La homeopatía en el combate del cáncer

Cuando sí y cuando no es recomendable optar por este tipo de tratamiento

La medicina alternativa ha crecido mucho en los últimos años, debido a la necesidad y la búsqueda de curas cuando la medicina alópata parece no ofrecernos más beneficio y por el auge del estilo de vida saludable que se ha hecho moda. Un buen ejemplo de esto es la terapia Gerson a base de alimentos naturales.

Sin embargo, el problema de la medicina alternativa es que no ha tenido la regulación necesaria para que los casos de éxito sean documentados y tomados como base para ciertos tratamientos. Muchas personas se han beneficiado de éstas irregularidades para ofrecer una esperanza de salud sin ninguna base científica y sin ningún tipo de ética profesional, abusando de las necesidades y la desesperación de las personas enfermas o con familiares enfermos.

En esta ocasión hablaremos sobre la homeopatía, y los orientaremos en como podemos utilizarla en combinación con la medicina alópata para un mejor tratamiento del cáncer.

¿Qué es la homeopatía?




Es un sistema de medicina alternativa que fue creado en 1796 por Samuel Hahnemann basado en su doctrina de lo similar cura lo similar, una sustancia que cause los síntomas de una enfermedad en personas sanas curará lo similar en personas enfermas.

Aún cuando existen algunos estudios clínicos que avalan su eficacia, la mayoría de la comunidad médica alópata, no acepta su eficacia, sin embargo, como se comento anteriormente, es necesaria una regulación más efectiva para que se pueda comprobar o descartar la eficacia de su uso.

Homeopatía y Cáncer

Desde el punto de vista de la Homeopatía, el cáncer se trata como cualquier otra enfermedad, aunque obviamente reconoce su dimensión como salud pública, ya que es uno de los padecimientos más serios para la sociedad y que tiene un impacto psicológico muy importante para el paciente y su familia, pues se asocia de manera casi natural con la muerte.

Médicos homeopáticos opinan que prácticamente para cualquier médico, sea homeópata o de la escuela convencional, el cáncer es uno de los padecimientos donde más se observan factores hereditarios, aunque también existen factores ambientales que lo detonan, ya que el enfermo casi siempre tiene antecedentes familiares.

Estos Médicos, también aclaran que la diferencia entre la Medicina convencional y la Medicina homeopática, es que la primera, ve la cura del cáncer cuando se elimina el tumor, mientras que para la Medicina homeopática, el propensión no se quita cuando se elimina el tumor, pues la condición vital del paciente permanece afectada y susceptible de recibir tratamiento.

Algunos doctores expertos en el tema, comentan que para ofrecer un tratamiento curativo con Homeopatía, deben indicarles a los pacientes, cuáles son sus posibilidades reales de curación, de acuerdo a sus características individuales y las del cáncer que padece. Hacer entender a los pacientes, que no es lo mismo atender a un individuo con buena vitalidad y una adecuada respuesta inmunológica, en el que el medicamento logra la curación, a un paciente que está debilitado, de edad avanzada, con malas condiciones de salud o nutrición inadecuada.

Al igual que para la Medicina convencional, la Medicina Homeopática aclara que un tumor que ha avanzado más allá de los límites del órgano afectado, es de difícil tratamiento. 

Aún cuando el tratamiento del cáncer nunca será una seguridad y la Homeopatía como la Medicina convencional tienen casos de éxito, yo te recomiendo que no abandones tu tratamiento alópata, y comentes con tu médico la probabilidad de tener tratamiento homeopático adyuvante, esto para no intervenir con uno u otro y disminuir su acción o aumentar sus efectos adversos. Recuerda la Medicina no es cuadrada, depende mucho de la persona, y diversas terapias en conjunto pueden tener resultados más favorables.

¿sabías qué...?

El término homeopatía deriva del griego  ὅμοιος [hómoios], ‘igual’, y πάθος [páthos], ‘dolencia’.