Lexatin: Qué es, para qué sirve y dosis recomendada

Te contamos todo acerca del bromazepam

El Lexatin es un fármaco de nombre genérico que pertenece al grupo de las benzodiazepinas, teniendo como componente principal o principio activo al bromazepam (Bromazepam Normon, un ansiolítico de acción inmediata), y que se usa principalmente para tratar la ansiedad, estrés, nerviosismo o tensión psíquica, pero también pueden ser prescritos para tratar los problemas del sueño e insomnio.

La ansiedad puede provocar diversos síntomas en las personas dependiendo de la magnitud de esta, manifestándose en algunas personas bajo la forma de taquicardia, ahogo, insomnio, terrores en la noche y sensaciones de pérdida parcial del conocimiento, lo cual debe ser tratado rápido. En ocasiones es necesario tratar este tipo de problemas con la administración de este tipo de fármacos o pastillas antidepresivas que actúan como somníferos suaves y relajantes.

Si bien existen varios tipos de medicamentos del grupo de las benzodiacepinas (bajo el nombre de Orfidal, Stilnox, Myolastan, Valium, Dormicun, Trankimazin, Tranxilium, Rivotril así como los compuestos Clonazepam, Diazepam, Bentazepam, Alprazolam, Lormetazepam y Triazolam entre otros en sus diferentes marcas y nombres comerciales) para tratar estos síntomas, actuando como tranquilizantes y/o ansiolíticos, el Lexatin es uno de los más buscados por las personas. Además es uno de los ansiolíticos y relajantes musculares más comercializados. Aun cuando sea seguro, la duración del tratamiento con pastillas debe determinarla un médico así como las dosis.

Pon atención porque en Spoots te contamos qué es, para qué sirve, sus efectos secundarios y cómo tomar Lexatin, entre otras importantes informaciones.

    Índice

  1. Qué es y para qué sirve el Lexatin

    Como hemos mencionado antes, el Lexatin (también llamado Lexotan y Lexotanil) es una marca comercial cuyo principio activo es bromazepam, uno de los fármacos que contienen benzodiacepinas que se destacan en medicina por actuar como un relajante muscular y por sus efectos ansiolíticos, pudiendo también actuar como un hipnótico o sedante a dosis más elevadas. Las benzodiacepinas son buenas para relajarse y conseguir calmar y parar un estado de ansiedad y angustia, siempre bajo supervisión médica.

    ¿Qué es un ansiolítico?

    Los ansiolíticos son fármacos psicotrópicos con una acción depresora del sistema nervioso central (SNC) que sirven para inhibir la ansiedad, pero sin atacar sus causas. Las sustancias que los componen cuentan con propiedades sedantes que actúan como un remedio para ayudar a conciliar el sueño o producir un efecto relajante, aunque un uso desmedido crea cierta adicción.

    El Lexatin es uno de los mejores medicamentos prescritos para diversos problemas pues sirve para tratar el insomnio o problemas para dormir, es bueno contra la ansiedad y nerviosismo y sirve para poder hacer frente a situaciones de tensión, agitación y depresión, entre otros. Es una de las pastillas menos fuertes y más recomendadas para casos de ansiedad leve.

  2. Cuál es la duración del tratamiento con Lexatin

    Si bien el Lexatin es considerado un medicamento seguro por ser de la clase de las benzodiacepinas, lo normal es que un tratamiento no exceda las 8-12 semanas, lo cual incluye el tiempo de la graduación de la dosis para dejar el medicamento.

    ¿Cuánto dura el efecto del Lexatin?

    Por lo general el Lexatin puede tardar alrededor de 30 minutos en hacer efecto, cuya duración suele estar en torno a 7 u 8 horas.

    Sin embargo, esta duración es referencial, teniendo el médico la última palabra en función del caso particular de cada persona. Se debe tener en cuenta que las benzodiacepinas pueden desenmascarar una depresión pre-existente y en muchos casos, especialmente en tratamiento prolongados, pueden producir dependencia en el paciente a largo plazo, aún con las dosis terapéuticas.

  3. Cuándo no debes tomar Lexatin

    El Lexatin, como casi cualquier fármaco, también tiene algunas contraindicaciones. Te mostramos a continuación cuándo no se debería tomar Lexatin (aun cuando la última palabra la tenga el doctor):

    • Si se es alérgico al bromazepam.
    • Si se padece de dificultades respiratorias crónicas.
    • Si padece de trastornos hepáticos graves.
    • Si padece de miastenia gravis.
    • Si padece de apnea del sueño.
    • Si consume alcohol o drogas frecuentemente.
    • Si va a conducir un vehículo, especialmente en viajes prolongados, u operar una máquina.
    • Durante el embarazo, sin antes consultar al médico.
    • Durante el período de lactancia.
  4. Cómo tomar Lexatin

    Para saber cómo tomar Lexatin (bromazepam), lo más importante primeramente es seguir las indicaciones e informaciones dadas por el médico, que es quien determinará la dosis de la medicación, la duración del tratamiento así como la receta necesaria para comprar este fármaco (el precio es muy asequible, alrededor de 1 euro) de venta solamente en farmacias.

    El Lexatín normalmente viene en cápsulas de 1.5 mg, por lo que muchas veces verás que se llama "Lexatin 1.5" o "Lexatin 1.5 mg". También puede encontrarse este mismo medicamento en una presentación de 3 mg, aunque dependerá de las recetas extendidas por el médico. La dosis máxima diaria de Lexatín no debiera exceder los 4-12 mg, los cuales debieran dividirse en 2-3 tomas diarias. No debes tomar una dosis doble si has olvidado tomar una de ellas en el horario acordado, si esto pasa, lo más recomendable es esperar a la siguiente toma.

    Las cápsulas de Lexatin deben tomarse junto con las comidas pero es mejor hacerlo 30-60 minutos antes de ellas, y deben tragarse enteras y sin masticarlas, con un poco de agua (evitar la leche o las bebidas alcohólicas). 

    Si bien habíamos mencionado que el tope del tratamiento es de 8-12 semanas, la mayoría de los casos sólo se debe de tomar Lexatin por un par de semanas, momento a partir del cual se debe de interrumpir su ingesta hasta consultar con el médico. El Lexatin, al igual que estas clases de pastillas, se deben mantener fuera del alcance de los niños y no debe conservarse a más de 25ºC. En el prospecto del fármaco encontrarás la información necesaria para el correcto uso y administración de Lexatín.

  5. Efectos secundarios o adversos del Lexatin

    Si bien no todas las personas pueden presentan efectos adversos al tomar Lexatin, esto puede suceder en algunas de ellas, como es frecuente con los medicamentos. 

    Podrían presentarse los siguientes síntomas en algunas personas que toman Lexatin, especialmente al principio del tratamiento: somnolencia, diplopía (visión doble), náuseas, debilidad muscular, confusión, trastorno emocional, mareos, dolor de cabeza y vómitos, entre otros.

    Otras manifestaciones, con frecuencia desconocida, podrían ser erupciones cutáneas, fatiga, debilidad muscular, estreñimiento, urticaria, molestias digestivas, insuficiencia cardíaca o depresión respiratoria. Para conocer más sobre el tema, entra en nuestro artículo titulado: Los efectos secundarios del Lexatin.

    Si sospechas qué has tomado más Lexatín del que deberías, o en el caso de una sobredosis es imprescindible acudir al servicio de Urgencias. Hay que tener en cuenta que la mayoría de medicamentos ansiolíticos y antidepresivos engordan y causan adicción si se toman durante un tiempo prolongado.

Esperamos te haya quedado claro todos los aspectos clave del Lexatin, como el saber para qué sirve, sus efectos adversos y consecuencias, dosis recomendadas y posología así como tener claro la forma en la que se toma y en definitiva lo que hacen las benzodiacepinas y cómo funcionan sobre el estado de salud de la persona.

Otro medicamento de la clase de las benzodiacepinas con propiedades similares es el Orfidal, el cual tiene lorazepam como principio activo, siendo otro de los más efectivos para los estados de angustia y para descansar. Puedes leer cómo tomar Orfidal y también conocer los efectos secundarios del Orfidal, para que estés más informado de su uso y de las características.

Recuerda que siempre puedes recurrir a la web de Vademecum para ampliar información acerca de para qué se utiliza cada uno de estos medicamentos.

¿sabías qué...?

El resto de composición de cada uno de los comprimidos de Lexatin son: lactosa, almidón de maíz, talco, estearato magnésico, índigo carmín E-132, eritrosina E-127, dióxido de titanio E-171, gelatina, lecitina de soja, etoxi etanol, antifoam DC1510 y óxido de hierro negro E-172. 

comenta y pregunta