Gonorrea - Causas y factores de riesgo

Aprende de qué modo puede producirse un contagio por gonorrea

La gonorrea está clasificada en el grupo de enfermedades de transmisión sexual, cuyo origen se encuentra en una ifección provovcada por la bacteria Neisseria gonorrhoeae y puede contagiarse de una persona infectada a una persona sana con cualquier actividad sexual que implique el intercambio de fluidos, ya sea boca, pene, vagina o ano.

Existen varias causas y factores de riesgo que pueden propiciar el contagio por gonorrea. A continuación vamos a analizar cada una de estas probabilidades con el fin de prevenirlas.

    Índice

  1. Múltiples parejas sexuales

    Las personas que tienen múltiples parejas sexuales son más propensas a sufrir un contagio por gonorrea. En muchas ocasiones las personas deciden satisfacer sus deseos sexuales disfrutan únicamente de encuentros casuales con diferentes personas, sin embargo esta práctica puede conllevar numerosos riesgos para la salud.

    En el caso de mantener relaciones sexuales con diferentes parejas en cada momento, es fundamental utilizar un método de barrera, en este caso el preservativo, con el fin de evitar este tipo de contagios indeseables tanto de gonorrea como de cualquier otro tipo de enfermedad.

  2. Edad joven

    Curiosamente cuanto más joven es una persona, más fácil es contraer gonorrea. Generalmente es una enfermedad que se diagnostica en pacientes cuyas edades oscilan entre los 15 años y los 30 años de edad. Esto se debe a que las personas que se encuentran en este intervalo de edad son más propensas a mantener relaciones sexuales de forma más continuada y con parejas diferentes.

    En cualquier caso, cualquier persona activa sexualmente de cualquier edad es susceptible de padecer esta enfermedad, a pesar de que estadísticamente las personas más jóvenes sean las más afectadas.

  3. Pareja con antecedentes en enfermedad de transmisión sexual

    La probabilidad de sufrir un contagio por gonorrea se multiplica cuando la persona cuenta con una pareja que anteriormente ha sufrido algún tipo de enfermedad sexual, en este caso la gonorrea.

    Hay que tener en cuenta que ciertas enfermedades de transmisión sexual pueden ser contagiadas tanto por medio del embarazo pasando de madre a hijo, como por el uso compartido de ciertos objetos como por ejemplo jeringuillas. Lo más recomendable es someterse a análisis para descartar cualquier infección.

  4. No utilizar preservativo

    Claramente, evitar el uso del preservativo hace que estemos exponiendo al organismo a un contagio directo de la gonorrea y de cualquier otro tipo de enfermedad de transmisión sexual. Los preservativos están realizados de forma que impiden el contacto con secreciones de todo tipo, por lo que las probabilidades de contagio son prácticamente inexistentes siempre y cuando se utilice de forma adecuada.

    En el caso de no tener una pareja estable, es el método más seguro, que también debe de utilizarse para realizar sexo oral o cualquier contacto que pueda suponer el intercambio de fluidos.

  5. Consumo de drogas y alcohol

    El consumo de drogas así como de alcohol es un factor que aumenta las probabilidades de sufrir gonorrea. La razón se encuentra en el efecto que estas sustancias producen cuando se combinan con el tratamiento que la persona afectada por gonorrea debe de tomar.

    El consumo de drogas y de alcohol debilita el sistema inmunológico, lo cual lo hace más propenso a padecer todo tipo de infecciones, sin embargo cuando se combinan con medicamentos puede afectar a la efectividad de la medicación e incluso al control a la hora de tomar precauciones al mantener relaciones sexuales.

La gonorrea debe de tratarse en cuanto se detecten los primeros síntomas, pues a largo plazo y si la enfermedad no se trata de forma adecuada, puede producir desde infertilidad, a otro tipo de consecuencias más graves e irreversibles. 

Las mujeres embarazadas infectadas por gonorrea, pueden además pasarle la infección al bebé, aumentando las probabilidades de que nazca con ceguera e incluso de que muera. Ponerse en manos de un profesional médico es indispensable para tratar la enfermedad, evitar contagios y curarla.

¿sabías qué...?

Según los datos ofrecidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada año se infectan por gonorrea alrededor de 106 millones de personas en todo el mundo.

comenta y pregunta