Gastritis: qué es y cuáles son sus causas

Identifica los síntomas de este trastorno gástrico y mira cómo puedes evitarlo

La enfermedad úlcero-péptica, mejor conocida como gastritis, es un trastorno inflamatorio crónico de la mucosa gástrica y duodenal. Esto puede desarrollar desde una erosión que no afecta la capa muscularis mucosae, hasta una úlcera péptica que sí llega a afectarla.

Esta inflamación de la mucosa gástrica y duodenal es el resultado del desequilibrio entre factores agresivos y defensivos de la mucosa gástrica. Dependiendo del grado de desequilibrio se desarrollará una gastritis de intesidad variable y, en casos más graves, una ulceración franca de la mucosa, pudiendo coesxistir o no en ambas lesiones. 

Factores agresivos

Dentro de los factores agresivos o citotóxicos están el ácido clorhídrico, la pepsina, medicamentos como el ácido acetilsalisílico, y los antiinflamatorios no esteroideos, los ácidos biliares y la infección por Helicobacter Pylori. 




Factores protectores

Los mecanismos protectores de la mucosa gástrica reflejan la capacidad del huésped para protegerse de los efectos nocivos de los factores agresivos. Entre estos mecanismos citoprotectores encontramos la capa de moco, que protege a las células epiteliales del ácido clorhídrico y de la pepsina, y la secreción de bicarbonato que da lugar a una disminución de la acidez bajo la capa de moco, proporcionando una protección adicional a las células epiteliales. Existen unas moléculas llamadas prostaglandinas, que defienden a la mucosa gastrointestinal, inhibiendo directamente la secreción ácida a nivel de las células que lo producen, aumentando la producción de bicarbonato y moco y mejorando el flujo sanguíneo de la mucosa.

Aparte de estos factores, la gastritis puede ser causada por irritación de la mucosa a consecuencia de: exceso de alcohol, vómitos crónicos, estrés, el uso de sustancias corrosivas o cáusticas, entre otros.

Se puede llamar a la gastritis como una enfermedad multifactorial, esto quiere decir que es producida por más de un factor, de los que el más común ha sido la infección por H. Pilori.

El daño de la mucosa gástrica depende del tiempo de permanencia del factor o factores injuriantes, jugando un rol importante la capacidad que tiene la mucosa gástrica a través de la denominada barrera gástrica para resistir a estos factores.

La gastritis puede presentarse en forma rápida (gastritis aguda), o mantenerse en el tiempo (gastritis crónica).

¿Cómo saber si tenemos gastritis?

Los síntomas varían de una persona a otra, y en mucha gente no se presentan síntomas. Algunos de los más comúnes son:

  • Ardor de estómago
  • Náuseas
  • Indigestión abdominal
  • Hipo
  • Pérdida del apetito
  • Sensación de distención del abdomen
  • Vómitos con sangre
  • Deposiciones color negro

Estos últimos síntomas, pueden indicar que existe una úlcera y que está sangrando, pudiendo haber pérdida sanguínea excesiva, o en algunos casos hay aumento del riesgo de desarrollo de cáncer gástrico.

La gastritis es una de las enfermedades que estamos más acostumbrados a escuchar, creemos que es algo pasajero y que va acorde a nuestro estilo de vida, sin embargo, si no es tratada a tiempo, puede tener complicaciones tan severas como el cáncer gástrico, el cual tiene una esperanza de vida demasiado baja, gracias a la tardanza en que se acude al médico para su diagnóstico, habiendo presentado síntomas desde muchos años atrás.

Por ello, si tu presentas alguno de los síntomas que aquí mencionamos, acude a tu médico de confianza y puedan ser tratados a tiempo y sin tener el riesgo de presentar alguna complicación.

¿sabías qué...?

El H. Pilori, es una bacteria que desde su descubrimiento y hasta la fecha, se ha encontrado en un gran porcentaje de pacientes con gastritis. Esta bacteria fue descubierta por accidente en un cultivo prolongado que se realizó de una biopsia de la mucosa gástrica de un paciente, en 1982, encontrando que, sistemáticamente, los pacientes con gastritis y úlcera tenían a H. pylorien sus estómagos.

comenta y pregunta