8 Infusiones naturales para el dolor de garganta

El dolor de garganta, uno de los enemigos de nuestra salud más frecuente y molesto

Todos sabemos lo que es sentir dolor de garganta, causado sea por pasar frío, o porque alguien te lo trasmitió por ahí. Por ello, tanto en verano como en invierno, no estamos exentos de resfriarnos y/o de sufrir el molesto dolor de garganta.

Si no hemos conseguido evitar adquirir este problema, tenemos por suerte unagran variedad de hierbas para aliviarnos, por lo que en este artículo vamos a mostrarte las mejores infusiones para el dolor de garganta

    Índice

  1. Canela y jengibre

    Canela y jengibre

    La canela es, sin duda, un buen alimento natural para el dolor de garganta, dadas sus propiedades antibacteriales. De hecho la Medicina Tradicional China la incluye frecuentemente para problemas asociados a la garganta. 

    Como tomarla: Toma meda cucharada de canela en polvo y ponla en un vaso de agua hirviendo, y luego agrega media cucharada de jengibre en polvo y una cucharada de miel. Mezcla todo y tómatelo inmediatamente. 

  2. Tomillo

    Tomillo

    El tomillo es un poderoso desinfectante, y está disponible en tés, cápsulas, jarabes y aceites esenciales.

    Como tomarlo: El té de tomillo es uno de los remedio más sabrosos. Dejar infusionar una cucharadita de hojas y flores durante 10-15 minutos en una taza de agua hirviendo. Beber tres o cuatro veces al día.

  3. Regaliz

    Regaliz

    La raíz de regaliz es ampliamente utilizada en la India y en la China por sus buenas propiedades antiespasmódicas y aniinflamatorias para una serie de males como la gingivitis, bronquitis, caries, influenza, etc. Su principal compuesto es la glicirricina. 

    Como tomarla: Añade media cucharada de regaliz y si tienes a la mano, también media cucharada de tomillo en una taza de agua hirviendo. Deja reposar por 5 minutos y luego añade la miel, y finalmente revuelve la mezcla.

    Ten cuidado de no exagerar con la cantidad, ya que también tiene efectos laxantes y aumenta la presión arterial

  4. Olmo americano

    Olmo americano

    El olmo americano (Ulmus rubra), también conocido como olmo resbaladizo u olmo rojo americano, es un árbol que se encuentra en principalmente en Estados Unidos. La parte interna de su corteza, además de ser un buen antiséptico, es buena para tratar problemas asociados a la garganta, como la faringitis, la tos o la bronquitis.  

    Cómo tomarlo: Simplemente agrega una cucharada de corteza de olmo resbaladizo en recipiente de agua hirviendo (equivalente a una taza). Sigue hirviendo por unos minutos, luego apaga el fuego y deja reposar por 10 minutos. Luego cuela y listo.

  5. Limón con vinagre de cidra de manzana y miel

    Limón con vinagre de cidra de manzana y miel

    Otra gran ayuda para este tipo de dolores es el limón.

    Como tomarlo: En una taza de agua caliente, coloca el jugo de medio limón, una cucharada de miel y 1 cucharada de vinagre de cidra de manzana. Toma esta infusión 3 a 4 veces al día.

  6. Salvia

    Salvia

    La salvia contiene propiedades antimicrobianas y antisépticas, lo cual es de gran ayuda para lidiar con problemas de la garganta, úlceras en la boca y encías inflamadas, entre otros.

    Como tomarla: Poner 2 cucharadas de salvia y una pizca de hoja de albahaca en un taza de agua hirviendo y dejar reposar por algunos minutos. Bebe la mezcla haciendo gárgaras.

  7. Manzanilla

    Manzanilla

    La manzanilla, además de ayudarte para el dolor de garganta, también te relajará, permitiendo que descases de mejor forma durante la noche.

    Cómo tomarla: Vierte una cucharada de manzanilla sobre una taza de agua hirviendo, y déjala reposar por 10-15 minutos. Luego retira la manzanilla con un colador y haz gárgaras hasta acabar la infusión.

  8. Gordolobo

    Gordolobo

    El gordolobo es una planta del grupo de especies pectorales con propiedades emolientes y antiinflamatorias, ideal para el tratamiento de dolores de garganta y resfriados. 

    Cómo tomarlo: Vierte 2 cucharadas pequeñas de hojas secas molidas en una taza de agua hirviendo y deja reposar por algunos minutos. Luego cuela con un colador muy fino y bebe la infusión en gárgaras.

¿sabías qué...?

El dolor de garganta normalmente es producido por la inflamación de las amígdalas, la faringe o la laringe.