Cómo hacer la dieta lipofídica

Te contamos todo sobre la dieta lipofídica y cómo llevarla a cabo

La dieta lipofídica está de moda y tiene cada vez más seguidores, pues se trata de una dieta con un alto índice de proteínas basada en la ingesta de alimentos naturales no refinados.

Además de un descenso de peso rápido y efectivo en muchos casos, es una dieta que busca limpiar al organismo al inhibir el contacto entre el intestino y las comidas procesadas. Por eso mismo es que requiere algo de trabajo y tiempo, ya que el menú semanal debe ser preparado en casa y siguiendo estrictas normas de elaboración.

Para saber cómo hacer la dieta lipofídica de forma correcta es bueno conocer algunos detalles de este efectivo método para adelgazar y estar más saludables.

    Índice

  1. Etapas de la dieta

    Etapas de la dieta

    La dieta lipofídica está dividida en dos etapas:

    • La primera etapa dura entre 3 y 4 meses y es la más estricta. Hay que comer alimentos con proteínas cada hora y media a dos horas para acelerar el metabolismo. No hay límite en la ingesta de ensaladas.
    • La segunda etapa es de mantenimiento y se extiende hasta lograr el descenso de peso deseado. En ella se regularizan las comidas y se añade más variedad de alimentos naturales.
  2. Alimentos saludables

    Alimentos saludables

    Los alimentos permitidos de la dieta lipofídica son: carnes rojas y carnes de ave (menos ganso y pato) pescados y mariscos (excepto salmón y arenque), claras de huevo, lácteos bajo en grasa (yogur descremado sin azúcar, leche descremada sin lactosa, queso descremado) vegetales de tallo, frutas con bajo contenido de azúcar (evitar melón, uvas, papaya, plátanos, etc).

  3. Alimentos no permitidos

    Alimentos no permitidos

    Sobre todo hay que evitar los alimentos procesados o refinados, es decir, que pasaron por algún tipo de procesamiento industrial, o que contienen gran cantidad de grasas o azúcares: azúcares, vinagre, frutas azucaradas (uva, higos, banana, melón, membrillos)ciertos vegetales (pepino, coliflor, zanahoria, berenjena, rábano, zapallo) legumbres y cereales (fideos, arroz, cereales, pan, galletas) frutos secos (nueces, almendras, pasas, castañas, pistachos) embutidos y encurtidos.

  4. Elaboración de las comidas

    Elaboración de las comidas

    La elaboración de las comidas de la dieta lipofídica también tiene sus secretos. Te damos algunos consejos generales cuando decidas hacer alguna de las recetas:

    • La idea es evitar las grasas y por eso se recomienda cocinar las carnes de forma tal que no absorban las grasas.
    • No hay que cocinar con azúcar pero puedes utilizar la stevia para reemplazarla.
    • Las ensaladas se deben aliñar con limón, no con vinagre o aceite de oliva.
    • Para dar sabor a las cocciones aprovecha las bondades de las especias.
    • Retira siempre la piel y la grasa de las carnes, y evita siempre las frituras.
  5. Bebidas

    Bebidas

    Para la dieta lipofídica, se recomienda la ingesta de dos litros de agua al día y no más de 2 tazas de té. El consumo de café debería estar limitado a dos tazas diarias, pero si puedes evitarlo será mucho mejor. También puedes optar por zumos naturales y sin azúcar, de las frutas permitidas. Lo mismo con las sopas y caldos: todo lo que sea de consistencia líquida y sin grasas ni azúcar será perfecto para beber en la dieta lipofídica.

  6. Ejercicio

    Ejercicio

    El complemento ideal y necesario de cualquier dieta, siempre ha sido el ejercicio. Y esta no es la excepción: para completar la dieta lipofídica y tener mejores resultados, acompáñala con algún tipo de ejercicio físico. Busca que tenga un gran trabajo aeróbico y si lo deseas, un poco de musculación también. Los más recomendables son el running y la bicicleta, pero también puedes optar por otras actividades físicas saludables como yoga, natación, o algún tipo de baile.

Para hacer la dieta lipofídica hay que tomarse algo de tiempo, pues al sistema digestivo le lleva cerca de dos meses recuperarse de los malos hábitos de una dieta ordinaria. El proceso es lento pero efectivo. Una vez limpio notarás una gran mejora física y verás que el cuerpo se volverá intolerante con estos productos industriales.

¿sabías qué...?

La dieta lipofídica fue inventada en el año 1960 por Armando Varas Espejo, un médico endocrinólogo chileno.