¿El jengibre sube la tensión arterial?

Descubre de qué forma el jengibre puede ayudarte con los problemas de hipertensión

El jengibre es una conocida planta especialmente en el mundo culinario, que se distingue por tener numerosas propiedades para la salud. Originaria de China y de la India fue exportada por los romanos. Ya en el siglo XVI el consumo se extendió por toda Europa y comenzaron a apreciarse la multitud de cualidades que distinguen a la raíz del jengibre.

Hoy día podemos encontrarlo fresco, en forma de conserva, se pueden consumir las raices secas, confitado o en polvo y comprimidos. Incluir el jengibre en nuestra dieta diaria es una estupenda recomendación para beneficiarnos de todas sus propiedades, entre ellas una muy importante: su poder para controlar la hipertensión.

El jengibre y la presión arterial

¿Es cierto que el consumo de jengibre puede ayudar a controlar la tensión arterial alta? La respuesta es sí, puede ser un excelente aliado para controlar los valores elevados, siempre y cuando la persona que lo consuma no haya iniciado un tratamiento farmacológico para bajar la tensión, en cuyo caso su consumo estaría desaconsejado.




La raíz de jengibre y el calcio

La razón por la cual se considera que el jengibre es muy beneficioso para los casos de hipertensión arterial están relacionados con su capacidad para controlar el efecto del calcio en el organismo. Al estar en contacto con el corazón y los vasos sanguíneos, el calcio provoca que la sangre se impulse con más fuerza lo que provoca que la tensión arterial se eleve.

El jengibre impide la entrada de calcio por lo que la fuerza de la sangre es menor y por tanto impide que se eleve la tensión arterial. Si el jengibre se combina con medicación especial para la hipertensión se puede duplicar el efecto provocando una caída importante de la tensión, por esta razón nunca se debe de combinar ambos remedios.

Razones para tomar jengibre

Además de ser un excelente remedio para tratar la presión arterial, el jengibre es una planta muy beneficiosa para tratar múltiples dolencias. Vamos a ver algunas de ellas:

  • Excelente digestivo: el jengibre es ideal para tratar numerosas dolencias relacionadas con problemas estomacales como por ejemplo vómitos, náuseas, flatulencias, gastritis o úlceras.
  • Favorece la pérdida de peso: otra de las virtudes del jengibre es su capacidad para acelerar el metabolismo lo que lo convierte en un remedio muy útil para perder algún que otro kilo.
  • Cuida la garganta: el jengibre es un remedio muy utilizado para curar la inflamación de garganta así como otro tipo de infecciones como por ejemplo la faringitis o afonías.
  • Aumenta la libido: el jengibre junto con la canela, son dos de los remedios naturales más efectivos para trata problemas relacionados con el deseo sexual incidiendo además en los problemas de erección.

El té de jengibre es una de las formas más usuales de tomar esta planta. La forma de hacerlo es muy sencilla, tan solo hay que picar o rallar un poco de jengibre y añadirlo a la medida equivalente a tres tazas de agua hirviendo. Retiramos del fuego y dejamos que repose unos 15 minutos. Colamos y servimos. Se puede tomar tanto frío como caliente.

¿sabías qué...?

A pesar de sus múltiples propiedades hay situaciones en las que se debe de evitar el consumo de jengibre: por ejemplo en el caso de aqellas personas con trastornos de coagulación, diabetes, úlceras o cálculos biliares.

comenta y pregunta