Infusiones para bajar la tensión

Descubre las plantas naturales más indicadas para tratar la hipertensión

La alimentación juega un papel muy importante a la hora de mejorar el estado de salud. Controlar el colesterol, bajar de peso, equilibrar los niveles de glucosa e incluso tratar problemas relacionados con la tensión arterial son algunos de los problemas que ciertos alimentos pueden ayudarnos a mejorar.

Las hierbas y plantas naturales son excelentes medicinas que pueden ayudar a combatir numerosos problemas de salud, entre ellos la hipertensión. Vamos a conocer cuáles son las infusiones más beneficiosas y cómo actúan en el organismo para bajar los niveles altos de tensión arterial.

    Índice

  1. Infusión de apio

    El apio es una excelente planta, muy utilizada en el ámbito culinario, qeu se distingue por sus propiedades diuréticas que favorece la eliminación de toxinas y de sodio. Por otro lado, el apio de por sí es un hipotensor natural que ayuda a bajar los niveles altos de presión arterial.

    Para preparar la infusión de apio debemos de poner a hervir algunos tallos durante cinco minutos. Dejamos que repose conco minutos más, colamos y servimos.

    Esta infusión no debe de ingeririse por parte de mujeres embarazadas (puede ser abortiva) y por personas con problemas renales.

  2. Infusión de Ginkgo Biloba

    El Ginkgo Biloba es otra de las plantas que nos pueden ayudar a equilibrar la tensión arterial. Si bien no es un remedio directamente relacionado con el problema de la hipertensión, lo cierto es que su ingesta ejerce un importante efecto vasodilatador que puede ayudar a que la sangre pierda fuerza al empujarse por las paredes de las arterias, ejerciendo a su vez un efecto hipopresor.

    Prepararemos la infusión de Ginkgo Biloba poniendo a hervir unos 50 gramos de hojas de esta planta en agua hirviendo unos diez minutos. Dejamos que repose otros diez minutos más, colamos y servimos. Se pueden tomar hasta 3 tazas al día. Dado que tiene un sabor amargo, se puede endulzar con miel.

  3. Infusión de muérdago

    La infusión de muérdago aúna entre sus propiedades su efecto diurético y vasodilatador lo cual resulta muy beneficioso para las personas que sufren de hipertensión. Además ayuda a reducir los niveles de colesterol alto y fortalece el corazón.

    Para hacer la infusión de muérdago debemos de poner a hervir aproximadamente 15 hojas de muérdago en agua hirviendo. Retiramos del fuego y dejamos que repose entre 10 y 15 minutos. Colamos y servimos. Se pueden tomar hasta dos tazas al día durante una semana como máximo.

    En dosis muy altas el muérdago puede llegar a ser muy tóxico por lo que debe de limitarse su ingesta. De hecho sus bayas son altamente tóxicas.

  4. Infusión de diente de león

    El diente de león cuenta con numerosas propiedades para la salud: es una planta muy beneficiosa para las personas que sufren diabetes, para mejorar la salud del hígado, y también para ayudar a combatir la presión arterial alta gracias a su efecto diurético que actúa evitando la retención de líquidos y por tanto ayudando a excretar la acumulación de sodio, causante de las subidas de tensión.

    Prepararemos la infusión de diente de león debemos de añadir en un litro de agua, dos cucharadas de raíces previamente lavadas y picadas. En esta ocasión debemos dejar cocer un minuto y a continuación añadimos las hojas de la planta picadas. Dejamos reposar 40 minutos, colamos y servimos. Se pueden tomar hasta dos tazas.

  5. Infusión de lavanda

    La lavanda es una planta muy utilizada para los casos de estrés debido a que tiene propiedades naturales calmantes del sistema nervioso. Resulta especialmente útil en los casos en los que se pueden producir picos de tensión arterial causados por ansiedad o nerviosismo y además resulta muy útil para dormir.

    Para preparar la infusión de lavanda es necesario poner a hervir 4 cucharadas de flores secas en un litro de agua durante 10 minutos. Retiramos y dejamos reposar 10 minutos más. Debemos colar y servir. Se pueden tomar entre 2 y 4 tazas diarias.

  6. Infusión de espino blanco

    El espino blanco es una planta especilamente relacionada con la salud del corazón, para la tensión y ansiedad emocional, para solucionar los problemas para dormir y también para tratar los problemas de tensión alta ya que influye aumentanto el tamaño de los vasos sanguíneos de modo que la sangre fluye con menos presión.

    Prepararemos la infusión de espino blanco poniendo a hervir una cucharada de flores secas por la cantidad equivalente a una taza de agua durante 10 minutos. Dejamos reposar, colamos y servimos. Se pueden tomar un par de tazas al día.

    Es importante no mezclar la infusión de espino blanco con otros medicamentos relacionados con problemas del corazón.

  7. Infusión de valeriana

    La valeriana es conocida por sus efectos relajantes y calmantes que puede ser muy útil para calmar estados de estrés y ansiedad. Esta propiedad hace que sea capaz de estabilizar y equilibrar el ritmo cardíaco, lo cual incide directamente sobre la salud de la persona especialmente en aquellas que sufren de hipertensión

    Para aprovechar sus propiedades debemos de preparar una infusión debemos de poner a hervir en una taza de agua una pequeña cucharadita de hojas secas. Dejamos unos diez minutos y retiramos para que repose no más de cinco minutos ya que en el caso contrario podrían volatilizarse los aceites esenciales que le confieren sus propiedades. Se pueden beber como máximo 3 tazas al día.

    Las personas con problemas respiratorios y mujeres gestantes o en período de lactancia deben de abstenerse de consumir valeriana.

Las infusiones son excelentes medicinas naturales que pueden llegar a ser muy efectivas y además pueden ahorrarnos la ingesta de medicamentos. Son el complemento perfecto para muchos tratamientos e incluso para dietas, pero no están exentas de ciertos efectos secundarios. La forma más segura de tomarlas es siempre consultando con un especialista médico y un especialista en medicina natural, quienes nos ayudarán a utilizarlas de la manera más saludable.

¿sabías qué...?

A pesar de que cada una de las infusiones que existen sirven para tratar diversas dolencias todas tienen algo en común, y es que son ricas en antioxidantes necesarios para cuidar y proteger a las células.

comenta y pregunta