Gastroenteritis: qué es, síntomas y tratamiento

Gripe estomacal: descubre toda la información acerca de esta afección del estómago

La gastroenteritis es una de las afecciones más frecuentes del estómago tanto en bebés, niños pequeños como en adultos. Suele estar motivada en la mayoría de los casos por virus, aunque en menor medida las bacterias pueden ser otra de las causas que la provocan. 

A continuación vamos a comprobar en qué consiste realmente el proceso de infección para que se produzca una gastroenteritis, cuáles son los síntomas que nos ayudarán a identificarla y los tratamientos más efectivos para curarla y mitigar las molestias.

 

¿Qué es la gastroenteritis?




La gastroenteritis (también conocida con el nombre de gripe estomacal) consiste en la inflamación de dos partes del tracto divestivo:

  • Por un lado la mucosa que recubre las paredes del estómago (gastritis)
  • Por otro lado el intestino (enteritis)

Puede afectar a una sola persona, pero al ser extremadamente contagiosa puede hacer que personas que comparten un mismo espacios, o que comparten objetos utilizados por afectados por gastroenteritis se vean contagiadas. Los alimentos o el agua en mal estado son también focos importantes que pueden derivar en un contagio de gastroenteritis.

¿Qué virus propician el contagio de la gastroenteritis?

Existen diversos virus que pueden causar la infección por gastroenteritis. Los más habituales son los siguientes:

  • Adenovirus entérico: es una de las causas de diarrea aguda en niños menores de dos años
  • Rotavirus: es uno de los virus que afecta a niños menores de cinco años con frecuencia, causando diarrea y vómitos agudos 
  • Norovirus: es un tipo de virus especialmente presente en los centros médicos
  • Astrovirus: suele contagiarse con mayor frecuencia de forma indrecta, a través de comida o agua en mal estado

Síntomas de la gastroenteritis

Los síntomas de la gastroenteritis son similares independientemente del tipo de virus que haya causado la infección. Veámos cuáles son:

  • Pérdida de apetito
  • Náuseas
  • Vómitos
  • Ruidos intestinales
  • Retortijones
  • Diarrea con presencia de mucosidad o sangre
  • Fiebre acompañada de cansancio y dolor muscular
  • Sensación de no haber evacuado completamente como consecuencia de la irritación de la mucosa gástrica
  • Deshidratación causada por los vómitos y diarrea
  • Calambres musculares

Tratamientos para la gastroenteritis

A la hora de establecer el tratamiento para curar la gastroenteritis, es importante atender a los diferentes focos que forman parte de la sintomatología para evitar complicaciones. De este modo, la mejor forma de tratar la gastroenteritis es la siguiente:

Reposición de líquidos

Uno de los síntomas más importantes que debemos de controlar durante el proceso de una gastroenteritis, es la reposición de líquidos, pues una pérdida importante puede dar lugar a un cuadro agudo de deshidratación que complicaría la infección. Es importante tomar pequeños sobos de líquidos de forma continuada evitando zumos y bebidas azucaradas. Es mejor optar por agua o un suero especial para recuperar electrolitos que podemos adquirir en la farmacia.

Dieta blanda

La dieta que consumimos normalmente deberá de variar durante los días que dure la infección por gastroenteritis, ya que debemos de volver a restaurar la flora intestinal y aportar alimentos suaves que no irriten aún más la mucosa gástrica. 

Los alimentos más adecuados deben de ser especialmente astringentes, libres de fibra, para ir estabilizando la función digestiva. Podemos destacar los siguientes:

  • Manzana
  • Arroz cocido
  • Plátano
  • Pan tostado
  • Yogur líquido
  • Patata y zanahoria cocida
  • Pechuga de pollo hervida
  • Pescado blanco al vapor
  • Jamón cocido

Control de vómitos

Para combatir los vómitos y controlar la náuseas propias de la gastroenteritis, es conveniente tomar medicamentos antieméticos como por ejemplo la metoclopramida. Resulta muy importante intentar controlar los vómitos ya que de este modo es posible ingerir los líquidos suficientes para evitar la deshidratación.

Control de diarrea

Del mismo modo es importante controlar la diarrea. En estos casos las medicinas recomendadas son difenoxilatoatropina y loperamida. La ingesta de yogur resulta muy eficaz para restablecer la microflora intestinal gracias a la presencia de bacterias lácticas.

Una de las formas de comprobar el origen de la gastroenteritis, es a través del análisis de las heces. Cuando la gastroenteritis se agudiza o presenta síntomas más graves o una duración por encima de lo normal, es común realizar un análisis de sangre que determine la presencia de un incremento de glóbulos blancos, deshidratación o algún fallo en órganos. 

¿sabías qué...?

El virus del rotavirus es una de las causas frecuentes de gastroenteritis en niños. Curiosamente al observarlo bajo un microscopio tiene forma de rueda, de ahí que recibe el nombre de la palabra del latín rota que significa "rueda".

comenta y pregunta