Fumar en el embarazo: una mala opción para ti y para el bebé

Conoce los factores de riesgo de fumar durante el embarazo, tanto para ti como para tu bebé

En España, según datos de la Encuesta Nacional de Salud publicada en la web del Ministerio de Sanidad, el 23,8% de las mujeres adultas mayores de 16 años tiene hábitos de fumar. En muchos países, las mujeres se incorporan a fumar incluso antes que los hombres y el consumo de tabaco en ellas es prácticamente similar al de los hombres (e incluso superior en mujeres adolescentes).

En Estados Unidos, la tasa de mujeres que fuman durante el embarazo ha bajado de un 20% en 1989 a un 9% en 2014. Sin embargo, más de dos tercios de las mujeres que dejan de fumar durante el embarazo comienzan a fumar de nuevo cuando nace su bebé. Fumar durante el embarazo es nefasto para la salud del bebé, incapaz de afrontar tal agresión de sustancias químicas en su sangre y en su organismo. Si vas a amamantar a tu bebé, alarga tu abstinencia temporal de fumar o, mejor aún, deja el hábito para siempre. La web especializada Mejorsincancer.org nos da estos 5 trucos para evitar las recaídas en el tabaco que pueden serte de gran ayuda.

Factores de riesgo por fumar durante el embarazo

Fumar durante el embarazo es un factor de riesgo comprobado para el feto. Algunas de las complicaciones que pueden presentarse son:




  • Un significativo retraso de crecimiento intrauterino.
  • Un aumento de las chances de un aborto espontáneo.
  • Un aumento en las probabilidades de que el bebé nazca con defectos.
  • Un aumento en el pulso cardíaco del bebé.
  • Prematuridad (RCIU).
  • Hematoma retro-placentario (HRP).
  • Ruptura prematura de membranas (RPM).
  • Muerte fetal en el útero.

La exposición al humo en segunda persona durante el embarazo, debe evitarse sistemáticamente, tanto en el hogar como fuera de el. 

La ayuda psicológica, un paso por delante

De cada 100 mujeres embarazadas que fuman en periodo prenatal, 10 piden asesoramiento médico. Gracias al hecho de ser controladas periódicamente por un especialista, 7 de estas mujeres dejan de fumar durante el embarazo. 

Sustitutos de la nicotina para dejar de fumar: conveniente para el embarazo y la lactancia.

Si la nicotina es una necesidad para tu cuerpo muy difícil de abandonar de una noche a la mañana, existe un método para sustituirla, llamado terapia sustitutiva con nicotina (T.S.N.). Esta terapia permitiá que bajes las dosis ingeridas de nicotina de forma de evitar la dependencia, pero a la vez también evitará que sufras los síntomas de la abstinencia que se presentan al dejar bruscamente el cigarrillo. Existen 4 tipos de sustitutos: 

  • Parches
  • Spray nasal
  • Chicles
  • Inhalador bucal de nicotina
  • Pastillas para chupar

 Los fumadores absorben alrededor de 4000 sustancias nocivas, de las cuales 100 son altamente tóxicas para el feto, tales como:

  • Monóxido de carbono (CO)
  • Polonio 210 (radiactivo)
  • Cadmio
  • Metales pesados en el tabaco

El reemplazo de un solo cigarrillo por sustitutivos de la nicotina, la cual es una sustancia no agresiva, ¡evita el consumo de las 4000 sustancias nocivas ingeridas por fumar!

Y después...

Cuando la madre deja de fumar en el embarazo, las sustancias del tabaco perduran por alrededor de 6 meses en la sangre, lo cual puede pasarse al feto via la lactancia. Por lo tanto, si estás buscando tener un bebé, es recomendable que desde ya dejes de fumar para evitar transmitirle dichas sustancias en el corto y mediano plazo.

Dos años después del nacimiento del niño, la tasa de tabaquismo materno se remonta a alrededor de un 20%. Sin embargo, incluso después de su nacimiento, el bebé no está seguro de los peligros del humo, al poder convertirse en un "fumador pasivo".

El tabaco es un factor de riesgo de muerte súbita del lactante. ¡No lo debemos olvidar!

Esperamos te haya quedado más claro el tema de fumar durante el embarazo, y que esta información, junto a lo que te pueda comunicar tu médico, pueda ayudarte a concientizar sobre la importancia de dejar este mal hábito por tu salud y la de tu bebé.

¿sabías qué...?

La esperanza de vida de un fumador aumenta 9 años si se deja de fumar antes de los 40 años, mientras que sólo aumenta 3 años si se deja de fumar antes de los 60 años.

comenta y pregunta