Laringitis - Causas, síntomas y tratamientos

Una de las dolencias más comunes; descubre sus causas y cómo tratarla

El término laringitis se define como una inflamación de la mucosa laríngea, a esta inflamación la llamaremos aguda cuando la sintomatología se instaure en un periodo corto de tiempo, horas o días; o en caso de que los síntomas perduren por más de 3 semanas estaremos hablando de una laringitis crónica.

Las laringitis agudas de niños y adultos se estudian y entienden como entidades separadas por diferentes motivos:

  • Vía aérea menor en niños y aritenoides de mayor tamaño
  • Afectación subglótica

Por estas dos características, el compromiso de la vía respiratoria se produce con mayor rapidez y la principal sintomatología es la dificultad para respirar.




En el adulto, la afección subglótica es menos frecuente, y la inflamación es más glótico y supraglótico, por lo que la sintomatología predominante será la disfonía.

Causas

Existen numerosos factores que se han encontrado, están estrechamente relacionados con el desarrollo de una laringitis, estos pueden ser: tabaquismo, alcoholismo, sobreesfuerzo vocal, reflujo gastroesofágico, factores ambientales (contaminación, vapores irritantes, variaciones bruscas de temperatura, etc.), entre otros.

Los factores antes mencionados, pueden desencadenar un episodio por sí solos, pero generalmente se acompaña por una irritación de la mucosa laríngea ocasionada por la infección de algún viral, que ya deja la mucosa sensible para que cualquier factor pueda desencadenar una respuesta inflamatoria.

Las causas de las laringitis agudas se pueden clasificar según sean infecciosas y no infecciosas. 

Síntomas

Los síntomas que pueden presentar son:

  • Disfonía: ronquera
  • Odinofagia: dolor para la deglución
  • Otalgia refleja: dolor de oído 
  • Disnea: dificultad para respirar

Diagnóstico

El diagnóstico es fundamentalmente clínico, se evidencia por medio de una laringoscopia indirecta o una nasofibroscopia flexible que revela la presencia de signos inflamatorios en la mucosa laríngea, sobre todo en las cuerdas vocales. Éstas se visualizan con aspecto congestivo o rojas en su totalidad, con filamentos de mucosidad entre las cuerdas por hipersecreción de la mucosa.

Cuando el compromiso de la vía aérea es importante, se debe recurrir a estudios de imagen para identificar el grado de inflamaciòn, y si es de tipo supraglótico o retrofarìngea.

Si se sospecha infección, el médico le solicitará un examen de sangre para determinar el grado de inflamación y de ser posible el agente causal y la sensibilidad a algun antibiótico. 

Tratamiento

El tratamiento está basado en las curas locales, los antiinflamatorios y el reposo de la voz.

Se indica un ambiente cálido y húmedo, la aerosolterapia es el tratamiento local más eficaz. Se administra dos veces al día durante 10 minutos, con una mezcla de corticoides, antibióticos (aminoglucósidos) y mucofluidoficantes, de 6 a 8 días. Un spray antiinflamatorio o una inhalación mentoladas es suficiente en caso de síntomas leves.

Se agregan antiinflamatorios esteroideos o AINE por vía sistémica y, si es necesario analgésicos y antitusígenos. 

El reposo vocal mínimo es de dos a tres días.

La laringitis es una inflamación importante de la mucosa laríngea, afortunadamente en personas adultas, por lo general, no pasa de unos malos ratos por no poder hablar o ardor en garganta, pero es importante que identifiquemos cuándo puede agravarse la enfermedad, y eso sí es motivo para acudir a un hospital. En niños, nunca dejemos de lado una "ronquera", pues puede ser la manifestación primaria de un edema de glotis que puede ser mortal.

¿sabías qué...?

La laringitis y laringotraqueítis es la llamada tos de perro, así que cuando vuelvas a tener una tos de perro vete más intelectual diciendo que tienes una laringotraqueítis o laringitis.

comenta y pregunta