Gastroenteritis en adultos: formas de contagio

Descubre cómo se transmite la gripe estomacal

La gastroenteritis (también conocida con el nombre de gripe estomacal) es una afección común que sucede cuando se produce una inflamación del tracto intestinal provocada generalmente por una infección por contacto con objetos, personas, o alimentos contaminados.

La gastroenteritis, en la gran mayoría de los casos, está causada por unos virus específicos:

  • Norovirus
  • Rotavirus
  • Astrovirus
  • Adenovirus entérico

Podemos afirmar que la gastroenteritis vírica es altamente contagiosa, por lo que conviene conocer cuáles son los principales focos de infección con el fin de tomar las medidas necesarias para evitarlos. Veámos cuáles son.

    Índice

  1. Alimentos en mal estado

    Los alimentos en mal estado son uno de los focos directos de contagio de la gastroenteritis. A veces ocurre que estos han estado en contacto con productos o aguas contaminadas, lo cual provoca que al ingerirlos nos contagiemos. 

    En otras ocasiones, sin embargo, ocurre que los alimentos se contaminan cuando son manipulados por una persona que está atravesando un cuadro de gastroenteritis, por lo que si otra persona ingiere estos alimentos tiene altas probabilidades de padecerla.

    Cuando existen ciertos indicios de que una comida puede estar en mal estado, o su procedencia es muy dudosa, lo mejor es evitar su consumo. Del mismo modo, las personas con gastroenteritis deben de evitar manipular alimentos pues con altas probabilidades pueden causar un contagio.

  2. Agua contaminada

    El agua contaminada o en malas condiciones es otra de las causas que provocan la aparición de gastroenteritis. Esta causa es más frecuente en aquellos países en los que existen problemas de salubridad o no cuentan con recursos para ofrecer agua potable.

    Si viajas a algún país en el que las condiciones de salubridad no sean las más adecuadas, es importante tomar una serie de medidas como por ejemplo no beber agua de los grifos o de fuentes, y optar siempre por agua embotellada.

  3. Saliva

    Dado que la gastroenteritis es una afección estomacal extremadamente contagiosa, hay que tener en cuenta que cualquier mínimo contacto con una persona afectada pueda provocar un contagio. En este sentido incluímos las pequeñas gotas de saliva que una persona puede expulsar simplemente al hablar, estornudar o toser

    El contacto con estas gotas de saliva infectadas es suficiente para provocar un contagio por gastroenteritis, por lo que si eres una persona infectada deberás cuidar de poner tu mano delante de la boca a la hora de hablar, y en el caso de que sea otra la persona afectada, cuídate de no exponerte a poca distancia.

  4. Suciedad en las manos

    Una de las claves para evitar un contagio por gastroenteritis es extremar las medidas de higiene. Es muy importante lavarse las manos cuidadosamente tras manipular determinados alimentos como por ejemplo la carne cruda. Del mismo modo debemos de mostrar especial cuidado con el consumo de verduras y frutas que previamente deberán de estar cuidadosamente lavadas y desinfectadas.

    En el caso de que hayamos acabado de cambiar pañales también es muy importante lavarse las manos, al igual que si hemos tenido contacto con una persona infectada. En estos casos, además de lavar con agua y jabón, conviene utilizar un producto específico para eliminar bacterias como por ejemplo un antiséptico con alcohol.

  5. Objetos contaminados

    Finalmente debemos de extremar las precauciones a la hora de manipular o utilizar determinados objetos que hayan podido ser contaminados por una persona con gastroenteritis. Desde un vaso, los cubiertos, hasta tocar superficies que previamente hayan podido ser contaminadas por gotas de saliva o vómitos.

    Este tipo de contagio se puede prevenir siempre y cuando la persona afectada mantenga sus objetos de uso personal apartados de los del resto de integrantes de la casa, incluyendo desde los utilizados para comer como aquellos para uso de higiene.

La prevención es una de las mejores armas para poder evitar eficazmente el contagio de uan gastroenteritis. Aún así no es algo que se pueda evitar al 100%, por lo que en el caso de padecerla deberás de cuidar tu alimentación, evitar la deshidratación y preservar todo aquello que pueda ser susceptible de causar un contagio en aquellas personas que te rodeen. Afortunadamente las molestias deberían de comenzar a remitir en poco tiempo y todo volverá a la normalidad.

¿sabías qué...?

Curiosamente, síntomas muy similares a los que se identifican con una gastroenteritis pueden aparecer en los días previos a la llegada del periodo en la mujer. Generalmente los síntomas desaparecen una vez que el período menstrual ha finalizado.

comenta y pregunta