiendo ser ella de vagina, ano, boca, trasero u otros. También se puede variar el interior del Fleshlight, con diferentes texturas para que puedas sentir las más diferentes sensaciones antes del orgasmo.

Esperamos haya podido aprender nuestros consejos para la primera masturbación, o en el caso de que no seas primerizo en el tema, en caso de que quieras mejorar tu experiencia. Recuerda que puedes usar un lubricante si sientes el pene seco, de manera de suavizar la fricción con tu mano. Si aprendes a masturbarte de forma correcta, sin recurrir en forma frecuente a la pornografía, sino solamente con el cuerpo femenino en tu mente, después te será más fácil excitarte cuando estés con una chica.

¿sabías qué...?

Los ejercicios para durar más en la cama pueden ser muy útiles si quieres tener una buena experiencia al hacer el amor. Todo es cosa de practicar e ir mejorando el reflejo eyaculatorio.