Qué es la hipófisis

Conoce la glándula que maneja muchas de las funciones de nuestro cuerpo

Nuestro cuerpo trabaja gracias a la interacción de numerosas sustancias que activan diferentes órganos y células para que sean capaces de realizar sus funciones específicas de manera adecuada. Estas sustancias llevan el nombre de hormonas, pero ¿cómo trabajan estás hormonas?

Estás hormonas son secretadas por glándulas específicas y son transportadas a través de la sangre, hacia las células que tienen receptores para cada una de ellas, todo este complejo sistema de estimulación-secreción, es lo que integra el sistema endocrino.

Algunas de las glándulas que integran este sistema son: hipófisis, glándula pituitaria, tiroides, paratiroides y suprarrenalesEstás son las glándulas que están bien definidas, teniendo nuestro cuerpo otros grupos celulares en otros órganos y dispersas en todo nuestro organismo, que tienen esta función.

Una de las glándulas que se encuentra en la punta de este ciclo estimulación-secreción, es la hipófisis. Y aquí hablaremos un poco sobre ella. 




La glándula hipófisis

La hipófisis (también llamada glándula pituitaria), es una glándula de 0.5gr, localizada en la silla turca del hueso esfenoides y está cubierta por una cápsula de tejido conectivo denso, (esto es, en la parte inferior del cerebro). Es regulada directamente por el hipotálamo

Esta se divide en adenohipófisis, hipófisis media, neurohipófisis. 

  • Adenohipófisis: segrega muchas hormonas de las cuales seis son relevantes para la función fisiológica adecuada del organismo, las cuales son segregadas por 5 tipos de células diferentes. Aquí es donde se secretan las hormonas que estimulan tiroides, gónadas, crecimiento del cuerpo humano, crecimiento de glándula mamaria, entre otras.
  • Hipófisis media: esta parte de la hipófisis produce dos polipéptidos llamados melanotropinas u hormonas estimulantes u hormonas estimulantes de los melanocitos que inducen el aumento de la síntesis de la melanina de las células de la piel. 
  • Neurohipófisis: desarrolla su crecimiento hacia abajo del hipotálamo, teniendo funciones diferentes. Esta parte de la hipófisis en realidad no es una glándula secretora, ya que se limita a almacenar los productos de secreción del hipotálamo. Las únicas hormonas que se secretan son: hormona antidiurética y la oxitocina. 

¿Cómo la regula el hipotálamo?

La hipófisis y el hipotálamo forman un sistema que transportan las hormonas liberadoras o hipofisiotrópicas que secreta el hipotálamo con fines reguladores de la secreción adenohipofisiaria. 

La regulación de la secreción de las hormonas hipofisiarias se realiza mediante un mecanismo de retroalimentación negativa, el cual se establece entre el hipotálamo, la hipófisis y los receptores específicos para cada hormona, localizado en los órganos diana. 

El proceso se realiza en el momento en que el sistema nervioso central recibe un estímulo, el hipotálamo recibe parte de este estímulo y actúa sobre la hipófisis, a su vez, el hipotálamo secreta las respectivas hormonas en la adenohipófisis o libera las de la neurohipófisis; estas se incorporan a la circulación , viajan por medio de la sangre y son captados por receptores específicos ubicados en los órganos diana, un ejemplo es la captación de la TSH por parte de los lóbulos tiroideos de la glándula tiroides

En ese momento el órgano diana, que en todo caso es cualquiera de las glándulas endocrinas comienzan a secretar sus propias hormonas, con lo que se envía un estímulo al sistema nervioso, específicamente al hipotálamo, o directamente a la hipófisis con lo cual se contrarresta el estímulo inicial. 

Las funciones de nuestro cuerpo siempre son reguladas por diferentes glándulas, necesitando un perfecto equilibrio entre el estímulo y la secreción, para evitar el desarrollo de enfermedades que desencadenan el mal funcionamiento de nuestros órganos. 

¿sabías qué...?

Desde 1723, en latín científico, se documenta el nombre «pituitaria» o «membrana pituitaria» (‘mucosa generadora de moco’) para la mucosa nasal o mucosa olfatoria. Nombre por el que también se le conoce a la hipófisis.