Las 5 lesiones deportivas más frecuentes

Te mostramos las lesiones a las que estamos expuestos al realizar algunos deportes

Si bien el estilo de vida actual ha desencadenado el sedentarismo, también puso en auge el hábito de realizar deporte, desde el correr, hasta realizar actividades de mayor impacto, como práctica de artes marciales, crossfit, etc. Por ello, es importante que tomemos en cuenta cuales son las lesiones a las que estamos expuestos cuando realizamos alguna actividad deportiva.

Son muchos los beneficios que la actividad deportiva nos ofrece, pero para que el deporte sea sano debe hacerse de forma moderada, progresiva y periódica, siendo la práctica excesiva, sin preparación, desordenada e inconsciente la que aumenta el riesgo de lesiones y accidentes.

La lesión deportiva, es el riesgo intrínseco que per se pueda ocasionar la práctica de deporte y esta puede originarse por accidentes violentos o sobreesfuerzo. Aún cuando este tipo de lesiones pueden producir politraumatismos, daño a órganos internos y hasta la muerte, la mayoría de ellos no son graves ni comprometen la vida.

Los factores que pueden predisponer a una lesión son:

  • Extrínsecos: mala dosificación de entrenamiento, falta de calentamiento, técnica inadecuada, terreno y/o calzado inadecuado, deporte mal elegido según características físicas del deportista.
  • Intrínsecos: condición física inadecuada, defectos de alineación de músculo musculoesquelético, edad inadecuada al deporte practicado, lesiones previas, artrosis, problemas respiratorios, cardiovasculares, etc.

Las lesiones pueden clasificarse dependiendo del lugar de la lesión:

  • Musculares: contusiones, distensiones, rotura muscular, calambres, contracturas.
  • Tendinosas: tendinitis, tendovaginitis, rotura tendinosa, tendinitis rotuliana (del saltador, cintilla de Maissait (rodilla del corredor), tendosinovitis radial, epicondilitis.
  • Articulares: esguinces, subluxaciones, luxaciones, capsulitis, sinovitis, artritis traumática, bursitis, meniscopatías.
  • Óseas: fracturas, periostitis, osteocondritis, fracturas por estrés.
  • Nerviosas: síndromes por compresión, elongación nerviosa, etc.
  • Piel: laceración, ampollas, etc.

A continuación veremos cuáles son las lesiones deportivas más frecuentes:

    Índice

  1. Esguinces o torceduras de ligamentos

    Esguinces o torceduras de ligamentos

    Un esguince o torcedura es una lesión del ligamento (tejido que conecta dos o más huesos en una articulación o coyuntura) que resulta cuando este se distiendo o se rompe.

    Los esguinces pueden ocurrir cuando uno se cae en un brazo, cae en un lado del pie o se tuerce una rodilla.

    El lugar más común donde ocurren los esguinces es en el tobillo y muñeca.

    Las señales y los síntomas más comunes de un esguince son:

    • Dolor
    • Hinchazón
    • Contusión o moretón
    • Movimiento o uso limitado de la articulación

    Los esguinces pueden ser de 1er, 2do o 3er grado, dependiendo de el grado de daño a tejidos circundantes.

  2. Desgarro de músculos y tendones

    Desgarro de músculos y tendones

    Un desgarro muscular, es una lesión donde ocurre el rompimiento del músculo o tendón. 

    Un desgarro puede producirse durante la realización de una actividad física cuando:

    • Usamos excesivamente un músculo
    • Levantamos objetos de manera inapropiada
    • Realizamos movimientos bruscos sin haber calentado correctamente

    Los lugares más frecuentes donde se producen son en la espalda y en los músculos detrás del muslo.

    Los desgarros pueden causar:

    • Dolor
    • Contracción o espasmos musculares
    • Debilidad muscular
    • Hinchazón
    • Calambres
    • Dificultad para mover el músculo
  3. Lesiones en rodilla

    Lesiones en rodilla

    La rodilla es una articulación que se apoya en músculos y ligamentos, esta revestida de cartílagos y está expuesta a una serie de lesiones, de las cuales, dentro de las actividades deportivas, las más comunes son: esguince, rotura de ligamentos y rotura de meniscos.

  4. Fracturas

    Fracturas

    Un fuerte traumatismo puede causar una fractura del hueso de mayor o menor grado (llamadas fisuras), necesitando un mayor tiempo para poder restablecer la funcionabilidad de la extremidad o lugar donde ocurrió la lesión.

    Las fracturas son más graves cuando dañan en mayor medida los tejidos musculares circundantes.

  5. Dislocaciones

    Dislocaciones

    Las dislocaciones o luxaciones son lesiones que ocurren cuando la articulación ya se por rotura de tendones o elongación, sale de su posición anatómica. La causa suele ser una caída o un golpe y, algunas veces, una consecuencia de practicar deporte de contacto.

    Pueden producirse dislocaciones de tobillo, rodillas, hombros, cadera, codos, mandíbula, dedos de la mano y pies.

    Las articulaciones que sufren una dislocación suelen hincharse, doler y se encuentran a simple vista fuera de lugar.

Te dejamos la lista de las principales lesiones que puedes sufrir al realizar deporte, por ello, es importante que si te encuentras realizando alguno de los mencionados, o cualquier actividad física que requiera técnicas especiales para su ejecución, acudas con un profesional y evites lesiones que te pueden dejar inactivo por mucho tiempo.

¿sabías qué...?

Las mujeres se lesionan más que los hombres. Tal vez sea porque tienen las caderas más anchas (lo que les produce mayor pronación), o porqué sus tejidos musculares son más elásticos, lo cierto es que las mujeres tienden a lesionarse las articulaciones y los ligamentos más que los hombres.