¿Qué es la hipersomnia?

Aprende acerca de este tipo de trastorno del sueño

La hipersomnia es un trastorno del sueño que consiste en la abundancia de somnolencia y cansancio durante el día, aun cuando se presentan episodios prolongados de sueño nocturno e intervalos de sueño diurno. Se diferencia de la narcolepsia, ya que la hipersomnia no implica quedarse dormido súbitamente de forma descontrolada.

La hipersomnia puede generar ansiedad, irritación, falta de apetito, pensamiento o habla lenta, difusión de la memoria y baja energía. La hipersomnia también puede afectar el funcionamiento del sistema respiratorio generando así otros problemas de sueño relacionados con la respiración, tales como la apnea del sueño. Es un trastorno que afecta poco a poco el ámbito laboral, familiar y social de quien lo padece.

Causas

La hipersomnia puede ser consecuencia de otros trastornos del sueño tales como la parálisis del sueño, apnea obstructiva del sueño, trastornos del ritmo cardíaco, parasomnia o síndrome de las piernas inquietas. De la misma forma, la somnolencia excesiva puede ser consecuencia de la depresión, efectos secundarios de ciertos medicamentos, abuso del alcohol y drogas, hipotiroidismo, obesidad, epilepsia, uremia, hiperglucemia, fibromialgia y traumatismo craneal.




Síntomas

Los síntomas se suelen presentar durante la adolescencia y pueden abarcar:

  • Siestas a lo largo del día que no alivian la sensación de sueño y cansancio excesivo

  • Dificultad para despertar

  • Necesidad de dormir de 10 a 18 horas por día

  • Ansiedad

  • Irritación creciente

  • Alucinaciones

  • Dificultad para recordar actividades de la misma semana

  • Pensamiento y habla lentos

Tratamientos

Para diagnosticar la hipersomnia hace falta de realizar ciertas pruebas neuronales y médicas tales como la prueba de latencia múltiple del sueño y la polisomnografía, de la misma forma que se pueden realizar evaluaciones psiquiátricas.  

Se pueden realizar ciertos tratamientos no farmacológicos para superar la hipersomnia. Estos pueden ser terapia corporal -ejercicios que ayuden a despejar la mente y activar el cuerpo para combatir la somnolencia- y ejercicios mentales que fortalezcan la atención y la constancia en las tareas que se realizan.

En el caso de padecer de este trastorno del sueño se recomienda disminuir el uso de cafeína, alcohol o medicamentos; no manejar vehículos o equipo peligroso y evitar el trabajo por la noche. También se recomienda establecer cierta disciplina a la hora de dormir para garantizar los mejores resultados:

  • Acostarse y despertarse siempre a la misma hora (preferiblemente 8 horas diarias)

  • No hacer ejercicio físico en la noche antes de dormir, sino en la mañana

  • Comer ligero antes de dormir

  • Alejarse del trabajo y las redes sociales al menos dos horas antes de dormir

  • Mantener la habitación ordenada, limpia, aireada y cómoda

  • Realizar ejercicios de meditación, respiración y pensamiento positivo

La hipersomnia se suele tratar con estimulantes como anfetaminas, metilfenidato y modafinil. Entre otras drogas para el tratamiento existen la levotiroxina, levodopa, bromocriptina, clonodine y antidepresivos.

¿sabías qué...?

Las estadísticas demuestran que más del 5% de la población sufre de hipersomnia en algún momento de sus vidas.

comenta y pregunta