Cómo limpiar los ojos con conjuntivitis

Remedios para realizar lavados oculares efectivos con la conjuntivitis

Limpiar los ojos con conjuntivitis es uno de los pasos que debemos de seguir durante el proceso de curación de esta afección tan molesta para la persona que lo padece. El procedimiento para hacerlo debe de hacerse de forma muy minuciosa de modo que evitemos el contagio con otras personas y que además aceleremos el proceso de curación.

A continuación te enseñamos cuáles son los pasos que debes de seguir para asegurarte de que el lavado de ojos se hace correctamente, así como las medidas necesarias para que sea un proceso 100% higiénico.

    Índice

  1. Agua tibia con sal marina

    Agua tibia con sal marina

    Uno de los remedios más populares y fáciles de hacer es el de lavarse los ojos con agua tibia y sal marina, ya que servirá como una solución salina de las que se suelen recetar a los pacientes con irritación ocular dadas las propiedades desinfectantes de la sal.

    Para realizar el lavado debemos de colocar una palangana con agua esterilizada a la que habremos añadido un puñado pequeño de sal marina. A continuación hay que introducir la cabeza en el interior de la palangana y abrir los ojos. Realizaremos movimientos oculares y pestañearemos varias veces para asegurarnos de que el ojo se lava completamente. Realiza esta operación al menos dos veces al día.

  2. Ácido bórico

    Ácido bórico

    El ácido bórico es conocido por sus propiedades para tratar multitud de problemas relacionados con la salud ocular coo la irritación, el enrojecimiento o las infecciones. De hecho es uno de los compuestos que aparecen en multitud de gotas oftalmológicas dadas sus propiedades antibacterianas.

    Para poder beneficiarnos de todas sus propiedades debemos de poner a hervir una taza de agua con una cucharada de ácido bórico. A continuación podemos aplicarlo con un agodón, limpiando muy cuidadosamente. Enjuagamos con agua tibia. Repite este procedimiento al menos dos veces al día.

  3. Té negro

    Té negro

    El té negro es otro de los grandes remedios naturales para calmar la irritación provocada por la conjuntivitis gracias a la presencia de taninos, así como por su capacidad para lavar el ojo cuidadosamente y eliminar las bacterias causantes de la infección tanto viral como bacteriana.

    Podemos hacer dos usos del té negro:

    • Por un lado nos puede servir para calmar la irritación y el escozor. Tan solo debemos de poner a hervir dos bolsitas de té y esperar que se enfríen. Colocamos una bolsita por cada ojo y esperamos al menos diez minutos.
    • Por otro lado podemos preparar un té negro de forma tradicional y al enfriarlo, aplicarlo con un algodón o cuenta gotas en el ojo para aprovechar sus propiedades curativas.
  4. Té de manzanilla

    Té de manzanilla

    Conocida por sus propiedades altamente descongestivas y calmantes gracias a la presencia de compuestos antinflamatorios y antisépticos, el té de manzanilla es otro de los remedios que nos ayudarán a facilitar el lavado de ojos.

    Del mismo modo que el té negro, la manzanilla nos pued servir para aliviar lahinchazón y el picor colocando dos bolsitas húmedas sobre los ojos, o bien podemos hacer un lavado ocular para que la manzanilla actúe sobre los agentes infecciosos favoreciendo su eliminación.

  5. Agua de caléndula

    Agua de caléndula

    La caléndula es una de las hierbas con mayor número de propiedades que podemos encontrar en la naturaleza. A sus propiedades antiinflamatorias que ayudan a combatir la irritación ocular, hay que sumarle su capacidad para combatir los virus y bacterias causantes de la conjuntivitis.

    Para beneficiarnos de todo lo que la caléndula tiene que aportarnos tan solo debemos de preparar una solución de agua de caléndula hirviendo hojas secas en una taza de agua. Dejamos que se enfríe y aplicamos sobre el ojo con ayuda de una gasa.

  6. Aloe Vera

    Aloe Vera

    Las propiedades antobióticas y astringentes del Aloe Vera, es otra de las razones por las que puede convertirse en uno de los mejores remdios para realizar un lavado ocular a la vez que combatimos la conjuntivitis, aunque eso sí, en ningún caso se debe de utilizar este remedio en niños. 

    Para realizar este remedio basta con poner unas hojas de áloe vera partidas por la mitad en un cazo con agua previamente hervida que ya esté tibia. El Aloe Vera irá soltando todo su jugo hasta que el agua comience a cambiar de color. Podemos aplicarnos este remedio con ayuda de un cuenta gotas.

  7. Vinagre de manzana

    Vinagre de manzana

    El ácido málico presente en el vinagre de manzana es uno de los mejores combatientes contra la infecciones bacterianas, causantes de gran parte de los casos de conjuntivitis.

    Utilizarlo es tan fácil como añadir una cucharadita de vinagre de manzana en una taza de agua destilada, y sumergir un disco de algodón que colocaremos sobre el ojo para realizar una limpieza de secreciones, arrastrando desde la zona del lagrimal hasta la parte externa. Repetiremos al menos tres veces al día.

Al lavar cuidadosamente los ojos con estos remedios, estamos favoreciendo la eliminación de las bacterias y contribuyendo a que nuestra salud ocular mejore para combatir las infecciones como la conjuntivitis. Recuerda que antes de hacer cualquier lavado con estos remedios es fundamental que las manos estén previamente lavadas con agua y jabón tanto antes como después, con el fin de evitar el contagio de la conjuntivitis a otras personas.

¿sabías qué...?

El ojo humano parpadea alrededor de 17 veces por minuto, lo que equivale a 14.280 veces al día. El parpadeo es fundamental para mantener hidratado el ojo y evitar que estos se inflamen o enrojezcan.