Infusiones para calmar los cólicos menstruales

Combatir los dolores menstruales puede ser una realidad con productos naturales

Los dolores menstruales, más comunmente llamados de cólicos menstruales, son dolores que afectan a las mujeres durante su edad reproductiva y que se localizan en la zona pélvica y/o del vientre, y que para algunas mujers pueden manifestarse de forma leve, pero que para otras pueden ser de gran intensidad, debiendo combatirlos de alguna forma. Los cólicos menstruales, llamados de dismenorrea en la terminología médica, se producen como consecuencia del período menstrual pero no son lo mismo que el dolor asociado al síndrome premenstrual (SPM), si bien muchas veces ambos pueden sentirse en una etapa sin interrupciones entre ellos.

Los cólicos menstruales pueden afectar a cerca de la mitad de las mujeres (siendo muy alto el procentaje que afecta a las adolescentes), si bien solo una fracción de ellas podría describir a sus dolores de regla como graves. Existen dos tipos de dismenorrea: la dismenorrea primaria, que afecta principalmente a mujeres hasta los 30 años y que no está asociada a ninguna condición ginecológica pre-existente, y la dismenorrea secundaria, que sí implica alguna condición anormal subyacente, en alguna zona relacionada a los órganos reproductivos, manifestándose con más frecuencia en mujeres mayores de 30 años.

    Índice

¿Cómo se producen los cólicos menstruales?

Sabemos que en cada ciclo menstrual (aproximadamente una vez al mes) la pared interna del útero, llamada de endometrio, debe prepararse para un posible embarazo, razón por la cual se hace más grueso para alojar a un posible huevo u óvulo fertilizado, y esto lo logra por medio de las fluctuaciones hormonales (especialmente del estrógeno y la progesterona). Al no haber sido el óvulo fertilizado por un espermatozoide, entonces este revestimiento del útero ya no tiene utilidad alguna, por lo que los niveles hormonales decaen y aparecen unas sustancias llamadas prostaglandinas junto a la descomposición del viejo revestimiento del útero en descomposición.

Las prostaglandinas hacen que haya una contracción de los músculos del útero, lo que no permite el flujo de sangre y de oxígeno hacia el endometrio, que como consecuencia muere. Al morir el tejido endometrial, estas contracciones uterines lo que harán es apretar el tejido endometrial viejo, expulsándolo através de cuello uterino, y luego por la vagina. Estas prostaglandinas están asociadas al dolor y la inflamación, lo que causa malestar a muchas mujeres en esta etapa del período.

  1. Canela

    La canela, cuando tomada como infusión, puede ser de mucha utilidad para calmar los dolores menstruales. Si bien existen muchos fármacos hoy en día para el alivio de la dismenorrea, como el ibuprofeno o naproxeno, muchas mujeres aún prefieren las soluciones lo más naturales posibles, y la canela es un buen ejemplo de ello. Además de la dismenorrea, la canela es conocida por tratar varias afecciones como los dolores pélvicos en general, indigestión, distensión abdominal y la diarrea, entre otros.

    La canela es una especia con propiedades anticoagulantes y expectorantes, además de contener calcio, hierro, vitamina C, B1 y magnesio. Por otra parte, la canela también posee antioxidantes que combaten a los radicales libres que favorecen el deterioro celular, y se ha visto que ayuda a fortalecer el sistema inmunológico, al combatir los microorganismos que causan enfermedades, por lo que ataca la inflamación. En el caso de su actuación ante los cólicos menstruales, su efecto anticoagulante y antiinflamatorio es ideal para reducir los dolores.

    La canela es un anti-espasmódico que ayuda a relajar los músculos de la zona pélvica, lo cual es una de las razones por las cuales proporciona alivio. Los componentes de la canela que ayudan en este objetivo son 3: cinamaldehído acetato, cinamilo acetato y alcohol de cinamilo. Para preparar una infusión de canela, puedes echar 2 ramitas en agua y luego calentar e nfuego moderado, retirando al hervir. Deja reposar por 5 minutos antes de tomarla.

  2. Dong quai

    El dong quai es una de las plantas más populares en el continente asiático, con un uso de más de 4000 años de antigüedad, siendo también conocida como angélica china. El dong quai tiene un alto contenido de fitoestrógenos, los cuales mejorar el funcionamiento del hígado, lo cual a su vez permite regular mejor las hormonas femeninas, que redundará en una regla de menor intensidad.

    Además, es una planta con propiedades antiinflamatorias, antiespasmódicas y analgésicas, todo lo cual también permite aliviar los dolores menstruales, los asociados a la menopausia así como los síntomas de la dismenorrea y amenorrea. Entre las molestias que el dong quai ayuda a mejorar están las migrañas, los calambres y contracciones del útero, el estreñimiento y los dolores de espalda y riñones, entre otros.

    Ya que el dong quai podría actuar como si fuera un tipo de estrógeno natural, podría estar contraindicado para personas con endometriosis, fibromas uterinos o algunos tipos de cáncer. Asimismo, por atrasar la coagulación, es mejor prescindir de la planta en las dos semanas luego de una operación quirúrgica.

  3. Onagra

    El onagra es una planta que se conoce como la "planta de la mujer", ya que es útil para tratar diversas afecciones y enfermedades del sexo femenino, siendo su aplicación más conocida el alivio de los síntomas asociados al síndrome premenstrual (SPM). Esto se debe en parte a que posee un alto contenido de ácido gamma-linoléico el cual favorece la segregación de prostaglandinas E1 (un agente vasodilatador), asociadas a la relajación del útero, el combate a la inflamación y la regulación hormonal.

    Al ser una planta entonces con propiedades antiinflamatorias, ayuda a combaitr las náuseas, hinchazón en el vientre y zona pélvica o la sensibilidad en los senos. En lo que respecta a otras aplicaciones relacionadas con la salud reproductiva, el onagra favorece el embarazo en mujeres con cierto grado de infertilidad, también actuando para combatir la endometriosis (inflamación del tejido uterino) o los famosos quistes en los ovarios. También es muy comercializado el aceite de onagra, com múltiples beneficios para la salud en general.

  4. Jengibre

    La raíz del jengibre es uno de los remedios naturales más usados hoy para reducir la inflamación y en el combate al dolor, lo cual también se extrapola a los cólicos menstruales. Además de tener un especial aroma, que es muy aprovecha en jugos y en la cocina, el jengibre tiene propiedades antiespasmódicas, ayudando a aliviar los calambres menstruales además de mejorar el flujo de la menstruación. El jengibre actúa de forma similar al ibuprofeno, pero con menos efectos secundarios por ser natural, por lo que es efectivo para tratar también la dismenorrea.

    Para preparar una infusión de jengibre, primero deberemos hervir agua para luego agregar la raíz del jengibre junto a media cucharadita de cáscara de limón. Deja infusionar descansar por 15 minutos y después permite que repose otros 10 minutos. Puedes agregar miel para endulzar su sabor (muchas personas encuentran el sabor del jengibre un poco fuerte). Se recomienda una dosis de 4 g diarios de jengibre, por lo que es una buena idea tener 2 infusiones al día, de 2 g cada una.

    Aún cuando es un remedio natural, lo mejor es consultar primeramente con un médico o bien evitar tomar té de jengibre si padeces de úlceras pépticas, cálculos biliares, hipertensión, diabetes, problemas al corazón o bien si estás en la etapa del embarazo.

  5. Salvia

    Otra planta natural para reducir los cólicos menstruales es la salvia, una planta con propiedades antisépticas, la cual contiene flavonoides como uno de sus principios activos, los cuales ayudan a mejorar la circulación sanguínea. Al ser una planta con efecto relajante, la salvia ayuda a mejorar el sueño, disminuyendo la sensación de ansiedad tan típica de quienes viven en grandes ciudades. La salvia también contiene estrógeno, por lo que viene bien para regular mejor las hormonas, ayudando a combatir la menstruación irregular o síntomas asociados a la menopausia.

    Además de ser un regulador hormonal, la salvia es un estimulante del sistema nervioso, dándote energía para que no sientas tan recurrentemente cansancio o fatiga, muchas veces también asociadas a los niveles hormonales propios de la menstruación. Para preparar una infusión de salvia, agrega 1 cucharada de hojas de salvia en un litro de agua recién hervida y luego deja reposar por 10 minutos. Puedes complementar el té de salvia agregando una cucharada de hojas de caléndula y/o un poco de miel o limón para realzar el sabor.

    Se recomienda entonces comenzar a consumir infusiones de salvia varios días antes de la regla, pudiendo el cuerpo prepararse con anticipación al síndrome premenstrual. Si estás embarazada, en período de lactancia o si tienes problemas de insuficiencia renal, lo mejor es evitar tomarla.

  6. Manzanilla

    La manzanilla es una planta medicinal muy conocida por todos, ya que de ella se extrae su popular aceite para cocinar, además de ser muy popular para infusiones. La manzanilla tiene propiedades analgésicas y antiinflamatorias, lo cual es ideal para disminuir los dolores menstruales o las dolencias relacionadas con el síndrome premenstrual (SPM).

    Por otra parte, la manzanilla tiene un efecto sedante y relajante, que viene bien para los síntomas de la menstruación. Contien estrógenos, lo que permitirá regular de mejor forma los niveles hormonales (algo parecido a lo que hace la pastilla anticonceptiva, pero en una dosis menor y más natural). Se aconseja que se tome el té de manzanilla desde el día 18 del ciclo menstrual.

    Para preparar una infusión de manzanilla, también puedes complementarla con el jengibre, para un sabor más diferente. Agrega manzanilla a una taza de agua recién hervida y deja reposar por algunos minutos, para luego filtrar. También puedes agregarle un poco de miel o limón, y nuestra recomendación es que tomes un par de infusiones al día.

  7. Artemisa

    La artemisa es otra planta que ayuda a regular los niveles hormonales, lo cual permite reucir los dolores menstruales, además de evitar las reglas con sangrado abundante o bien los ciclos menstruales excesivamente cortos. Por otra parte, la artemisa tiene propiedades antiinflamatorias, siendo considerada la planta medicinal más longeva que exista, ¡todo un honor!

    Vierte una cucharada de hojas secas de artemisa en un vaso de agua hirviendo y luego retira del fuego para dejar reposar por 10 minutos. Luego cuela la mezcla y bebe caliente. Ya unos 8 o 9 días antes de que comience la regla ya puedes ir tomando el té de artemisa, siendo ideal uno por la mañana y otro por la noche, antes de acostarte. Esta planta además ayuda a eliminar los mareos y dolores de cabeza así como relaja a quienes sufren un poco de ansiedad o nerviosismo.

Esperamos hayas podido aprender bien sobre las mejores infusiones para combatir los cólicos menstruales, todas ellas de origen natural y con pocas contraindicaciones. Aún así, siempre es bueno tener la opinión constante de un médico, sobre todo si tienes una condición o enfermedad asociada a tu salud reproductiva.

¿sabías qué...?

La sensación de hinchazón abdominal que ocurre durante la menstruación en  algunas mujeres puede ser también atacada con una alimentación saludable y consciente. Para ello, es recomendable poder consumir pescados con buen aporte de ácidos grasos Omega 3, evitando los lácteos altos en grasas y sus derivados, especialmente la margarina. También es bueno poder evitar dentro de lo posible carnes rojas y altas en grasa, como la del cerdo.

comenta y pregunta