¿Qué hormonas produce la hipófisis?

La hipófisis o pituitaria es una glándula endocrina que segrega muchas hormonas, y hoy te contamos cuáles.

La hipófisis (glándula maestra) es por definición una de las más importantes glándulas endocrinas y cerebrales de secreción interna que se sitúa en la parte central del cráneo, unida al hipotálamo a través del tallo hipofisario. El lugar en el que se encuentra la ubicación de la hipófisis, es conocido también como "silla turca" que a su vez se localiza en el hueso esfenoides y se sujeta gracias a la membrana pituitaria

Es de tamaño pequeño (5 mm de diámetro) pero en ella se originan las secreciones hormonales que tienen influencia en diversas partes y funciones de nuestro cuerpo, como la función sexual, siendo la glándula más importante del sistema endocrino. Las hormonas liberadas, viajan por la sangre y tienen por función dirigir las funciones corporales principales, como el crecimiento o la reproducción. La hipófisis es importante puesto que es uno de los puntos donde se produce la regulación más importante de hormonas.

    Índice

Partes de la hipófisis

La hipófisis consta de 3 partes: la adenohipófisis o lóbulo anterior, la hipófisis medial o lóbulo medio y la neurohipófisis o lóbulo posterior, y es la encargada de regular el metabolismo, el crecimiento y el desarrollo sexual de la person. En ellason segregadas otras hormonas de gran importancia para el ser humano ya que un mal funcionamiento puede provocar alteraciones y problemas endocrinos así como disfunciones hormonales.

En Spoots te mostramos cuáles son los tipos hormonas hipofisiarias que segrega la glándula pituitaria así como sus características.

  1. Hormona estimulante de la tiroides (TSH)

    La TSH, también llamada de tirotropina, estimula la hormona de la glándula tiroides, llamada tiroxina, en una intensidad que varía según las instrucciones que reciba de la hormona liberadora de tirotripina, o tiroliberina, (TRH) de parte de la hipófosis. La tirotropina trabaja sobre la glándula tiroides para que pueda crear hormonas tiroideas que regulan el metabolismo.

    Cuando una persona se realiza un test para medir la función de la glándula tiroides, unas de las cosas que el médico ve es el nivel de tirotripina (TSH). La aparición de hipotiroidismo, una de las patologías causadas por un déficit de tirotropina.

  2. Prolactina

    La prolactina es otra de las hormonas producidas por la hipófisis que sirve para estimular el desarrollo de la glándula mamaria y cumplir con producción de leche materna, si bien también se da en hombres. Durante el embarazo su secreción aumenta, y la lactancia también estimula su aparición. También se regula por el hipotálamo y su principal función en las mujeres, en otras palabras, es permitir la lactancia luego del parto.

    Po otro lado, la prolactina incide en el curso normal de la menstruación por lo que un exceso de prolactina puede inducir a provocar importantes consecuencias como alteraciones y desórdenes menstruales.

  3. Hormona del crecimiento (GH)

    Esta hormona, también llamada de somatotropina o somatotropa (sth) , fomenta el crecimiento corporal (huesos y tejidos) pero también participa en el proceso de metabolismo de la glucosa. Su exceso da lugar a la aparición de una enfermedad llamada gigantismo o acromelagia. Es una de las hormonas más importantes del cuerpo humano y una de las que se liberan con mayor intensidad especialmente durante el sueño, en el caso de los niños principalmente.

    La hormona del crecimiento es una de las conocidas como hormonas adenohipofisarias que se producen durante toda la vida de la persona, y también regula el metabolismo corporal. Cuando existe un déficit o desorden de esta hormona se puede producir un retraso en la altura además de problemas de tipo neurológico. Es por tanto necesario recurrir a un tratamiento de inyección de hormona sintética durante varios años. Tambien se puede recurrir a su estimulación a través del ejercicio o de un sueño profundo con el fin de solucionar su déficit y activar su producción.

  4. Hormona foliculoestimulante (FSH)

    Esta es una de las dos gonadotrofinas que secreta la hipófisis y su función es estimular los testículos para la producción de espermatozoides, así como estimular los ovarios para la liberación de los óvulos durante el proceso de la ovulación. Si en la mujer su acción es inhibida, no habrá ovulación.

    Por otro lado esta hormona se segrega en grandes cantidad durante el período de la menopausia, dado que es esta época ya no hay ovulación y es necesario compensar los niveles de FSH.

  5. Hormona luteinizante (LH)

    Conocida también con el nombre de hormona luteoestimulante, es una de las hormonas gonadotropinas o gonadotrofinas , relacionadas con una importante función: la de estimular los testículos y ovarios para que puedan producir sus respectivas hormonas. Por un lado, las hormonas masculinas, testosterona, en el hombre, y por otro las hormonas femeninas, estrógenos, en la mujer. Cuando estas hormonas se ven alteradas pueden producir importantes cambios de humor, aparición de quistes ováricos en la mujer, así como desequilibrios menstruales.

    La gonadotropina coriónica por su parte, es una hormona que solo se segrega durante el embarazo y cuyos valores nos permiten conocer la edad gestacional de una mujer. Es elevada durante las primeras doce semanas y va disminuyendo durante el resto del embarazo.

  6. Hormona melanocitoestimulante (MSH)

    Otra de las hormonas secretadas por la hipófisis es la hormona melanocitoestimulante, una de las menos conocidas, pero cuya función resulta de gran importancia ya que es la encargada de estimular la acción de los melanocitos, las células de la piel que fabrican la melanina, la cual es un pigmento que nos da protección ante los rayos solares.

    Los niveles de esta hormona curiosamente también aumentan durante el embarazo, de ahí que muchas mujeres experimenten la aparición de manchas en la piel que desaparecerán tras el parto, cuando los niveles de MSH desciendan.

  7. Hormona antidiurética (ADH)

    Esta hormona es llamada así porque estimula el riñón para que absorba agua y disminuya la cantidad de orina, si bien también controla los impulsos del cerebro asociados a la sensación de sed. La hormona antidiurética trabaja en conjunto con la aldosterona para retener el agua que falta o bien para deshacerse del agua que sobra en el organismo.

    Esta hormona está regulada por la información que llega de parte de los osmorreceptores (sensores de la presión osmótica) y los barorreceptores (sensores de la presión arterial), y su ausencia produce una enfermedad llamada diabetes insípida, la cual produce orina de forma excesiva. En algunos casos, esto puede redundar en una eliminación de varios litros de agua diarios, lo que conlleva la deshidratación.

  8. Oxitocina

    La oxitocina estimula la contracción del útero en el momento del parto e induce la contracción de los conductos de las glándulas mamarias para que puedan vaciar su leche. Esta última acción es estimulada por el contacto de los latidos del lactante con el pezón de la madre, en una sincronización perfecta.

    Algunos trastornos que inhiben la secreción de oxitocina, y por ende, dificultan la lactancia son: el estrés, la angustia y la fatiga.

La hipófisis también es susceptibla de sufrir una serie de enfermedades que pueden afectar al volumen de hormonas normales que la glándula debe de segregar. Esta condición recibe el nombre de hipopituitarismo. Otro de los problemas que se pueden presentar es la presencia de un tumor hipofisario (tumor pituitario) o adenoma (macroadenoma o microadenoma) hipofisiario que pueden producir diversos síntomas como por ejemplo deficiencias hormonales.

Las causas de aparición de muchos de estos tumores hipofisarios o adenomas pituitarios pueden deberse la mayoría de las veces a cuestiones hereditarias y pueden producir síntomas como problemas de olfato, alteración de la visión entre otros. La operación de cirugía para la extirpación suele realizarse a través de la nariz cuando se trata de un tumor o quiste maligno que provoca un cáncer. En otras ocasiones este tipo de tumores son de tipo benigno, y al no causar síntomas es posible incluso que nunca lleguen a diagnosticarse.

Otra de las enfermedades que pueden aparecer es conocida como hipofisitis, que ocurre cuando la hipófisis aparece inflamada. Esta inflamación no suele ser frecuente que puede provocar cefalea o alteraciones visuales.

¿sabías qué...?

El término hipófisis viene del griego y se descompone en hipo (debajo) y fisis (crecer).

comenta y pregunta