Magnesio: Propiedades, beneficios y contraindicaciones

Te mostramos las propiedades del magnesio y cómo ayuda en tu salud.

El magnesio es el octavo mineral más abundante en la tierra, y si bien no se encuentra en estado libre en la naturaleza, sí se haya combinado con otros elementos. La masa atómica o peso molecular del magnesio es de 24,305 u. Su símbolo en la tabla periódica es Mg y su número atómico es el 12. 

El magnesio se obtiene de una amplia diversidad de alimentos, y si su ingesta se hace de forma controlada, puede traer múltiples beneficios para la la salud: como ayudar en los procesos de desintoxicación del cuerpo, participar de varios procesos metabólicos, y tratar varias afecciones como la depresión y la fatiga. Es por tanto necesario incluirlo en nuestra vida diaria y evitar que esté en un nivel bajo.

Ocurre con frecuencia que muchas personas no comen la suficiente cantidad de magnesio, por lo que en muchos casos es necesario recurrir a ciertos suplementos que ayuden a suplir la falta de este mineral tan beneficioso para la salud. A continuación vamos a conocer los tipos de magnesio que podemos encontrar, así como todas sus virtudes por las que es bueno tomar este mineral para garantizar los niveles óptimos.

Clases de magnesio




Existen diferentes tipos de magnesio o formas en las que podemos encontrarlo:

  • Quelato aminoácido de magnesio (es lo mismo que quelato de magnesio): este tipo de quelato mineral consta de un ion de óxido de magnesio mezclado con otro tipo de aminoácido. El más recomendable en este caso es el conocido como quelato aminoácido de magnesio.
  • Citrato de magnesio: se trata de un derivado de la sal de magnesio del ácido cítrico que ayuda a evitar la formación de piedras en el riñón así como a favorecer los movimientos intestinales.
  • Óxido de magnesio: es conocido comúnmente con el nombre de "magnesia" y sirve para aliviar problemas de estreñimiento y de reflujo estomacal. En su forma hidratada se le conoce como hidróxido de magnesio.
  • Orotato de magnesio: es uno de los suplementos de magnesio más efectivos que existen, ya que es el que más sencillo resulta de absorber en el organismo y que además contiene numerosas propiedades para la salud.
  • Cloruro de magnesio: formado por cloro y magnesio, este suplemento es muy útil para purificar la sangre ya que ayuda a equilibrar el pH, además de ayudar a eliminar el ácido acumulado en los riñones y desintoxicar el hígado. Por otro ayuda a prevenir las lesiones musculares previas a un entrenamiento ya que favorece la recuperación física y muscular. El cloruro de magnesio juega un papel muy importante en el caso de pacientes diabéticos ya que ayuda a controlar los niveles de glucosa en sangre. De igual modo puede ayudar a prevenir la diabetes en personas con riesgo de desarrollarla.
  • Lactato de magnesio: de entre todos los suplementos es uno de los que contienen una mayor concentración de magnesio. Se caracteriza entre otras muchas bondades por tener un efecto laxante apenas perceptible por lo que es ideal si lo que buscas es un suplemento que no te ayude a ir al baño sino que sirva para mejorar la salud de tus huesos haciéndolos más fuertes al igual que ocurre con los dientes.
  • Sulfato de magnesio: es muy utilizado en la elaboración de sales de baño, además mejora la circulación. Altas concentraciones en el agua permiten que una persona pueda flotar y resulta además muy indicado para los pacientes que sufren asma.
  • Carbonato de magnesio (bicarbonato de magnesio): se utiliza especialmente para bajar de peso, y es uno de los suplementos que acompañan a gran parte de las dietas recomendadas para adelgazar.
  • Taurato de magnesio: el taurato de magnesio ayuda a que la absorción de este mineral sea mucho más efectiva sin embargo no debe de ser tomado por personas diabéticas ya que puede tener efectos nocivos para la salud.
  • Malato de magnesio: la combinación de ácido málico y magnesio hace que el malato de magnesio se convierta en un excelente laxante con otras utilidades muy interesantes ya que además de un complemento muy útil para hacer frente a la fatiga crónica.
  • Glicinato de magnesio: el glicinato de magnesio actúa al igual que el malato de magnesio, combatiendo la fatiga crónica. Además reduce los cambios de humor.
  • Bromuro de magnesio: es común encontrar este compuesto en su estado natural en algunos minerales como los presentes en las aguas del Mar Muerto. Es muy útil para tratar trastornos nerviosos ya que actúa como sedante.
  • Yoduro de magnesio: es otra de las formas gracias a las cuales el magnesio se absorbe mejor en el organismo.
  • Estearato de magnesio: encontramos el estearato de magnesio en el ámbito de la industria principalmente para la fabricación de tabletas y comprimidos y como anti endurecedor.
  • Gluconato de magnesio: el gluconato de magnesio resulta muy indicado para favorecer la relajación de los músculos tras un entrenamiento o pruebas físicas intensas, así como para mejorar la frecuencia cardíaca durante el deporte.

Estos tipos de magnesio o complementos "curativos" se pueden conseguir en forma de cápsulas, pastillas o comprimidos y sobres con polvos, tanto en farmacias como en tiendas de remedios naturales. También se pueden encontrar en tiendas especializadas en homeopatía e incluso podremos comprar algunos de estos suplementos en grandes superficies. Existen varios productos o medicamentos en el mercado que incluyen magnesio, como los suplementos de colágeno con magnesio (muy útil para desinflamar las articulaciones), magnesio marino así como otro tipo de suplementos alimenticios los cuales ayudan a una mejor salud de los tendones, la piel y los músculos. 

Suele aconsejarse su ingesta acompañado de zinc, calcio, vitamina B6 o potasio para mejorar los beneficios medicinales para la salud. Es importante conocer los suplementos que podemos tomar para nivelarlo así como para qué sirven cada uno de ellos. Uno de los más conocidos es el Magnesol o el Magnesium.

¿Cuáles son las propiedades y beneficios del magnesio?

El consumo de magnesio o alimentos y suplementos que lo lleven es de gran importancia en el funcionamiento del cuerpo humano tanto en el hombre como en la mujer, por eso es necesario regular sus niveles. El 50% es acumulado en los huesos y cerca del 45% se encuentra como ion intracelular. El magnesio y sus principales propiedades curativas y beneficiosas para la salud se muestran a continuación:

  • Control del estrés: el magnesio es un tranquilizante natural que ayuda al normal funcionamiento del sistema nervioso, incidiendo en una mayor sensación de bienestar y previniendo además el dolor de cabeza.
  • Fortalece los huesos y dientes: consumir magnesio ayuda a una mejor absorción del calcio por parte de los huesos y dientes, lo cual puede ayudar en la prevención de algunas enfermedades óseas como la osteoporosis, artrosis y artritis que suelen aparecer con frecuencia durante la menopausia.
  • Alivia los gases intestinales: el magnesio ayuda a tener un mejor balance en la flora que habita en el intestino, además otra de sus funciones es ayudar a depurar el organismo facilitando la eliminación de toxinas y gases intestinales (aerofagia). Es un excelente laxante que además equilibra el movimiento intestinal por lo que ayuda a combatir el estreñimiento.
  • Mejora el sueño: otra de las aplicaciones del magnesio es que ayuda a regular la melatonina, ayudando a tener un sueño más reparador. Además, regula las hormonas asociadas al estrés, que también pueden incidir en la calidad del sueño pero de forma negativa.
  • Aporta alcalinidad al cuerpo: el magnesio cuenta entre sus numerosas cualidades con la capacidad para ayudar a que nuestro pH sea más alcalino reduciendo el contenido de ácido en nuestra sangre. Un pH más alcalino significa un organismo más fuerte y con mejores defensas.
  • Reduce los calambres: una de las grandes propiedades terapéuticas de este mineral es su capacidad para reducir los calambres que se producen en las piernas especialmente los calambres nocturnos que se producen con frecuencia durante el embarazo. Esto se debe a sus propiedades como relajante muscular.
  • Fortalece el cabello: otro de los usos del magnesio es el fortalecimiento del cabello. Se ha demostrado que en muchas ocasiones una caída frecuente del cabello se debe a la deficiencia de este mineral, algo que preocupa especialmente a las mujeres.
  • Mejora el estado de ánimo: numerosos estudios han destacado de entre todas las ventajas del magnesio su capacidad para estimular la producción de serotonina en el cerebro, más conocida como la "hormona de la felicidad". Es por ello que el poder de este mineral vale para mejorar el ánimo.
  • Reduce los problemas de hipertensión: el magnesio es un excelente aliado para hipertensos ya que ayuda a reducir los problemas de tensión arterial contribuyendo a regular los niveles y a mejorar por tanto la salud del corazón.
  • Mejora las funciones de la glándula tiroidea: algunos estudios han demostrado la incidencia positiva del magnesio en aquellas personas que sufren problemas de tiroides, especialmente de hipotiroidismo.

¿Qué pasa cuando hay carencia o exceso de magnesio?

Tanto el déficit como el exceso de magnesio en el organismo pueden dar lugar a una serie de síntomas o efectos secundarios que conviene evitar. Lo ideal es mantener un nivel equilibrado y tomarlo en las dosis recomendadas para evitar consecuencias negativas y perjuicios para la salud.

Síntomas de la carencia de magnesio

La deficiencia de magnesio implica una serie de problemas y desventajas como por ejemplo:

  • Aparición de tetania: es una afección que provoca contracciones involuntarias y espasmos que vienen acompañados de muchos dolores especialmente en las manos y en los pies.
  • Hiperreflexia: irritabilidad neurológica.
  • Convulsiones.
  • Desorientación.
  • Hipertensión arterial.
  • Fotofobia: sensibilidad extrema a la luz.
  • Caries.
  • Estreñimiento.
  • Alteración del sistema nervioso: esto provoca la aparición de fobias, irritabilidad, insomnio o ansiedad entre otros trastornos.
  • Náuseas.
  • Pérdida de apetito.
  • Aparición de arritmia cardíaca.

Es conveniente mantener una correcta nutrición, aumentando en nuestra dieta la presencia de aquellos alimentos que contengan unos niveles altos de magnesio necesarios para garantizar la presencia de este mineral.

Síntomas del exceso de magnesio

De igual modo tener el magnesio muy alto (hipermagnesemia) puede ocasionar otro tipo de efectos adversos ante los que debemos de tomar precauciones. Por ejemplo el exceso de magnesio puede darse en pacientes que tengan insuficiencia renal o aquellos que consumen muchos antiácidos en su dieta. Esto provoca algunos efectos negativos como los siguientes:

  • Hipotensión.
  • Debilitamiento muscular.
  • Pérdida de reflejos.
  • Palpitaciones.
  • Diarrea.
  • Confusión mental.
  • Debilidad muscular.
  • Aumento en las ganas de orinar acompañadas de dolor.
  • Bajadas de azúcar que provocan temblores y sudoración.

¿Cuál es la dosis diaria recomendada?

El aporte diario de magnesio debiera estar entre 200 y 500 mg, una cantidad que puede fácilmente ser satisfecha con una alimentación saludable y variada. La mejor hora para tomarlo es a primera hora de la mañana media hora antes del desayuno o antes de dormir.

¿Dónde se encuentra el magnesio en la alimentación?

Afortunadamente, además de los suplementos dentro de la alimentación contamos con numerosas fuentes ricas en magnesio que nos ayudarán a hacer frente a un déficit de este mineral. Así, teniendo en cuenta los alimentos en los que encontraremos un mayor aporte de magnesio podremos preparar comidas muy variadas y nutritivas que nos llenarán de energía y de numerosos beneficios incluyendo frutas, verduras, frutos secos, cereales, pescado, marisco o semillas entre otros.

Algunos de los alimentos más ricos en magnesio y con mayores propiedades nutricionales podemos encontrarlos en la siguiente lista :

  • Cacao en polvo
  • Cereales (como el amaranto, quinoa, avena y trigo)
  • Harina de soya
  • Guisantes
  • Plátano
  • Espinacas
  • Semillas de calabaza
  • Semillas de sésamo
  • Piñones
  • Almendras
  • Nueces
  • Langostinos
  • Caviar
  • Salmón fresco

Incluir en la dieta diaria alimentos que nos aportan magnesio es necesario para obtener todos los beneficios anteriormente descritos. Y es que este mineral milagroso consigue que nuestra salud se fortalezca de forma muy efectiva.

Como hemos visto el magnesio es un mineral con excelentes propiedades dadas sus características químicas, propiedades necesarias para la salud humana que podemos usar para muchas dolencias, sin embargo también has podido observar que puede tener algunas contraindicaciones. Es por ello que resulta de vital importancia consultar con un médico para saber toda la información sobre de la conveniencia de incluirlo como suplemento tanto para adultos como para niños. No podemos olvidarnos de que además es un mineral muy importante incluso para las plantas (nitrato de magnesio).

¿sabías qué...?

El magnesio es responsable por más de 300 procesos bioquímicos en el organismo.

comenta y pregunta