Glándulas paratiroides: qué hormonas produce

Glándulas paratiroideas, ¿y esas qué son y para qué sirven?

Como lo hemos señalado anteriormente, las glándulas paratiroideas generalmente son 4, pudiendo presentarse más o menos, las cuales se encuentran localizadas por detrás de la glándula tiroides. Tienen una forma de elipsoide plana y son de color marrón, aumentando su color amarillento dependiendo del contenido de grasa, siendo este mayor conforme pasan los años, siendo del 50% de su peso en adultos y de hasta el 70% en ancianos. Estas glándulas contienen principalmente las células principales las cuales secretan en su mayoría la hormona paratiroidea. Existen otro tipo de células dentro de ellas, las células oxifílicas cuya función todavía no logra identificarse al 100% por ciento, pero se cree que son células principales modificadas que ya no secretan hormona.

Ahora que ya sabemos que la hormona que es secretada por estas glándulas es la hormona paratiroidea, vamos a explicar un poco sobre su funcionamiento.

Hormona paratiroidea

La hormona paratiroidea representa un potente mecanismo para el control de las concentraciones extracelulares de calcio y fósforo, ay que regula su reabsorción intestinal, su excreción renal y su intercambio entre líquido extracelular y hueso.




La hipersecreción de de hormona paratiroidea o PTH causa una reabsorción rápida de sales de calcio en los huesos, produciendo hipercalcemia (aumento de concentraciones de calcio en sangre), por el contrario, la hipofunción de estas glándulas da lugar a hipocalcemia.

¿Cómo se forma esta hormona?

Esta hormona es sintetizada en las células de la paratiroides en forma de precursor, esto quiere decir, que la hormona no es activa, hasta que interactúa en una parte de la célula llamada retículo endoplásmico rugoso en donde es "empaquetada" en vesículas y gránulos para su depósito y posterior liberación. Una vez liberada, tiene una semivida de entre 2-4 minutos.

¿Cómo es regulada?

Su principal regulador es la concentración sérica de calcio, teniendo que las elevaciones séricas de calcio suprimen la secreción de la hormona, mientras que las concentraciones bajas inducen su liberación máxima.

Es importante mencionar que la función de este sistema regulador es más efectivo cuando los niveles de calcio están disminuidos, mayormente cuando el descenso de Calcio es de forma brusca, en cambio, cuando las concentraciones de calcio en sangre son elevadas, la secreción de PTH disminuye aunque no se suprime por completo.

Esta regulación es dada por la interacción de esta información con la información que emiten los receptores de calcio que se encuentran en las células, los cuales son sensibles al calcio. Estos se encuentran en células de túbulos renales, células C tiroideas, osteoclastos y placenta.

Los niveles de magnesio en sangre también influyen en la su regulación, teniendo que, la hipermagnesemia (aumento de niveles de magnesio en sangre por arriba de lo normal) inhiben la secreción de PTH al igual que la hipomagnesemia crónica (niveles por debajo de lo normal); no así la disminución de los niveles de magnesio de forma aguda, situación que estimula la secreción de dicha hormona.
 

Pero, ¿y para qué me sirve?

Hemos hablado de la función de la hormona paratiroidea, pero realmente para qué nos sirve que el calcio se encuentre en equilibrio en nuestro cuerpo, ya que pareciera que se toma muchas molestias nuestro organismo solo para regular uno o algunos iones en nuestro organismo.

El calcio tiene la función de formar la estructura de huesos y dientes, interviene en el proceso de coagulación de la sangre, está implicado en el funcionamiento de nuestras células, en la transmisión del impulso nervioso y en la contracción muscular (recordando que nuestro corazón también es un músculo).

La función correcta de esta hormona además de tener en equilibrio los niveles de calcio, también participará en el equilibrio de los niveles de fósforo, un elemento que también interviene en numerosas funciones celulares.

 

Como vemos, la importancia de esta hormona es incuestionable, y es necesario que mantengamos nuestras glándulas trabajando sin problemas. En otro artículo te presentaremos que signos y síntomas puedes sufrir si tu glándula paratiroidea no funciona adecuadamente, para que lo revises y puedas identificar si tu o alguna persona cercana tiene algún trastorno relacionado.

¿sabías qué...?

Aún cuando la descripción anatómica de las glándulas paratiroideas fue hecha por el estudiante Ivan Sandström, no fue sino el patólogo Virchow quien las encontrará en los seres humanos.

comenta y pregunta