El himen: Qué es, donde está y cómo saber si está roto

Información sobre el himen, su función, ubicación y la virginidad femenina

A lo largo de la historia de la humanidad, el himen tuvo y sigue teniendo su importancia cultural en lo que al género femenino respecta. Esta importancia de la conservación del himen ha variado de una cultura a otra, siendo más importante en las antiguas realezas en donde mantener este órgano intacto era primordial por lo que existía un importante "miedo" ante su rotura antes de las relaciones matrimoniales; mientras que por el contrario, para la cultura inca perder el himen era símbolo de fertilidad y denotaba que la mujer era deseada.

A causa de la creencia errónea de que el himen de una chica es sinónimo de virginidad, existen inclusive algunas culturas en donde las mujeres se han visto obligadas a someterse a cirugías de reconstrucción con el fin de que el himen vuelva a quedar intacto (himenoplastías) antes de casarse para no generar malas impresiones. Hay culturas africanas que realizan una extirpación para quitar el clítoris y el cierre permanente de la zona vaginal cuando la mujer es aún niña, porque de este modo lo que ocurre es que se preserva el himen íntegro hasta el matrimonio, sin embargo las mujeres sometidas a esta técnica pierden sensibilidad en la zona al cortar el clítoris. Otras culturas como por ejemplo la gitana, utilizan el método del pañuelo para romper el himen y garantizar que una novia al contraer matrimonio se ha mantenido virgen.

Existen muchos falsos mitos, creencias y explicaciones acerca del himen especialmente en lo que se refiere al ámbito cultural, en el cual se realizan todo tipo de suposiciones acerca de su existencia y su simbolismo fuertemente arraigado a algunos grupos sociales.

Lo cierto es que dependiendo de la cultura se le da un significado diferente tanto al hecho de que esté roto o no. Pero, ¿cómo saber si el himen está roto si no sangro después de tener relaciones? y la pregunta que muchas mujeres se hacen ¿donde está exactamente? ¿cómo puedo saber si tengo himen? Descubre todas las respuestas y toda la verdad referente a una de las partes del cuerpo femenino más desconocidas.




¿Qué es el himen? Definición

Cuando hablamos del himen nos referimos a una fina membrana de carácter elástico y flexible (conocido como himen complaciente) y en ocasiones más fibroso o grueso que podemos localizar en la parte que separa la vagina de la vulva en el canal de entrada. En la mayoría de los casos el himen no es una membrana fibrosa y elástica completa sino que puede presentar una o varias perforaciones de modo que pueda dejar pasar el flujo vaginal y el flujo menstrual.

¿Dónde está situado el himen?

Quiero saber dónde se encuentra el himen, ¿es posible visualizarlo?

Para poder localizar el himen visualmente es necesario que la mujer coloque un espejo en su zona íntima hasta obtener un buen ángulo que le permita visualizar toda el área vaginal hasta llegar al himen que estará más profundo. Separando los labios vaginales podremos observar la apertura cervical en cuya entrada se encontrará el himen o en su defecto los restos si sabes que está roto. Al identificarlo, en el caso de que se muestre completo, es importante manipularlo con cuidado ya que se trata de una membrana muy sensible.

¿A cuántos centimetros se encuentra el himen de la vagina? La ubicación del himen respecto a la distancia con la entrada de la vagina se sitúa en torno a los 2 o 3 centímetros.

El himen no cumple con ninguna función biológica y no sirve para nada en concreto más que para simbolizar la virginidad, de hecho existen mujeres que nacen sin él por lo que es probable que incluso desconozcan su existencia.

Tipos de himen

Una vez identificado como es el himen y en que parte del cuerpo se encuentra, podremos diferencias entre diversas clases de himen en función de su forma. Así distinguimos:

  • Anular o circular: la abertura se localiza en el centro.
  • Semilunar o falciforme: la abertura del himen se localiza en la parte superior. Es el tipo de himen más común.
  • Labiado o bilabiado: la apertura presenta una forma alargada en torno a la cual se sitúa la membrana.
  • Franjeado o de herradura: la membrana tiene numerosas perforaciones en el borde, asemejándose a los dientes de una sierra. También se le conoce como himen festoneado.
  • Doble membrana: se observan dos membranas superpuestas cuyos orificios pueden no coincidir. También se conoce como himen tabicado.
  • Cribiforme: cuenta con numerosos orificios o pequeños agujeros
  • Septado: este tipo de himen presenta una membrana con dos orificios.

¿Cómo saber si el himen está roto?

Para detectar si el himen está roto, podemos realizar una sencilla exploración que nos ayudará a localizarlo y a observar su estado. Para ello solo es necesario seguir los mismos pasos que realizamos para localizarlo, de modo que con ayuda de un espejo iremos abriendo suavemente con los dedos los labios vaginales hasta localizar el orificio cervical en el que debe de encontrarse el himen en el caso de que aún no se haya roto.

Podemos continuar introduciendo un dedo para poder palparlo. En el caso de poder introducir sin apenas sentir molestia, si llegara hasta la mitad y se desliza hacia adentro, sabremos que el himen está roto. En el caso de que el introducir los dedos sea doloroso, el himen sigue intacto. 

Debes saber que la autoexploración puede ser una de las maneras en las que el himen se puede romper.

¿Significa la rotura del himen que ya no soy virgen?

Las creencias más populares afirman que la rotura del himen se produce tras la primera relación sexual, de hecho se cree que es frecuente sangrar ya que se pierde la virginidad cuando rompen el himen. Nada más lejos de la realidad. Debes de saber que la existencia o no del himen no es indicativo de que pierdes la virginidad al hacer el amor, puesto que incluso puede no romperse en la primera relación sexual a causa de una excesiva elasticidad del órgano. Esto se suma al hecho de la posibilidad del nacimiento sin el himen o que el mismo se rompa en más de una ocasión sin que te duela. Por lo tanto puedes seguir siendo virgen.

¿Cuánta sangre es normal perder con la rotura del himen si tuve relaciones?

Lo cierto es que el himen se puede romper en cualquier momento -por algunas actividades que someta esa parte del cuerpo a una gran tensión- sin que la mujer llegue a ser consciente de ello ya que puede no presentar síntomas, más aún si no hubo sangrado de por medio y si no duele. No hay que confundir un sangrado de la menstruación con el rompimiento del himen. Al menstruar sale más cantidad de sangre que la que deberia de salir con una rotura de himen, y se puede confundir el sangrado del primer día con la rotura errónea.

Por otro lado hay que tener en cuenta que al mantener relaciones se puede producir una pérdida de sangre normal al penetrar. Normalmente las primeras veces la mujer siente dolor ante la penetración. Las mujeres que sangran, pueden hacerlo también por el roce con las paredes vaginales.

Cuáles son las razones por las que el himen se rompe

 Entre las múltiples razones y formas por las que se puede producir la rotura del himen de forma espontánea cabe destacar:

  • Realizarse autoexploraciones o masturbación: Generalmente la introducción de un dedo en la vagina no acabará rompiendo el himen, pero si se introducen juguetes sexuales podría terminar perforado y podrás ver que sangras un poco.
  • Mantener relaciones sexuales: En la mayoría de los primeros encuentros con sexo que impliquen coito, el himen se rompe. Sin embargo, muchas veces es capaz de regenerarse o es lo suficientemente elástico para no romperse durante este hecho al estar en un espacio cerrado.
  • Montar a caballo: Al practicar este deporte equino la mujer se sube al caballo con una apertura de piernas que tensionan el himen pudiendo resultar en uno desgarrado. Más aún mientras se practica el deporte, en donde se pueden producir impactos en la zona.
  • Practicar deporte o realizar técnicas de estiramiento: Como hemos mencionado, las actividades que impliquen una tensión en esta zona es otro de los motivos por los que se puede romper el himen fácilmente.
  • Recibir un golpe en la entrepierna: Un golpe muy fuerte en esa zona podría terminar en una ruptura de himen. ¡Cuida esa parte valiosa para evitar que se rompa de este modo!
  • Montar en bici o moto: Montar una bici o subirse a una motocicleta muy de seguido puede producir también la perforación de esta zona por la posición que adquieren las piernas.
  • Usar un tampón durante la regla: Al introducir los tampones hacia adentro estando con la regla, se puede producir la rotura.

¿Cómo saber si tienes himen?

Puedes intentar hacer la prueba de visualizarlo al ponerte frente a un espejo en un sitio con mucha luz y separar los labios vaginales, es muy difícil pero es posible que puedas ver alguna "telita o membrana" y ahí es donde queda el himen. Es realmente difícil de ver, por lo que te recomendamos visitar a un especialista o ginecólogo para tener la certeza de que lo tienes.

Aprender a reconocer donde se encuentra el himen es una excelente forma de conocer nuestro cuerpo y aprender más sobre él. Como ya te hemos mencionado, en cualquier caso su rotura nada tiene que ver con la virginidad de la mujer, por lo que dejando aparte las creencias populares, el himen solo debe de considerarse como una parte más de la anatomía femenina sin simbolismo alguno.

Si quieres aprender cómo es el himen, en internet puedes encontrar imágenes ilustrativas y fotos de vaginas con hímenes reales.

¿Se puede recuperar el himen mediante reconstrucción (himenoplastia)?

Esta es una de las grandes preguntas que muchas mujeres se hacen. Pues bien, la respuesta es sí. Hoy día existe una operación que permite hacer una reconstrucción del himen completa de forma natural (himenoplastia). Dependiendo del estado en el que se encuentre el himen original, se puede reconstruir a partir de las diferentes partes que queden, o bien se reconstruye de forma artificial creando un nuevo himen completamente original a simple vista y con las mismas características que un himen sin perforar.

El precio de la restauración de un nuevo himen perfecto puede variar en función del lugar en el que se realice, aunque el precio medio puede rondar los 2.000 euros aproximadamente.

Existe una falsa creencia que afirma que si el himen no se rompe, una mujer no se puede quedar embarazada. Perforar o no el himen, no significa que no pueda existir un embarazo. Es por ello que no hay que dejar de usar protección ya que si haces el amor con tu pareja, especialmente durante los días más fértiles, independientemente de si no se rompió el himen o no dolió la primera vez, sucede que el esperma traspasa de cualquier modo la membrana del himen.

El haber tenido relaciones es un claro indicio de que se puede producir un embarazo por lo que no debes de obviar todos los consejos e información acerca de métodos anticonceptivos a partir de la edad a la que comienzan las primeras relaciones íntimas.

¿sabías qué...?
  • Sólo 1 de cada 200 mujeres tienen un himen completo imperforado.
  • Hubo un tiempo en el que se comercializaba un producto chino consistente en un himen artificial que se introduce en la vagina y durante la relación sexual desprende albúmina roja simulando ser sangre. Esto fue prohibido luego debido a sus peligrosos componentes; mientras que en países islámicos su venta es penada con la muerte.
  • No solamente los seres humanos presentan himen, también mamíferos como los elefantes, ratas, bovinos, elefantes, caballos, etcétera.
comenta y pregunta